El cha­vis­mo lle­va a 22 dipu­tados al exi­lio o la cár­cel en el úl­ti­mo mes

Ma­du­ro au­men­ta la pre­sión tras el fa­lli­do plan de sus­ti­tuir­le

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - ALON­SO MOLEIRO,

Mien­tras el Gobierno de Ni­co­lás Ma­du­ro bus­ca nue­vos es­ce­na­rios pa­ra el diá­lo­go en Eu­ro­pa y se apres­ta a aten­der la vi­si­ta de la al­ta co­mi­sio­na­da de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra los de­re­chos hu­ma­nos, Mi­che­lle Ba­che­let, el Ejecutivo mue­ve sus fi­chas pa­ra in­ten­tar de­jar sin oxí­geno a la opo­si­ción en el fren­te in­terno. Un to­tal de 22 dipu­tados de la Asam­blea Nacional —con­tro­la­da por la opo­si­ción, pe­ro de­cla­ra­da en desaca­to por el cha­vis­mo ha­ce dos años—, incluyendo al­gu­nos su­plen­tes, han pe­di­do asi­lo po­lí­ti­co en em­ba­ja­das, han sido en­car­ce­la­dos o se han exi­lia­do del país durante el úl­ti­mo mes. Al mis­mo tiem­po, el lu­nes el ré­gi­men li­be­ró al par­la­men­ta­rio Gil­ber Ca­ro, que ha­bía sido de­te­ni­do el 26 de abril.

Es­ta ofen­si­va se ha producido des­pués del in­ten­to de la opo­si­ción el pa­sa­do 30 de abril de for­zar la re­nun­cia de Ma­du­ro y dar pa­so a Juan Guai­dó, re­co­no­ci­do por más de 50 Go­bier­nos co­mo pre­si­den­te in­te­ri­no. Ri­chard Blan­co es uno de los 14 dipu­tados vin­cu­la­dos por la jus­ti­cia con es­te plan fa­lli­do, y el lu­nes de­ci­dió huir a Co­lom­bia tras pa­sar más de un mes re­fu­gia­do en la Em­ba­ja­da de Argentina en Ca­ra­cas. “Na­die me si­len­cia­rá. Por eso de­ci­dí cru­zar la fron­te­ra”, pu­bli­có en Twit­ter.

Los par­la­men­ta­rios Tomás Gua­ni­pa y Jo­sé Gue­rra, de Pri­me­ro Jus­ti­cia, y Li­lia­na Her­nán­dez, de Un Nue­vo Tiem­po, tam­bién han aban­do­na­do Venezuela des­pués de que la po­li­cía po­lí­ti­ca to­ma­ra sus re­si­den­cias. So­bre ellos pen­de un pro­ce­di­mien­to

por el que se les re­ti­ra­ría la in­mu­ni­dad par­la­men­ta­ria. El Su­pre­mo ve­ne­zo­lano aún no ha emi­ti­do nin­gún co­mu­ni­ca­do ofi­cial al res­pec­to.

Gua­ni­pa es se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Pri­me­ro Jus­ti­cia y se­gun­do di­ri­gen­te de es­te par­ti­do des­pués de Julio Bor­ges, su coor­di­na­dor ge­ne­ral, en el exi­lio en Bo­go­tá y que es aho­ra el re­pre­sen­tan­te de Juan Guai­dó an­te el Gru­po de Li­ma. Gue­rra es un eco­no­mis­ta de ac­ti­va presencia en el Par­la­men­to y la ac­ti­vis­ta Li­lia­na Her­nán­dez man­tie­ne re­la­cio­nes flui­das con dis­tin­tos sec­to­res de la opo­si­ción y se ocu­pa del área lo­gís­ti­ca.

Po­co an­tes, el sis­te­ma ju­di­cial del cha­vis­mo ya ha­bía emi­ti­do re­so­lu­cio­nes en con­tra de otros par­la­men­ta­rios, co­mo Ma­ría Ma­ga­lla­nes y Ed­gar Zam­brano, acu­sa­dos de es­tar pre­sen­tes el 30 de abril en la ofen­si­va de Guai­dó y

la li­be­ra­ción del arres­to do­mi­ci­lia­rio del opo­si­tor Leo­pol­do Ló­pez. Tam­bién ha sido se­ña­la­do y es­tá sien­do bus­ca­do Mi­guel Pi­za­rro, jo­ven y ca­ris­má­ti­co dipu­tado de Pri­me­ro Jus­ti­cia, cu­yo pa­ra­de­ro se des­co­no­ce.

Clan­des­ti­ni­dad

Amé­ri­co de Gra­zia y Ma­ría Ma­ga­lla­nes, de Cau­sa Ra­di­cal, pi­die­ron asi­lo en la Em­ba­ja­da de Italia en Ca­ra­cas, mien­tras que Juan An­drés Mejía, se­cre­ta­rio po­lí­ti­co de Vo­lun­tad Po­pu­lar, se en­cuen­tra en la clan­des­ti­ni­dad. El so­cial­de­mó­cra­ta mo­de­ra­do Zam­brano —de los po­cos que man­te­nía al­gu­nas re­la­cio­nes per­so­na­les con di­ri­gen­tes cha­vis­tas—, pri­mer vi­ce­pre­si­den­te de la Asam­blea Nacional y mi­li­tan­te de Ac­ción De­mo­crá­ti­ca, ha sido lle­va­do a pri­sión.

Des­de 2016, des­pués de que la opo­si­ción ga­na­ra las elecciones

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.