Trump elo­gia la mano dura de México y ame­na­za con de­por­ta­cio­nes ma­si­vas

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - J. LA­FUEN­TE / Y. MONGE,

Si hay una mues­tra feha­cien­te, y vo­lu­ble, de la su­mi­sión de México a las exi­gen­cias de Do­nald Trump es la cuen­ta de Twit­ter del pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos. El in­qui­lino de la Ca­sa Blan­ca ha dejado de ame­na­zar com­pul­si­va­men­te a su ve­cino del sur, de cri­ti­car sus le­yes y de exi­gir que

Ha­ce dos se­ma­nas que en México se re­pi­te un man­tra, entre crí­ti­cos y no tan­to de Ló­pez Obra­dor, a raíz del acuer­do con Es­ta­dos Uni­dos: México se ha con­ver­ti­do en el mu­ro desea­do por Trump. No es de ex­tra­ñar que el man­da­ta­rio es­ta­dou­ni­den­se le de­vuel­va el agra­de­ci­mien­to des­de su red fa­vo­ri­ta: “México, apli­can­do sus du­ras le­yes mi­gra­to­rias, es­tá ha­cien­do un gran tra­ba­jo fre­nan­do gen­te”, tui­teó Trump. La po­lí­ti­ca de puer­tas abier­tas a los mi­gran­tes cen­troa­me­ri­ca­nos ha dejado pa­so a un en­du­re­ci­mien­to de los con­tro­les y el re­fuer­zo del te­rri­to­rio, con el des­plie­gue de 6.000 mi­li­ta­res, es­pe­cial­men­te en la zona sur. To­do ello am­pli­fi­ca­do por el Gobierno de An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, que anun­cia ca­da de­ci­sión que adop­ta pa­ra darle el ma­yor eco po­si­ble y que re­sue­ne, so­bre to­do, en la Ca­sa Blan­ca.

La úl­ti­ma de­ci­sión de México, se­gún des­li­zó el pre­si­den­te en su rue­da de pren­sa ma­tu­ti­na, a la que des­de ha­ce dos se­ma­nas sue­le acu­dir jun­to al can­ci­ller, Mar­ce­lo Ebrard, pa­ra de­ta­llar los avan­ces, es que exi­gi­rá un re­gis­tro a las com­pa­ñías de au­to­bu­ses pa­ra que iden­ti­fi­quen a to­dos sus pa­sa­je­ros, con el fin de evi­tar que cru­cen el país de for­ma ile­gal. “En el trans­por­te pú­bli­co, en los via­jes de tra­yec­tos lar­gos, es­tá de­mos­tra­do, se tie­nen prue­bas de que un por­cen­ta­je con­si­de­ra­ble pon­gan fin a la mi­gra­ción ha­cia el nor­te pa­ra ce­le­brar la efi­ca­cia del Gobierno de Ló­pez Obra­dor, que tras fir­mar un pac­to par evi­tar la im­po­si­ción de aran­ce­les ex­hi­be la mano dura que re­cla­ma Trump, eri­gién­do­se, en cier­ta ma­ne­ra, en su po­li­cía mi­gra­to­ria. En pa­ra­le­lo, el man­da­ta­rio de EE UU ame­na­zó con de­por­ta­cio­nes ma­si­vas.

del pa­sa­je via­ja sin ser del país y sin nin­gún re­gis­tro”, afir­mó Ló­pez Obra­dor, sin con­cre­tar ci­fras ni ejem­plos. “Va­mos a po­ner or­den en eso, que nos ayu­de la gen­te mos­tran­do su cre­den­cial pa­ra que ha­ya más con­trol”.

El nue­vo anun­cio lle­ga un día des­pués de que el Gobierno me­xi­cano ex­hi­bie­se de nue­vo mano dura con la de­ten­ción de ca­si 800 mi­gran­tes que via­ja­ban en la zona de car­ga de cua­tro ca­mio­nes. El arres­to, que la Can­ci­lle­ría se ha es­for­za­do en pu­bli­ci­tar co­mo nun­ca, ilus­tra las ma­fias de trá­fi­co de per­so­nas que, des­de ha­ce dé­ca­das, es­tán im­plan­ta­das en te­rri­to­rio me­xi­cano.

Reunión con Bu­ke­le

Pe­se a to­do, Ló­pez Obra­dor re­cha­za ha­blar de ce­sio­nes y mu­cho me­nos de cri­sis in­ter­na —in­clui­da la di­mi­sión del res­pon­sa­ble de Mi­gra­ción— y ce­le­bra cons­tan­te­men­te que con su cam­bio de po­lí­ti­ca ha evi­ta­do una gue­rra aran­ce­la­ria. Por su par­te, el can­ci­ller Ebrard in­ci­de en que México ha con­se­gui­do el apo­yo de Es­ta­dos Uni­dos pa­ra un plan de desa­rro­llo en Cen­troa­mé­ri­ca, ex­tre­mo que to­da­vía no es­tá del to­do de­ta­lla­do. Es­te jue­ves, no obs­tan­te, Ló­pez Obra­dor se re­uni­rá con el pre­si­den­te de El Salvador, Na­yib Bu­ke­le, en el sur de México pa­ra abor­dar la cri­sis.

Lo que en nin­gún ca­so se ha lo­gra­do fre­nar son las ame­na­zas de Do­nald Trump. Los res­pon­sa­bles del Ser­vi­cio de In­mi­gra­ción y Con­trol de Adua­nas (ICE, en sus si­glas en in­glés) no eran cons­cien­tes de que el pre­si­den­te de EE UU te­nía pre­vis­to re­ven­tar con un anun­cio sorpresa en las re­des so­cia­les un plan largo tiem­po pla­nea­do de de­por­ta­ción de per­so­nas que se en­cuen­tran de for­ma ile­gal en el país. Entre otras ra­zo­nes, por­que las au­to­ri­da­des al car­go de la fron­te­ra sue­len man­te­ner sus in­ten­cio­nes en se­cre­to has­ta el úl­ti­mo mo­men­to pa­ra evi­tar po­ner so­bre avi­so a los ob­je­ti­vos de las re­da­das.

Y sin em­bar­go, Do­nald Trump tui­teó el lu­nes por la no­che que “la pró­xi­ma se­ma­na, el ICE co­men­za­rá el pro­ce­so de de­por­tar a millones de ex­tran­je­ros ile­ga­les que en­con­tra­ron de ma­ne­ra ilí­ci­ta su ca­mino ha­cia Es­ta­dos Uni­dos”. “Se­rán de­por­ta­dos tan pron­to co­mo en­tren”, re­cal­ca­ba en Twit­ter, lo que pa­re­ce su­ge­rir un plan de de­vo­lu­cio­nes en ca­lien­te.

El pa­sa­do mes de abril, el di­rec­tor en fun­cio­nes del ICE, Ro­nald Vi­tie­llo, y la se­cre­ta­ria de Se­gu­ri­dad Nacional, Kirst­jen Niel­sen, fue­ron des­ti­tui­dos de sus car­gos tras te­ner du­das pa­ra po­ner en mar­cha el plan que ex­pul­sa­ría y de­ten­dría a mi­les de mi­gran­tes, lo que ade­más su­pon­dría la se­pa­ra­ción de fa­mi­lia­res y me­no­res. Am­bos miem­bros de la Ad­mi­nis­tra­ción ex­pre­sa­ron sus du­das so­bre la efec­ti­vi­dad del pro­gra­ma, la preparació­n de los agen­tes de fron­te­ras pa­ra lle­var­lo a ca­bo y el ries­go de crear in­dig­na­ción en la opi­nión pú­bli­ca al ofre­cer­se imá­ge­nes de ni­ños mi­gran­tes en cus­to­dia po­li­cial y sin sus pro­ge­ni­to­res.

En su re­tahí­la en Twit­ter so­bre la in­mi­gra­ción, Trump acu­só a los de­mó­cra­tas de ser los úni­cos que no ha­cen na­da en es­ta cri­sis. “¡De­ben votar ya pa­ra des­ha­cer el va­cío le­gal y arre­glar el asi­lo! Si es así, ¡la cri­sis fron­te­ri­za se ter­mi­na rá­pi­da­men­te!”, es­cri­bía con su ha­bi­tual es­ti­lo fan­fa­rrón. Los de­mó­cra­tas son “los úni­cos que no ha­rán na­da”, re­cal­ca­ba a con­ti­nua­ción el man­da­ta­rio re­pu­bli­cano.

/ JO­SÉ LUIS GON­ZÁ­LEZ (REUTERS)

Mi­gran­tes de­por­ta­dos de EE UU lle­gan el lu­nes a las ofi­ci­nas del Instituto Nacional de Mi­gra­ción en Ciudad Juárez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.