Las lle­ga­das en pa­te­ra caen ca­si un 20% res­pec­to a 2018

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - MA­RÍA MAR­TÍN,

Es­pa­ña man­tie­ne el pulso a la in­mi­gra­ción irre­gu­lar gra­cias a la ayu­da de Ma­rrue­cos y ve, por pri­me­ra vez es­te año, un des­cen­so re­le­van­te de las en­tra­das te­rres­tres y ma­rí­ti­mas (del 15%). Tras un in­vierno de al­ti­ba­jos, los úl­ti­mos datos ofi­cia­les mues­tran que,

Con 11.409 lle­ga­das, por tie­rra y por mar que re­gis­tró el Mi­nis­te­rio del In­te­rior en la pri­me­ra mi­tad del año (a fal­ta de los úl­ti­mos días de ju­nio), Es­pa­ña se si­túa aho­ra de­trás de Gre­cia, que su­pe­ra­ba las 15.000 en ese mis­mo pe­rio­do, se­gún datos de Ac­nur, la agen­cia de la ONU pa­ra los re­fu­gia­dos. El au­men­to de los trán­si­tos des­de Ma­rrue­cos con­vir­tie­ron a Es­pa­ña durante mu­chos me­ses en el prin­ci­pal ac­ce­so ma­rí­ti­mo a la UE.

La caí­da de las ci­fras no se­ría po­si­ble sin la co­la­bo­ra­ción con Ma­rrue­cos, de don­de par­te el 97% de los emi­gran­tes que al­can­zan Es­pa­ña. Así lo re­co­no­cen las au­to­ri­da­des es­pa­ño­las y sus so­cios eu­ro­peos en pú­bli­co y en pri­va­do. “Es­ta re­duc­ción re­fle­ja los re­sul­ta­dos de los es­fuer­zos rea­li­za­dos por Ma­rrue­cos, Es­pa­ña y la Co­mi­sión, y de­be pre­ser­var­se”, man­tie­ne un reciente informe mi­gra­to­rio de ca­rác­ter in­terno de la Co­mi­sión Eu­ro­pea.

Eu­ro­pa ya ha com­pro­me­ti­do 140 millones pa­ra fi­nan­ciar el des­plie­gue de Ma­rrue­cos, pe­ro el so­cio ma­gre­bí ya ha dejado cla­ro que no bas­ta. “Gas­ta­mos más que eso en un año”, ad­vir­tió a la agen­cia AP en ma­yo el di­rec­tor ma­rro­quí de In­mi­gra­ción y vi­gi­lan­cia de fron­te­ras, Kha­lid Ze­roua­li. Es­pa­ña, cons­cien­te de que el ta­ble­ro pue­de gi­rar­se en cual­quier mo­men­to, in­sis­te a sus so­cios que es pre­ci­sa más coope­ra­ción.

Los sie­te go­ber­nan­tes de los paí­ses me­di­te­rrá­neos de la UE —entre ellos el pre­si­den­te es­pa­ñol, Pe­dro Sán­chez— se reunie­ron el pa­sa­do vier­nes en Mal­ta y pac­ta­ron un co­mu­ni­ca­do que re­co­ge si se to­man so­lo las lle­ga­das en pa­te­ra, el des­cen­so del 1 de enero al 16 de ju­nio es del 17,8% res­pec­to al mis­mo pe­rio­do de 2018. Aun­que el ve­rano se­rá cla­ve pa­ra con­so­li­dar la ten­den­cia, Es­pa­ña ha dejado de ser, de mo­men­to, la prin­ci­pal puer­ta pa­ra la in­mi­gra­ción irre­gu­lar en Eu­ro­pa a tra­vés del Me­di­te­rrá­neo. la ne­ce­si­dad de me­jo­rar esa fi­nan­cia­ción. Fue un em­pe­ño es­pa­ñol que apun­ta­ba a una me­jor fi­nan­cia­ción pa­ra Ma­rrue­cos en el pró­xi­mo mar­co pre­su­pues­ta­rio eu­ro­peo, aun­que el tex­to evi­ta­ba con­cre­tar ci­fras.

La proac­ti­vi­dad de Ma­rrue­cos en la con­ten­ción de los flu­jos mi­gra­to­rios ha­cia Es­pa­ña co­men­zó a tra­du­cir­se en ci­fras en fe­bre­ro, coin­ci­dien­do con la vi­si­ta del rey Fe­li­pe VI a su ho­mó­lo­go ma­rro­quí. Des­de en­ton­ces la Ma­ri­na Real se ha in­vo­lu­cra­do más en los res­ca­tes, ha re­for­za­do los con­tro­les de ca­rre­te­ra, ha in­cre­men­ta­do las re­da­das en los cam­pa­men­tos y ba­rrios don­de se con­cen­tran los mi­gran­tes an­tes de par­tir y es­tá lle­van­do a ca­bo re­tor­nos for­zo­sos de sub­saha­ria­nos en avión. El úl­ti­mo informe de la Co­mi­sión Eu­ro­pea cons­ta­ta­ba, ade­más, el des­plie­gue en el nor­te del país de 3.000 agen­tes ma­rro­quíes pa­ra evi­tar las sa­li­das en pa­te­ra ha­cia cos­tas es­pa­ño­las.

Nue­vas ru­tas

La ac­ti­vi­dad de las fuer­zas de se­gu­ri­dad en el nor­te del país ma­gre­bí ha he­cho que las lle­ga­das por mar des­cien­dan en to­das las ru­tas (cos­tas pe­nin­su­la­res, Ba­lea­res, Ceu­ta y Me­li­lla), me­nos en una. Ca­na­rias ha ex­pe­ri­men­ta­do un au­men­to del 228% en la pri­me­ra mi­tad del año, aun­que el vo­lu­men es mo­des­to (lle­ga­ron 397 per­so­nas en pa­te­ra). Las em­bar­ca­cio­nes no par­ten de Se­ne­gal o Mau­ri­ta­nia, don­de las fuer­zas de se­gu­ri­dad lo­ca­les con­tro­lan sus cos­tas jun­to a po­li­cías es­pa­ño­les, sino del sur de Ma­rrue­cos. Lo pe­cu­liar de es­te au­men­to es la cons­ta­ta­ción de un es­ce­na­rio con el que ya con­ta­ban las au­to­ri­da­des es­pa­ño­las: que la pre­sión ejer­ci­da en el nor­te tras­la­da la pre­sión mi­gra­to­ria ha­cia otros pun­tos.

Los ma­rro­quíes se si­túan, un año más, co­mo el co­lec­ti­vo de re­cién lle­ga­dos más nu­me­ro­so. Su pe­so, se­gún Ac­nur, va en au­men­to mien­tras cae la lle­ga­da de sub­saha­ria­nos de paí­ses co­mo Gui­nea Co­na­kri, Ma­lí y Cos­ta de Mar­fil. Con más presencia de las fuer­zas de se­gu­ri­dad ma­rro­quíes, los sub­saha­ria­nos, más de­pen­dien­tes de las ma­fias, tie­nen cre­cien­tes di­fi­cul­ta­des pa­ra em­bar­car­se.

/ M. PAQUET. (EFE)

Va­rios sub­saha­ria­nos lle­gan el lu­nes a Mo­tril (Gra­na­da).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.