Los po­lí­ti­cos re­co­no­cen la pe­nu­ria

El País (País Vasco) - - SOCIEDAD -

Aho­ra ya ni el Par­ti­do Po­pu­lar, que go­ber­nó los años de ma­yo­res re­cor­tes en los cam­pus, nie­ga que la Uni­ver­si­dad es­tá in­fra­fi­nan­cia­da. Lo re­co­no­ció en un de­ba­te an­te­rior a las elecciones generales. Ciu­da­da­nos tam­bién es par­ti­da­rio de in­ver­tir más en edu­ca­ción su­pe­rior aun­que con ma­yor ren­di­ción de cuen­tas. Y Po­de­mos y los so­cia­lis­tas as­pi­ran a que el gas­to to­tal en Edu­ca­ción al­can­ce el 5% del PIB (4,28% en 2018). ex­ter­nos de in­ves­ti­ga­ción li­qui­da­dos (4,79%) o las pu­bli­ca­cio­nes por profesor (3,97%) por­que los más jó­ve­nes pa­ra ha­cer ca­rre­ra tie­nen que in­ves­ti­gar, no cen­trar­se so­lo en la do­cen­cia.

“Hay un efec­to per­ver­so, por­que al sa­lir de la cri­sis to­dos los su­mi­nis­tros van su­bien­do. Las em­pre­sas se con­tu­vie­ron aque­llos años pen­san­do que no po­dían ju­gar al alza, y aho­ra creen que sí”, sos­tie­ne Elias, pre­si­den­te de la As­so­cia­ció Ca­ta­la­na d’Uni­ver­si­tats Pú­bli­ques (ACUP). “Se ve cuan­do con­vo­ca­mos un con­cur­so de lim­pie­za o de un su­mi­nis­tro. Las em­pre­sas creen, con ra­zón, que la eco­no­mía es­tá me­jo­ran­do pe­ro no es nues­tro ca­so”. En la Com­plu­ten­se, por ejem­plo, que­dó de­sier­to el con­cur­so del ser­vi­cio de lim­pie­za por ser muy ba­jo el pre­cio de sa­li­da.

Saldo ne­ga­ti­vo

La Au­tó­no­ma de Bar­ce­lo­na, que ha pa­sa­do de lim­piar to­dos los días a hacerlo tres ve­ces a la se­ma­na, ce­rró 2018 con un saldo ne­ga­ti­vo de 3,2 millones, por­que su con­se­jo so­cial no ha que­ri­do ma­qui­llar la reali­dad, di­ce su rec­to­ra, Mar­ga­ri­ta Ar­boix. Ella cal­cu­la que se­ría ne­ce­sa­rio un mí­ni­mo de cin­co millones pa­ra man­te­ner los edi­fi­cios y se fi­nan­cia con dos. La fal­ta de pre­su­pues­tos au­to­nó­mi­cos —pro­rro­ga­dos— im­pi­de a la Ge­ne­ra­li­tat in­yec­tar los 72 millones pre­vis­tos pa­ra los cam­pus.

En es­te es­ce­na­rio de sal­var los mue­bles, pien­sa Car­men Pé­rez Es­pa­rrells, pro­fe­so­ra de Eco­no­mía de la Edu­ca­ción de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Ma­drid, los cam­pus son cor­to­pla­cis­tas y no di­se­ñan es­tra­te­gias con­jun­tas de fi­nan­cia­ción y si­ner­gias, lo que en su opi­nión pasa fac­tu­ra en los ran­king de ca­li­dad internacio­nales. La in­ves­ti­ga­do­ra sos­tie­ne que las au­to­no­mías de­ben re­cor­dar que la Uni­ver­si­dad es un gran mo­tor de sus eco­no­mías, pe­ro cree que se de­be­rían bus­car otras fuentes de fi­nan­cia­ción. “Exis­ten mu­chos me­ca­nis­mos y fór­mu­las, y múl­ti­ples ma­ne­ras pa­ra con­se­guir una fi­nan­cia­ción com­ple­men­ta­ria (aun­que muy mar­gi­nal al prin­ci­pio) pro­ce­den­te del pa­tro­ci­nio y el me­ce­naz­go”, afir­ma en un ar­tícu­lo ti­tu­la­do ¡De­je­mos de llo­rar! en Stu­dia XXI. “Pe­ro to­das es­tas”, aña­de, “pa­san por la cons­tan­cia, la le­gi­ti­mi­dad, la repu­tación de la ins­ti­tu­ción y la co­mu­ni­ca­ción de su va­lor so­cial”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.