Dos pla­ne­tas cer­ca­nos y con agua

Un te­les­co­pio en Al­me­ría des­cu­bre en la ór­bi­ta de Tee­gar­den, a 12,5 años luz, dos cuer­pos del ta­ma­ño de la Tie­rra que po­drían te­ner agua lí­qui­da

El País (País Vasco) - - CIENCIA - NU­ÑO DO­MÍN­GUEZ,

As­tró­no­mos de va­rios paí­ses han ha­lla­do un nue­vo sis­te­ma so­lar con dos pla­ne­tas co­mo la Tie­rra a 12,5 años luz, la vuel­ta de la es­qui­na en tér­mi­nos as­tro­nó­mi­cos. El nue­vo sis­te­ma pla­ne­ta­rio or­bi­ta en torno a Tee­gar­den, una estrella enana ro­ja mu­cho más pe­que­ña y te­nue que el Sol. Am­bos pla­ne­tas se en­cuen­tran tan cer­ca de su as­tro que su tem­pe­ra­tu­ra es re­la­ti­va­men­te tem­pla­da, tan­to que po­dría ha­ber agua lí­qui­da en su su­per­fi­cie, una con­di­ción fun­da­men­tal pa­ra al­ber­gar vi­da.

“Es­ta­mos an­te dos de los exo­pla­ne­tas ha­bi­ta­bles más cer­ca­nos a la Tie­rra, el úni­co más cer­cano se­ría Pró­xi­ma b, que es­tá a 4,5 años luz”, re­sal­ta Ig­na­si Ri­bas, di­rec­tor del Instituto de Cien­cias del Es­pa­cio (IEEC-CSIC) y uno de los au­to­res prin­ci­pa­les del des­cu­bri­mien­to.

Ca­si 200 as­tró­no­mos de 11 paí­ses fir­man el ha­llaz­go, pa­ra el que han he­cho fal­ta “240 ob­ser­va­cio­nes” durante tres años con el ins­tru­men­to Car­me­nes, nom­bre que re­ci­be por su acró­ni­mo en in­glés, en el ob­ser­va­to­rio as­tro­nó­mi­co de Ca­lar Al­to (Al­me­ría), y otras ins­ta­la­cio­nes com­ple­men­ta­rias de me­nor ta­ma­ño. Los dos nue­vos exo­pla­ne­tas, Tee­gar­den b y c, tie­nen un ta­ma­ño 1,25 y 1,33 ve­ces ma­yor que el de la Tie­rra, res­pec­ti­va­men­te. Se­gún el es­tu­dio, pu­bli­ca­do ayer en As­tro­nomy and As­trophy­sics, los dos com­ple­tan una vuel­ta com­ple­ta en 5 y 11 días. Am­bos se en­cuen­tran en la lla­ma­da “zona ha­bi­ta­ble”, aun­que es el pla­ne­ta c el que tie­ne ca­rac­te­rís­ti­cas más ap­tas.

Se­gún Ri­bas, es­tos dos nue­vos mun­dos tie­nen tan­tas po­si­bi­li­da­des de al­ber­gar vi­da co­mo los dos prin­ci­pa­les can­di­da­tos conocidos has­ta el mo­men­to en las pro­xi­mi­da­des de nues­tro sis­te­ma so­lar, Pró­xi­ma b, anun­cia­do en agos­to de 2016, y dos de los sie­te pla­ne­tas des­cu­bier­tos en fe­bre­ro de 2017 en torno a Trap­pist-1, a 40 años luz. Los tres sis­te­mas tie­nen enanas ro­jas co­mo cen­tro. El ha­llaz­go su­po­ne un es­pal­da­ra­zo pa­ra el equi­po del ob­ser­va­to­rio al­me­rien­se, que ha su­fri­do im­por­tan­tes re­cor­tes de pre­su­pues­to “Es un des­cu­bri­mien­to cla­ro y ro­tun­do” di­ce Di­dier Que­loz, co­des­cu­bri­dor del pri­mer pla­ne­ta fue­ra del sis­te­ma so­lar en 1995.

Las enanas ro­jas es­cu­pen es­ta­lli­dos de ra­dia­ción que pue­den eli­mi­nar las at­mós­fe­ras de es­tos pla­ne­tas y ani­qui­lar la vi­da que pue­da ha­ber en ellos. Es­te pro­ble­ma ya se ha de­tec­ta­do en Pró­xi­ma b, co­mo des­ve­ló un es­tu­dio reciente del equi­po de Me­re­dith Mac­Gre­gor, as­tró­no­ma de la Ins­ti­tu­ción Car­ne­gie pa­ra la Cien­cia (EE UU). En Tee­gar­den no se han cap­ta­do es­ta­lli­dos, pe­ro el ins­tru­men­to Car­me­nes, es­pe­cia­li­za­do en cap­tar luz ro­ja e in­fra­rro­ja, no pue­de ob­ser­var si tie­nen at­mós­fe­ra.

“La de­fi­ni­ción de ha­bi­ta­ble evo­lu­cio­na a me­di­da que avan­zan las téc­ni­cas de ob­ser­va­ción", ex­pli­ca Mac­Gre­gor. "Ini­cial­men­te la zona ha­bi­ta­ble era la dis­tan­cia de un pla­ne­ta a su estrella en la que ha­bía una tem­pe­ra­tu­ra de equi­li­brio su­fi­cien­te pa­ra te­ner agua lí­qui­da en la su­per­fi­cie. He­mos en­con­tra­do mu­chos pla­ne­tas te­rres­tres de es­te ti­po. Pe­ro cla­ra­men­te hay otros fac­to­res pa­ra sa­ber si un pla­ne­ta es real­men­te co­mo la Tie­rra, por ejem­plo si tie­ne una at­mós­fe­ra, tec­tó­ni­ca de pla­cas, un cam­po mag­né­ti­co. Ne­ce­si­ta­mos las nue­vas ins­ta­la­cio­nes as­tro­nó­mi­cas de nueva generación pa­ra res­pon­der es­tas pre­gun­tas”, aña­de la as­tró­no­ma.

El es­tu­dio con­clu­ye con una re­fle­xión in­quie­tan­te. Tee­gar­den se for­mó ha­ce unos 9.000 millones de años, el do­ble que nues­tro sis­te­ma so­lar. Hu­bo dos ve­ces más tiem­po pa­ra alum­brar una ci­vi­li­za­ción in­te­li­gen­te.

Los cien­tí­fi­cos no han po­di­do ob­ser­var si los exo­pla­ne­tas tie­nen at­mós­fe­ras

Am­bos se en­cuen­tran en la lla­ma­da “zona ha­bi­ta­ble”

/ UNI­VER­SI­DAD DE GO­TIN­GA / CEN­TRO AS­TRO­NÓ­MI­CO HIS­PANO-ALE­MÁN

Re­cons­truc­ción de Tee­gar­den y sus dos pla­ne­tas des­cu­bier­tos por el te­les­co­pio al­me­rien­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.