Rodry­go, el úl­ti­mo mir­lo blan­co

El Ma­drid pre­sen­ta al bra­si­le­ño, de 18 años, cen­tro de una po­lí­ti­ca de fi­cha­jes mo­di­fi­ca­da

El País (País Vasco) - - DEPORTES - GORKA R. PÉ­REZ,

El fi­cha­je de Rodry­go Goes (Osas­co, São Paulo; 18 años) por el Real Ma­drid se con­cre­tó “en 20 mi­nu­tos”. Lo re­co­no­ció el pro­pio ju­ga­dor ayer, durante su pre­sen­ta­ción en el San­tia­go Ber­na­béu. “De pe­que­ño, le de­cía a mi pa­dre (Eric Goes, tam­bién fut­bo­lis­ta has­ta 2016) que ju­ga­ría en el Ma­drid. Y cuan­do me en­te­ré que estaban de­trás no lo du­dé”, di­jo.

Flo­ren­tino Pé­rez y Jo­sé Án­gel Sán­chez, pre­si­den­te y di­rec­tor ge­ne­ral, to­ma­ron en con­si­de­ra­ción los in­for­mes enviados por Ju­ni Ca­la­fat, jefe de cap­ta­ción in­ter­na­cio­nal del Ma­drid, y es­pe­cia­li­za­do en el fút­bol bra­si­le­ño, en los que re­co­men­da­ba la con­tra­ta­ción de Vi­ni­cius Jr. y Rodry­go, dos pro­me­sas emer­gen­tes del Fla­men­go y el San­tos. En aquel mo­men­to, ve­rano de 2018, el Ma­drid se re­cu­pe­ra­ba de la ines­pe­ra­da mar­cha de Zi­ne­di­ne Zi­da­ne, y con­fia­ba en la ges­tión de Ju­len Lo­pe­te­gui pa­ra di­ri­gir una plan­ti­lla tri­cam­peo­na de Eu­ro­pa, que en opi­nión de los ges­to­res no re­que­ría de una ma­yús­cu­la re­con­ver­sión. Tam­po­co cuan­do al adiós de Zi­zou se su­mó des­pués el de Cris­tiano Ro­nal­do.

Pa­ra la pre­sen­ta­ción de Rodry­go, Flo­ren­tino Pé­rez re­pes­có un dis­cur­so que hoy ha sido re­em­pla­za­do. “Nues­tra es­tra­te­gia es la bús­que­da del talento emer­gen­te. Cree­mos en ello, y eso pasa por in­cor­po­rar a jó­ve­nes con un pre­sen­te y un fu­tu­ro ex­tra­or­di­na­rios. Hoy lle­ga uno de es­tos jó­ve­nes pro­di­gios, un fut­bo­lis­ta que ya ge­ne­ra ad­mi­ra­ción en Bra­sil, don­de el fút­bol es una fi­lo­so­fía de vi­da”, ase­gu­ró, an­tes de que el ju­ga­dor se vis­tie­se de cor­to.

Si Vi­ni­cius, un año ma­yor que su com­pa­trio­ta, ate­rri­zó en el equi­po co­mo re­mien­do, la lle­ga­da de Rodry­go se pro­du­ce en un mo­men­to en el que la in­me­dia­tez por la con­quis­ta de tí­tu­los tras un año pa­ra el ol­vi­do ha li­mi­ta­do ese te­rreno de pro­ba­tu­ra idó­neo pa­ra un fut­bo­lis­ta de su edad. “Vi­ni­cius me ha con­ta­do su ex­pe­rien­cia. Hay que te­ner pa­cien­cia, soy muy jo­ven, ten­go un fu­tu­ro enor­me por de­lan­te y las co­sas van a sa­lir de for­ma na­tu­ral”, se li­be­ró el ju­ga­dor. “Es­toy a dis­po­si­ción del club tan­to pa­ra ju­gar en el pri­mer equi­po co­mo en el Cas­ti­lla”, ase­gu­ró des­pués.

Si bien los fi­cha­jes de Mi­li­tão (21), Jo­vic (21) y Mendy (24), re­fuer­za la idea de ad­qui­si­ción de fut­bo­lis­tas emer­gen­tes, los tres cuen­tan con cier­ta ex­pe­rien­cia en Eu­ro­pa. Una es­tra­te­gia que subió de ni­vel con el fi­cha­je de Ha­zard (28), tó­tem del cam­bio de pa­ra­dig­na en la re­mo­de­la­ción de un Ma­drid ne­ce­si­ta­do de es­tre­llas. Los tra­ba­jos por in­cor­po­rar a Pog­ba o Erik­sen pa­ra el cen­tro del cam­po, o a Mbap­pé o Ney­mar en ata­que, re­cor­tan aún más el es­pa­cio pa­ra apues­tas de fu­tu­ro.

“Soy un de­lan­te­ro rá­pi­do, con gol y dri­bling. Soy bra­si­le­ño y mu­chos ju­ga­do­res tie­nen es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas. Ro­bin­ho y Ney­mar son dos ju­ga­do­res con los que me iden­ti­fi­co”, se des­cri­bió. “Vi­ni­cius y yo so­mos dos fut­bo­lis­tas con las mis­mas ca­rac­te­rís­ti­cas, pe­ro no hay que ha­cer com­pa­ra­cio­nes”, di­jo des­pués. Am­bos re­pre­sen­tan una es­tir­pe de ju­ga­do­res que hoy se han ale­ja­do del radar blan­co.

/ EMI­LIO NA­RAN­JO (EFE)

Rodry­go, acom­pa­ña­do de Flo­ren­tino Pé­rez, ayer a su lle­ga­da al San­tia­go Ber­na­béu.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.