Ca­pi­tán Mes­si

Acos­tum­bra­do a li­de­rar a Argentina en el cam­po, el 10 asu­me el pa­pel de re­ani­ma­dor

El País (País Vasco) - - DEPORTES - J. I. IRIGOYEN,

Hay quien pien­sa que la ti­mi­dez se des­va­ne­ce con el tiem­po. La his­to­ria di­ce que Leo Mes­si era un chi­co dis­cre­to, muy ca­lla­do des­de el co­le­gio en Ro­sa­rio. La tran­si­ción a Es­pa­ña no fue fácil. “En sus pri­me­ros seis me­ses en el Ba­rça creo que no ha­bla­ba con na­die”, cuen­ta Marc Valiente, com­pa­ñe­ro de La Pul­ga en La Ma­sia. Mes­si sal­tó es­ca­lo­nes co­mo po­cos en el fút­bol ba­se azul­gra­na y en 2004 se plan­tó en el pri­mer equi­po (ha­bía de­bu­ta­do en un amis­to­so en 2003). Aquel año Car­les Pu­yol se con­vir­tió en el pri­mer ca­pi­tán del Bar­ce­lo­na. “Me fui muy jo­ven de Argentina y no tu­ve esa cla­se de ca­pi­ta­nes que le dan mu­cha im­por­tan­cia a la aren­ga. Pu­yi, por ejem­plo, era res­pe­ta­do por su ima­gen y por lo que sig­ni­fi­ca­ba, pe­ro no por­que ha­bla­ra mu­cho an­tes de un par­ti­do”, cuen­ta el 10 de la Al­bi­ce­les­te.

En el Bar­ce­lo­na tu­vo a Pu­yol, Xa­vi e Inies­ta co­mo ca­pi­ta­nes, has­ta que el ve­rano pa­sa­do se con­vir­tió en el lí­der de ves­tua­rio. En Argentina el bra­za­le­te se lo co­lo­có en 2011 y an­tes ha­bía sido ca­pi­ta­nea­do por So­rín, Aya­la y Mas­che­rano. “Es muy lin­do. Sos el ca­pi­tán de argentina ¿Cuán­tos ha ha­bi­do en la his­to­ria? Los po­dés con­tar”, ex­pli­ca Ós­car Rug­ge­ri, que he­re­dó el bra­za­le­te de Ma­ra­do­na. “Tra­tar de lo­grar que el gru­po va­ya en un mis­mo ca­mino fue una idea que siem­pre me gus­tó”. El li­de­raz­go de Mes­si siem­pre es­tu­vo cues­tio­na­do en Argentina. Es un país enamo­ra­do de la fi­gu­ra del cau­di­llo, sim­bo­li­za­do en fi­gu­ras co­mo Pe­rón, Pas­sa­re­lla, Kirch­ner

y Ma­ra­do­na, el si­len­cio de La Pul­ga re­sul­ta­ba incómodo, mu­cho más cuan­do la se­lec­ción argentina sal­ta­ba de com­pe­ti­ción en com­pe­ti­ción sin ga­nar.

“Si bien no soy de ha­blar mu­cho, soy de los que pien­san que ca­da uno se pre­pa­ra pa­ra un par­ti­do a su ma­ne­ra. Creo que no ha­ce fal­ta una aren­ga o una mo­ti­va­ción”, ana­li­za el ro­sa­rino. La pri­me­ra vez que fue ca­pi­tán fue en el Mun­dial 2010, en el úl­ti­mo par­ti­do del gru­po an­te Gre­cia. Ve­rón, su com­pa­ñe­ro de ha­bi­ta­ción, re­cuer­da que fue la úni­ca vez que lo vio ner­vio­so. “No sa­bía qué te­nía que de­cir”, ase­gu­ra el pre­si­den­te de Es­tu­dian­tes de La Pla­ta. “Em­pe­cé a ha­blar, me tra­bé y ter­mi­né di­cien­do cual­quier co­sa”, re­me­mo­ra el azul­gra­na.

Cuen­tan los que lo co­no­cen que Mes­si ha cam­bia­do mu­cho des­de que es pa­dre. Di­gie­re me­jor las de­rro­tas y asu­me que, cuan­do to­ca, tie­ne que dar un pa­so ade­lan­te. Su pa­so por Ru­sia, sin em­bar­go, fue si­len­cio­so en el cam­po y en la con­cen­tra­ción. Pe­ro al­go ha cam­bia­do en es­ta Copa Amé­ri­ca. “Ya en Ma­drid, cuan­do vino por pri­me­ra vez a la con­vo­ca­to­ria, es­ta­ba muy di­fe­ren­te. Ha­bla­ba con to­do el mun­do, es­ta­ba par­ti­ci­pa­ti­vo. Y les pre­gun­ta­ba a los más jó­ve­nes por su vi­da”, cuen­tan des­de el cuerpo téc­ni­co. “Es­tá son­rien­te. Me eti­que­tó en una fo­to en Instagram.

No lo po­día creer”, ex­pli­ca uno de los más nue­vos.

Sin Mas­che­rano, con quien li­de­ró el gru­po de Argentina durante más de 10 años, Mes­si asu­mió otro rol. “No es que gri­te o dé dis­cur­sos. Él no es así, no le sal­dría na­tu­ral”, ex­pli­can des­de la AFA. Mes­si dio una char­la de diez mi­nu­tos en el ves­tua­rio des­pués de la de­rro­ta an­te Co­lom­bia. “Nos di­jo que no ba­já­ra­mos los bra­zos”, cuen­ta De Paul. Des­pués aten­dió durante 40 mi­nu­tos a los me­dios. Ya una vez en la con­cen­tra­ción de Be­lo Ho­ri­zon­te, Mes­si vol­vió a to­mar la pa­la­bra. “No nos po­de­mos caer aho­ra, le va­mos a ga­nar a Pa­ra­guay. Fal­ta mu­cho. Tie­nen que es­tar tran­qui­los. Yo es­toy tran­qui­lo”, fue una de las fra­ses del 10 a sus com­pa­ñe­ros. Has­ta se tomó unos mi­nu­tos pa­ra char­lar mano a mano con Ren­zo Sa­ra­via, el se­ña­la­do la­te­ral de­re­cho de Argentina en la de­rro­ta an­te Co­lom­bia. “No te preo­cu­pes. Son co­sas que pa­san”. Ni ca­pi­tán a la ca­ta­la­na, ni ca­pi­tán a la argentina. Ca­pi­tán Mes­si en Be­lo Ho­ri­zon­te pa­ra res­ca­tar a la Al­bi­ce­les­te en la Copa Amé­ri­ca.

/ M. D. (EFE)

Mes­si, con Argentina.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.