“Oja­lá es­to no se di­lu­ya des­pués del Mun­dial”

Las ve­te­ra­nas de Es­pa­ña re­pa­san lo que ha cos­ta­do lle­gar has­ta aquí

El País (País Vasco) - - DEPORTES - ELEONORA GIOVIO,

El pa­se a oc­ta­vos de fi­nal por pri­me­ra vez en la his­to­ria de la se­lec­ción fe­me­ni­na, bien va­lía una ex­cep­ción al es­tric­to ré­gi­men que mar­ca Jor­ge Vil­da con las co­mi­das (no es­tá per­mi­ti­da ni una cho­co­la­ti­na). El lu­nes por la no­che, en el No­vo­tel de Le Ha­vre, la ce­le­bra­ción por ha­ber pa­sa­do de ron­da in­clu­yó piz­za, ham­bur­gue­sas y arroz con le­che —es­pe­cia­li­dad, es­ta úl­ti­ma, de Ja­vier Ar­bi­zu, el co­ci­ne­ro de la se­lec­ción—. Es­pa­ña, que ha­ce ocho años so­ña­ba con cla­si­fi­car­se pa­ra un Mun­dial, que ha­ce cua­tro via­jó a Canadá y re­gre­só sin pa­sar de la pri­me­ra fa­se y sin ha­ber ga­na­do un par­ti­do, fes­te­ja aho­ra el cre­ci­mien­to que la ha lle­va­do has­ta oc­ta­vos de fi­nal. Con cua­tro pun­tos, Es­ta­dos Uni­dos en el ho­ri­zon­te, y un ba­ga­je muy po­bre de go­les (tres en tres par­ti­dos). “El pro­ble­ma se­ría que no ti­rá­ra­mos a puer­ta” coin­ci­dían el lu­nes en la zona mix­ta to­das las ju­ga­do­ras.

El ca­mino que ha lle­va­do a Es­pa­ña has­ta aquí, has­ta dispu­tar unos históricos oc­ta­vos, em­pe­zó ha­ce años. Con obs­tácu­los, pe­nu­rias y pre­jui­cios. Va­rias de las internacio­nales que es­tán aho­ra en Fran­cia, lo han re­co­rri­do con­tra vien­to y ma­rea. Co­mo Mar­ta To­rre­jón, Ire­ne Pa­re­des, Jen­ni Her­mo­so o Mar­ta Co­rre­de­ra. “Ufffffffff”, sus­pi­ra Co­rre­de­ra, la­te­ral del Le­van­te, cuan­do se le pregunta cuán­to ha cos­ta­do lle­gar a es­te ni­vel. “A lo me­jor la gen­te no le da va­lor, pe­ro es­to tie­ne mu­cho mé­ri­to, por­que lle­va­mos años y años y no so­lo no­so­tras, sino tam­bién las que ya no es­tán aquí, las pri­me­ras que de­rri­ba­ron mu­ros, tra­ba­jan­do por y pa­ra es­to”, ex­pli­ca Co­rre­de­ra. “Lo que es­pe­ra­mos aho­ra es que es­ta pro­gre­sión que no pare. Es­pe­re­mos que cuan­do aca­be el Mun­dial no ven­ga una nu­be ne­gra y to­do se di­lu­ya por­que no­so­tras no tra­ba­ja­mos ca­da cua­tro años, tra­ba­ja­mos y nos cui­da­mos ca­da día del año pa­ra ser pro­fe­sio­na­les. Es­to es lo que la gen­te tie­ne que va­lo­rar, que se nos con­si­de­re una vez por to­das de­por­tis­tas de eli­te, que es lo que so­mos y lo que es­ta­mos ha­cien­do aquí: com­pe­tir a un ni­vel al­tí­si­mo. Mu­chas es­ta­mos re­nun­cian­do a pre­sen­tar­nos a exá­me­nes pa­ra es­tar aquí. Es un or­gu­llo, pe­ro te­ne­mos que es­tar pro­te­gi­das. Y es­pe­re­mos que es­te sea un pa­so más”, pro­si­gue Co­rre­de­ra (71 par­ti­dos con la Ro­ja).

¿Cuán­to de largo ha sido el ca­mino? “Muy largo. Me acuer­do de Canadá, don­de ni si­quie­ra pa­sa­mos de la fa­se de grupos. ¡Lo he­mos con­se­gui­do y es la le­che! Aho­ra a ce­le­brar­lo y lue­go a por más, no va­mos a con­for­mar­nos ni ha­cer­nos pe­que­ñas con­tra na­die”, res­pon­de Ire­ne Pa­re­des, 67 ve­ces in­ter­na­cio­nal. “Me­re­ce­mos es­tar mí­ni­mo aquí, es una re­com­pen­sa a nues­tro tra­ba­jo”, aña­de.

Jen­ni Her­mo­so tam­bién es una de las ve­te­ra­nas de es­ta se­lec­ción (72 par­ti­dos) y la que es­tá des­ta­can­do en es­te Mun­dial por sus ma­la­ba­ris­mos y cua­li­da­des téc­ni­cas. Cuan­do en las gra­das se es­cu­cha un “ooooooooh” de ad­mi­ra­ción, nor­mal­men­te, es pa­ra ella, sus ru­le­tas y pa­ses de ta­cón. No pier­de la pe­lo­ta ni cuan­do es­tá ro­dea­da por cua­tro ri­va­les. “Ha­ce no tan­tos años era im­pen­sa­ble que Es­pa­ña es­tu­vie­ra en oc­ta­vos de un Mun­dial...”, ase­gu­ra Jen­ni. ¿Por qué era im­pen­sa­ble? “To­do lo que nos ro­dea­ba, en vez de em­pu­jar­nos, nos ha­cía ti­rar pa­ra atrás. Aho­ra to­do el mun­do des­de la pren­sa, a las te­les, a los que ro­dean el fút­bol, nos es­tán ayu­dan­do a que ca­da día sea­mos más gran­des. Era muy im­por­tan­te re­ci­bir ayu­da des­de fue­ra”, res­pon­de. “He­mos da­do igual que nos es­tán dan­do. En el pri­mer Mun­dial abri­mos una puer­ta muy gran­de y aho­ra va­mos a por otra. Lo que que­re­mos es sem­brar pa­ra que es­to no pare”, con­clu­ye la 10 de Es­pa­ña.

/ F. SE­CO (AP)

Jen­ni Her­mo­sos con­tro­la el ba­lón, el lu­nes an­te Chi­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.