Ber­lín con­ge­la el pre­cio de los al­qui­le­res durante cin­co años

El País (País Vasco) - - ECONOMÍA Y TRABAJO - ENRIQUE MÜ­LLER,

Ber­lín se con­vir­tió ayer en el pri­mer Es­ta­do fe­de­ra­do de Ale­ma­nia en apro­bar por ley la con­ge­la­ción del pre­cio de los al­qui­le­res durante cin­co años, una me­di­da que pre­ten­de po­ner freno a la es­pe­cu­la­ción en el mer­ca­do de la vi­vien­da. “Los al­qui­le­res

La me­di­da adop­ta­da por el Gobierno re­gio­nal —una alian­za del Par­ti­do So­cial­de­mó­cra­ta (SPD), Ver­des y los pos­co­mu­nis­tas de Die Lin­ke (La Iz­quier­da)— afec­ta a 1,6 millones de vi­vien­das y cuen­ta con el re­cha­zo to­tal de la opo­si­ción (de­mo­cris­tia­nos, li­be­ra­les y la ul­tra­de­re­chis­ta Al­ter­na­ti­va pa­ra Ale­ma­nia), más cer­ca­nos a las te­sis del sec­tor in­mo­bi­lia­rio.

El pro­yec­to de ley de­be­ría es­tar lis­to el 17 de oc­tu­bre pa­ra que el Par­la­men­to re­gio­nal lo aprue­be a tiem­po. Lom­ps­cher en­fa­ti­zó que la ley re­co­ge­rá una re­gu­la­ción con­cre­ta pa­ra los pro­pie­ta­rios en di­fi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas. El Gobierno ber­li­nés quie­re po­ner fin al rá­pi­do au­men­to de los al­qui­le­res y, al mis­mo tiem­po, ga­nar tiem­po pa­ra la cons­truc­ción de nue­vas vi­vien­das.

La ley tam­bién con­tem­pla in­tro­du­cir un lí­mi­te má­xi­mo de al­qui­ler. Su im­por­te aún no es­tá cla­ro, pe­ro los al­qui­le­res que su­peren es­te lí­mi­te ten­drán que no po­drán au­men­tar durante cin­co años”, di­jo la mi­nis­tra ber­li­ne­sa de Desa­rro­llo Ur­bano, la iz­quier­dis­ta Ka­trin Lom­ps­cher. Es­ta de­ci­sión mar­ca un hi­to en la ten­sa si­tua­ción que vi­ve la ca­pi­tal y otras ciu­da­des ale­ma­nas por la fal­ta de vi­vien­das y el au­men­to desor­bi­ta­do de los pre­cios de al­qui­ler.

ser re­du­ci­dos en el mo­men­to de la so­li­ci­tud.

Es­tá pre­vis­to que la ley entre en vi­gor en enero de 2020. Pe­ro pa­ra evi­tar nue­vos au­men­tos de pre­cios, sus efec­tos se­rán re­tro­ac­ti­vos a par­tir de la resolución del Par­la­men­to re­gio­nal apro­ba­da ayer. En ca­so de in­frac­ción, se po­drán im­po­ner mul­tas de has­ta 500.000 eu­ros.

El plan ya ha­bía da­do lu­gar a un de­ba­te a es­ca­la nacional. El lí­der pro­vi­sio­nal del SPD, Thors­ten Schä­fer-Güm­bel, anun­ció que el Gobierno de gran coa­li­ción —for­ma­do por la CDU de An­ge­la Mer­kel, sus alia­dos bá­va­ros de la CSU y el SPD— es­ta­ría a fa­vor de un lí­mi­te de al­qui­ler en to­da Ale­ma­nia. Pe­ro el mi­nis­tro del In­te­rior, Horst Seeho­fer (CSU), cri­ti­có la de­ci­sión. La aso­cia­ción de pro­pie­ta­rios Haus & Grund in­clu­so pi­dió a los ca­se­ros que au­men­ta­ran los al­qui­le­res an­tes de la apro­ba­ción de la me­di­da. La Aso­cia­ción de Arren­da­ta­rios de Ber­lín ha re­gis­tra­do

un fuer­te au­men­to de los au­men­tos de al­qui­ler en el ca­pi­tal en los úl­ti­mos días.

El Co­mi­té Cen­tral de Bie­nes Raí­ces cri­ti­có du­ra­men­te la de­ci­sión. “La ca­pi­tal se es­tá amu­ra­llan­do. El pa­no­ra­ma po­lí­ti­co es­tá in­quie­tan­do a los in­ver­so­res, de los que Ber­lín de­pen­de”, ex­pli­có su pre­si­den­te, An­dreas Matt­ner. La Aso­cia­ción de Em­pre­sas de Vi­vien­da de Ber­lín y Bran­de­bur­go se su­mó a las crí­ti­cas y des­cri­bió el lí­mi­te de al­qui­ler co­mo un “lí­mi­te de in­ver­sión”.

Se­gún la Ofi­ci­na de Es­ta­dís­ti­cas de Berlin, más de 3,7 millones de per­so­nas vi­ven en la ca­pi­tal, que dis­po­ne de una ofer­ta de 1.906.400 vi­vien­das, de las que más de 1,6 son al­qui­la­das. De es­tas, 105.500 son vi­vien­das so­cia­les con un al­qui­ler neto de me­nos de 6,5 eu­ros por me­tro cua­dra­do.

Uno de los dra­mas del mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio ber­li­nés es la cró­ni­ca fal­ta de vi­vien­das nue­vas. En 2018 se cons­tru­ye­ron 16.706 nue­vos apar­ta­men­tos, pe­ro pa­ra aco­ger a las 40.000 per­so­nas que ca­da año lle­gan a la ciudad ha­rían fal­ta más de 20.000.

Tam­bién pa­ra aca­bar con la es­pe­cu­la­ción sal­va­je se lan­zó en mar­zo una con­sul­ta po­pu­lar que pe­día la ex­pro­pia­ción a los gran­des con­sor­cios in­mo­bi­lia­rios. La ini­cia­ti­va aún es­ta en mar­cha y pa­ra pros­pe­rar de­be­rá re­co­ger 170.000 fir­mas en seis me­ses. Las ex­pro­pia­cio­nes es­tán am­pa­ra­das por la Cons­ti­tu­ción de Ale­ma­na “so­lo por mo­ti­vos del bien co­mún”. “Po­drá ser efec­tua­da so­lo por ley o en vir­tud de una ley que es­ta­blez­ca el mo­do y el mon­to de la in­dem­ni­za­ción”, di­ce la Ley Fun­da­men­tal.

/ C. S. (GETTY)

Pro­tes­ta con­tra la subida de los al­qui­le­res en Ber­lín, en abril.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.