El drama del des­hie­lo, en una fo­to

El País (País Vasco) - - PANTALLAS - BE­LÉN JUÁREZ,

Los cien­tí­fi­cos coin­ci­den en que la ima­gen no es ines­pe­ra­da. Pe­ro, aun así, la fotografía, to­ma­da el pa­sa­do 13 de ju­nio por el investigad­or da­nés Stef­fen M. Ol­sen, ha da­do la vuel­ta al mun­do. En ella se ob­ser­van va­rios pe­rros ti­ran­do de un tri­neo en el fior­do de In­gle­field Bred­ning, si­tua­do al no­roes­te de Groen­lan­dia, y se ve có­mo los ani­ma­les es­tán ca­mi­nan­do so­bre el hie­lo de­rre­ti­do. Pe­se a que el ve­rano es­tá muy pró­xi­mo, en es­ta zona de la Tie­rra las tem­pe­ra­tu­ras má­xi­mas en ju­nio son de 3,2 gra­dos cen­tí­gra­dos, se­gún ex­pli­ca An­drés Bar­bo­sa, investigad­or del CSIC. La se­ma­na pa­sa­da la es­ta­ción me­teo­ro­ló­gi­ca más cer­ca­na al ae­ro­puer­to de Qaa­naaq, al no­roes­te de Groen­lan­dia, re­gis­tró un má­xi­mo de 17,3 gra­dos cen­tí­gra­dos el miér­co­les 12 de ju­nio y 15 gra­dos cen­tí­gra­dos el día si­guien­te.

El cien­tí­fi­co que tomó la fotografía ha re­ve­la­do que los ca­za­do­res y pes­ca­do­res lo­ca­les se sor­pren­die­ron al en­con­trar tan­ta agua en­ci­ma del hie­lo, es­pe­cial­men­te al prin­ci­pio de la tem­po­ra­da. Pe­se a no ser un he­cho úni­co, nun­ca ha­bían vis­to tan­to hie­lo de­rre­ti­do an­tes de julio.

La ima­gen se ha con­ver­ti­do en vi­ral. “Groen­lan­dia” fue tren­ding to­pic ayer en Twit­ter, y has­ta el pre­si­den­te del Gobierno de Es­pa­ña, Pe­dro Sán­chez, com­par­tió la fotografía, jun­to con un tex­to que de­cía: “Es­ta ima­gen de Groen­lan­dia co­lo­ca an­te nues­tros ojos la emer­gen­cia a la que nos en­fren­ta­mos. Go­bier­nos y so­cie­dad de­be­mos tra­ba­jar uni­dos pa­ra fre­nar las con­se­cuen­cias de la cri­sis cli­má­ti­ca. Lo­grar­lo es­tá en nues­tra mano. No po­de­mos dar ni un pa­so atrás”.

Las se­ña­les del cam­bio cli­má­ti­co son ca­da vez más evi­den­tes. Las tem­pe­ra­tu­ras superiores a la me­dia en ca­si to­do el océano Ár­ti­co y Groen­lan­dia durante el mes de ma­yo pro­du­je­ron que el hie­lo se de­rri­tie­ra an­tes de lo ha­bi­tual, dan­do co­mo re­sul­ta­do el blo­que de hie­lo más pe­que­ño que se ha re­gis­tra­do en 40 años, se­gún los datos del Cen­tro Nacional de Nie­ve y Hie­lo de EE UU.

Las tem­pe­ra­tu­ras re­gis­tra­das la se­ma­na pa­sa­da en Groen­lan­dia y en gran par­te del Ár­ti­co fue­ron im­pul­sa­das por un ai­re más cá­li­do que subía des­de el sur. “Es­te su­ce­so ocu­rre de vez en cuan­do, pe­ro hay evi­den­cias de que se es­tá vol­vien­do más co­mún, aun­que es un área de in­ves­ti­ga­ción que evo­lu­cio­na con mu­cha ra­pi­dez. Ade­más, a me­di­da que la at­mós­fe­ra se vuel­va más cá­li­da ha­brá un ma­yor de­rre­ti­mien­to”, ase­gu­ra Ruth H. Mot­tram, cien­tí­fi­ca del Instituto Me­teo­ro­ló­gi­co Da­nés y com­pa­ñe­ra de Stef­fen M. Ol­sen, el investigad­or que tomó la ima­gen.

El au­tor de la po­pu­lar fotografía ex­pli­có en Twit­ter que se tra­ta­ba de un “día inusual” y que la ima­gen era “más sim­bó­li­ca que cien­tí­fi­ca”. Los in­ves­ti­ga­do­res coin­ci­den, en cual­quier ca­so, en que lo alar­man­te no es el au­men­to pun­tual de las tem­pe­ra­tu­ras, sino la ten­den­cia al alza que lle­van ob­ser­van­do des­de ha­ce va­rios años.

“Es­te in­cre­men­to es­tá su­po­nien­do que el 63% de los glaciares de Groen­lan­dia es­tén en re­tro­ce­so y que ha­ya ha­bi­do una pér­di­da del 30% del hie­lo ma­rino”, tal y co­mo apun­ta el investigad­or An­drés Bar­bo­sa, quien ha di­ri­gi­do cam­pa­ñas en el Ár­ti­co pa­ra el CSIC.

Una de las con­se­cuen­cias del de­rre­ti­mien­to tem­prano es la al­te­ra­ción del equi­li­brio entre la tem­pe­ra­tu­ra y la sa­li­ni­dad del agua ma­ri­na, por el apor­te de agua dul­ce de los glaciares, que pue­de afec­tar a las co­rrien­tes ma­ri­nas. “El in­cre­men­to del ni­vel del mar y el au­men­to del des­hie­lo, al re­du­cir­se la ca­pa de hie­lo que re­fle­ja el sol y, por tan­to, pro­du­ce un au­men­to de la ra­dia­ción so­lar, son otros efec­tos”, aña­de Bar­bo­sa.

Ade­más, Mot­tram afir­ma que aun­que el des­hie­lo ma­rino no con­tri­bu­ye al au­men­to del ni­vel del mar in­me­dia­ta­men­te, sí lo ha­ce a largo pla­zo. Se­gún su mo­de­lo de si­mu­la­cio­nes cli­má­ti­cas, los cien­tí­fi­cos es­pe­ran que se de­rri­ta el hie­lo ma­rino, con con­se­cuen­cias pa­ra las poblacione­s lo­ca­les y los eco­sis­te­mas del Ár­ti­co. “Tam­bién es pro­ba­ble que en el fu­tu­ro ha­ya una can­ti­dad ca­da vez ma­yor de agua que con­tri­bu­ya a la ele­va­ción del ni­vel del mar des­de Groen­lan­dia”, con­clu­ye Mot­tram.

Una ima­gen se con­vier­te en vi­ral al mos­trar las con­se­cuen­cias del cam­bio cli­má­ti­co en Groen­lan­dia

/ STEF­FEN OL­SEN

Fior­do de In­gle­field Bred­ning, en Groen­lan­dia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.