Igle­sias in­sis­te en el Go­bierno de coa­li­ción pe­se a las du­das in­ter­nas

El PSOE afir­ma que su prio­ri­dad es que ha­ya in­ves­ti­du­ra y no nue­vas elec­cio­nes Ma­ni­fies­to por una nue­va ne­go­cia­ción

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - CARLOS E. CUÉ,

Tras el hu­ra­cán, vuel­ve el te­dio. El Go­bierno quie­re arran­car des­de el prin­ci­pio, cuan­do Pe­dro Sán­chez pro­po­nía a Uni­das Po­de­mos un acuer­do pro­gra­má­ti­co con un Eje­cu­ti­vo so­cia­lis­ta en so­li­ta­rio. Pe­ro el grupo de Pa­blo Igle­sias de­jó cla­ro ayer que quie­re

Por pri­me­ra vez des­de el miér­co­les, cuan­do to­do em­pe­zó a rom­per­se, uno de los ne­go­cia­do­res del Go­bierno de coa­li­ción ad­mi­te que fue un desas­tre. “Es ver­dad que la ne­go­cia­ción ha da­do ver­güen­za aje­na”, se sin­ce­ró en La Sex­ta Pa­blo Eche­ni­que, el má­xi­mo re­pre­sen­tan­te de Uni­das Po­de­mos en esa me­sa. Pe­ro Eche­ni­que, un hom­bre de má­xi­ma con­fian­za de Igle­sias —que de mo­men­to se man­tie­ne en si­len­cio en pú­bli­co tras el fias­co de la in­ves­ti­du­ra fa­lli­da— uti­li­zó esa au­to­crí­ti­ca pa­ra apos­tar de nue­vo por el Go­bierno de coa­li­ción y re­cla­mar a Sán­chez, “que no vuelva a ha­cer lo mis­mo y no lo de­je pa­ra el úl­ti­mo mi­nu­to”.

“Ne­go­ciar en tres días el Go­bierno de Es­pa­ña es muy po­co sen­sa­to. Le pi­do que no lo de­je otra vez pa­ra el úl­ti­mo mi­nu­to. Que no vuelva a de­jar­lo pa­ra el fi­nal pa­ra pre­sio­nar a todos los gru­pos y mon­tar un bo­chorno que dé ver­güen­za aje­na otra vez. Si quie­re ne­go­ciar un Go­bierno de coa­li­ción, que em­pie­ce cuan­to an­tes”, re­ma­tó Eche­ni­que.

El grupo de Igle­sias, que con­tro­la la ma­yor par­te de los dipu­tados de Uni­das Po­de­mos, no se plan­tea otra po­si­bi­li­dad que no sea el Go­bierno de coa­li­ción, pe­ro es­ta vez ne­go­cia­do con tiem­po y par­tien­do del pun­to en el que se de­jó la úl­ti­ma vez, que no es­ta­ba tan le­jos del acuer­do por lo que se ha co­no­ci­do tras la rup­tu­ra de las ne­go­cia­cio­nes. Los so­cia­lis­tas, sin em­bar­go, in­sis­ten en que la ofer­ta de coa­li­ción ha ca­du­ca­do y que Po­de­mos per­dió su opor­tu­ni­dad al im­pe­dir con su abs­ten­ción que Sán­chez fue­ra ele­gi­do. vol­ver al úl­ti­mo mo­men­to de la ne­go­cia­ción, aho­ra con más tiem­po pa­ra pac­tar un Go­bierno de coa­li­ción. Lo hi­zo a pe­sar de que IU y la co­rrien­te An­ti­ca­pi­ta­lis­tas le re­cla­man que ne­go­cie un pro­gra­ma y acep­te no te­ner mi­nis­tros. Los so­cia­lis­tas in­sis­ten en que su prio­ri­dad es que ha­ya Go­bierno, y no elec­cio­nes.

La si­tua­ción vuel­ve pues al blo­queo en el que es­ta­ba des­de las elec­cio­nes del 28 de abril, aun­que aho­ra ya so­lo que­da una opor­tu­ni­dad an­tes de que el 23 de sep­tiem­bre se con­vo­quen au­to­má­ti­ca­men­te nue­vos co­mi­cios. El Go­bierno y el PSOE in­sis­ten en que su ob­je­ti­vo es lo­grar una in­ves­ti­du­ra, y no la re­pe­ti­ción de elec­cio­nes. La pre­si­den­ta de los so­cia­lis­tas, Cristina Nar­bo­na, de­cla­ró a Efe que evi­tar nue­vos co­mi­cios es una “prio­ri­dad ab­so­lu­ta” y que a ello se de­di­ca­rá su par­ti­do “en los pró­xi­mos días y se­ma­nas”.

Pe­ro el Go­bierno res­pon­sa­bi­li­za a la opo­si­ción del blo­queo. El pre­si­den­te en fun­cio­nes tie­ne pre­vis­to en teo­ría ini­ciar una nue­va ron­da de con­sul­tas con los lí­de­res de PP, Ciu­da­da­nos y Po­de­mos, aun­que de mo­men­to no le ha pues­to fe­cha y el jueves em­pie­za ya el mes de agos­to tra­di­cio­nal­men­te de pa­rón ca­si to­tal en el ca­len­da­rio po­lí­ti­co. Sán­chez man­tie­ne su agenda in­ter­na­cio­nal, so­bre to­do eu­ro­pea y ma­ña­na re­ci­bi­rá en Ma­drid a la pre­si­den­ta elec­ta de la Co­mi­sión Eu­ro­pea, la ale­ma­na Úr­su­la von der Ley­den. El Grupo Prò­leg, for­ma­do por per­so­na­li­da­des del ám­bi­to so­cial y aca­dé­mi­co, re­cla­mó ayer al PSOE y a Uni­das Po­de­mos que re­to­men las ne­go­cia­cio­nes pa­ra for­mar Go­bierno. “El acuer­do es ne­ce­sa­rio, bien con una coa­li­ción o bien con un acuer­do pro­gra­má­ti­co co­mún”, ase­gu­ran los fir­man­tes, en­tre ellos Jordi Amat, Victòria Camps o Joan Cos­cu­bie­la, quie­nes aña­den que “se­ría un error caer en el fa­ta­lis­mo”, ya que “un acuer­do es di­fí­cil, pe­ro po­si­ble”.

Los so­cia­lis­tas van a in­cre­men­tar la pre­sión pa­ra lo­grar las abs­ten­cio­nes del cen­tro­de­re­cha. Pe­ro si ya es­ta­ba complicado con­se­guir­lo, la si­tua­ción en Na­va­rra lo di­fi­cul­ta to­da­vía más. Allí es­tá a pun­to de ser ele­gi­da pre­si­den­ta la so­cia­lis­ta Ma­ría Chi­vi­te y por tan­to Na­va­rra Suma —la coa­li­ción re­gio­nal de fuer­zas con­ser­va­do­ras, la más vo­ta­da en las ur­nas— se que­da­rá en la opo­si­ción, en me­dio de du­rí­si­mas crí­ti­cas de sus di­ri­gen­tes por el he­cho de que el PSOE se apro­ve­cha­rá de la pre­vi­si­ble abs­ten­ción de EH Bil­du.

La al­ter­na­ti­va so­cia­lis­ta a la coa­li­ción que quie­re Po­de­mos es un Go­bierno “a la por­tu­gue­sa”, es­to es del PSOE con apo­yos ex­ter­nos de la iz­quier­da. Nar­bo­na in­sis­tió en que esa es una op­ción que “va­le la pe­na con­si­de­rar”.

Los so­cia­lis­tas han en­con­tra­do pa­ra es­ta fór­mu­la dos alia­dos muy ale­ja­dos de sus ideas, pe­ro que es­ta vez coin­ci­den en su apues­ta. Tan­to Iz­quier­da Uni­da co­mo An­ti­ca­pi­ta­lis­tas, una co­rrien­te den­tro de Po­de­mos en la que es­tán la lí­der del par­ti­do en An­da­lu­cía, Teresa Ro­drí­guez, y el eu­ro­dipu­tado Miguel Ur­bán, re­cla­man a Igle­sias y sus fie­les que em­pie­cen a ne­go­ciar un acuer­do pro­gra­má­ti­co sin la ne­ce­si­dad de

/ JAIME VILLANUEVA

Pa­blo Igle­sias, el pa­sa­do día 24 en la se­sión par­la­men­ta­ria de in­ves­ti­du­ra de Pe­dro Sán­chez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.