In­ci­den­tes gra­ves des­ta­pan el de­te­rio­ro de las áreas psi­quiá­tri­cas en An­da­lu­cía

Un pa­cien­te, que mos­tra­ba epi­so­dios sui­ci­das pre­vios, se mu­ti­ló en la uni­dad pa­ra agu­dos de Gra­na­da. UGT de­nun­cia la “la­men­ta­ble” si­tua­ción en el Vir­gen del Rocío

El País (País Vasco) - - SOCIEDAD - JA­VIER MAR­TÍN-ARROYO,

El tra­ta­mien­to de la en­fer­me­dad men­tal gra­ve en An­da­lu­cía acu­mu­la en los úl­ti­mos tiem­pos ac­ci­den­tes y de­nun­cias que re­ve­lan el de­te­rio­ro por el que pasan es­tas uni­da­des hos­pi­ta­la­rias. A las ca­ren­cias materiales que su­fren las ins­ta­la­cio­nes de la uni­dad del hos­pi­tal de re­fe­ren­cia an­da­luz, el Vir­gen del Rocío de Se­vi­lla, se une un dra­má­ti­co epi­so­dio ocu­rri­do en el hos­pi­tal Cam­pus de la Sa­lud de Gra­na­da, don­de un pa­cien­te se arran­có los ojos a fi­na­les de ma­yo; lle­va­ba unas ho­ras in­gre­sa­do y ya ha­bía te­ni­do in­ten­tos pre­vios de sui­ci­dio. La Jun­ta in­ves­ti­ga lo que su­ce­dió, pe­ro no ha que­ri­do dar ex­pli­ca­cio­nes a es­te dia­rio.

Ade­más, el sin­di­ca­to UGT ha de­nun­cia­do el “la­men­ta­ble aban­dono” de la uni­dad psi­quiá­tri­ca del Vir­gen del Rocío en la ca­pi­tal an­da­lu­za: los pa­cien­tes usan tra­pos y bol­sas de ba­su­ra pa­ra im­pe­dir que la luz en­tre por las ven­ta­nas con las per­sia­nas ro­tas. Las 13 ha­bi­ta­cio­nes tie­nen tres ca­mas ca­da una, el ai­re acon­di­cio­na­do se ave­ría “cons­tan­te­men­te” en ple­na ola de ca­lor y la plan­ti­lla es in­su­fi­cien­te, con un so­lo en­fer­me­ro noc­turno pa­ra 39 pa­cien­tes.

Las 20 uni­da­des pa­ra pa­cien­tes agu­dos en An­da­lu­cía sus­ti­tu­ye­ron en los ochen­ta a los ma­ni­co­mios pa­ra in­gre­sar a los en­fer­mos men­ta­les más gra­ves en los hos­pi­ta­les, al mar­gen de las co­mu­ni­da­des te­ra­péu­ti­cas y los hos­pi­ta­les de día. Sin em­bar­go, hoy acu­san la ti­je­ra de los re­cor­tes en per­so­nal e ins­ta­la­cio­nes, se­gún de­nun­cian los sin­di­ca­tos. Si en Es­pa­ña la me­dia es de 10 psi­quia­tras por ca­da 100.000 ha­bi­tan­tes, en es­ta co­mu­ni­dad no lle­ga a sie­te. Las en­fer­me­ras no es­tán es­pe­cia­li­za­das en sa­lud men­tal, sal­vo las re­si­den­tes, que so­lo ejer­cen dos años “y lue­go se mar­chan a otras co­mu­ni­da­des por­que aquí no se les con­tra­ta por es­pe­cia­li­dad”, cen­su­ra un res­pon­sa­ble de en­fer­me­ría que pide el ano­ni­ma­to. Tam­po­co los au­xi­lia­res es­tán es­pe­cia­li­za­dos en sa­lud men­tal, di­cen. “Hay es­tra­te­gias in­tere­san­tes co­mo 10 pa­sos pre­vios te­ra­péu­ti­cos an­tes de la con­ten­ción me­cá­ni­ca o la vo­lun­tad an­ti­ci­pa­da, cuan­do el pa­cien­te es­tá bien y ex­pli­ca có­mo le gus­ta­ría ser tra­ta­do cuan­do se des­es­ta­bi­li­za, pe­ro ape­nas se usan”, cen­su­ra es­ta res­pon­sa­ble.

El di­rec­tor de la uni­dad de Sa­lud Men­tal del Vir­gen del Rocío, Be­ne­dic­to Cres­po, di­ce que “hay un área de me­jo­ra y hay de­te­rio­ro, pe­ro tam­po­co na­da ca­tas­tró­fi­co”. “Ten­go la in­ten­ción de me­jo­rar, también en el nú­me­ro de ca­mas. No es la Ru­ma­nía pro­fun­da, tra­ba­ja­mos con un ta­lan­te cons­truc­ti­vo”, di­ce. Pe­ro re­co­no­ce que “no hay fe­cha de mo­men­to” pa­ra las re­for­mas.

El Vir­gen del Rocío no es el úni­co con pro­ble­mas: en 2017, el Me­ca­nis­mo Na­cio­nal pa­ra la Pre­ven­ción de la Tor­tu­ra del De­fen­sor del Pue­blo vi­si­tó el Hos­pi­tal de San Lá­za­ro de Se­vi­lla: “De­bi­do a la fal­ta de per­so­nal, las in­ter­ven­cio­nes son prin­ci­pal­men­te far­ma­co­ló­gi­cas”, con­clu­yó el in­for­me.

Los fa­mi­lia­res de los en­fer­mos la­men­tan que la ten­den­cia en las nue­vas uni­da­des sea se­pa­rar con cris­ta­le­ras la en­fer­me­ría de los pa­cien­tes. “Abo­ga­mos por eli­mi­nar el os­cu­ran­tis­mo, que au­men­ten las vi­si­tas fa­mi­lia­res y es fun­da­men­tal pre­ve­nir in­gre­sos trau­má­ti­cos y ur­gen­tes”, destaca Ana Min­go­ran­ce, de la Fe­de­ra­ción An­da­lu­za de Fa­mi­lia­res y Per­so­nas con Pro­ble­mas de Sa­lud Men­tal (Fea­fes). Sin em­bar­go, llue­ve so­bre mo­ja­do. Si en 2008 un pa­cien­te mu­rió tras in­cen­diar un col­chón con un me­che­ro en el Vir­gen del Rocío, en 2015 un in­terno le arran­có los ojos a su com­pa­ñe­ro de ha­bi­ta­ción tras sol­tar­se de las co­rreas en el Vir­gen de la Vic­to­ria de Má­la­ga. El Tri­bu­nal Su­pre­mo con­de­nó al Ser­vi­cio An­da­luz de Sa­lud (SAS) co­mo res­pon­sa­ble ci­vil sub­si­dia­rio, ya que el pro­to­co­lo es­ta­ble­ce que los pa­cien­tes con con­ten­cio­nes me­cá­ni­cas de­ben es­tar so­los en su ha­bi­ta­ción.

Sin su­je­cio­nes

Con­tra­rio a es­tas su­je­cio­nes, Fer­nan­do Alon­so, del co­lec­ti­vo de ac­ti­vis­tas en sa­lud men­tal Lo­co­mún en An­da­lu­cía, cri­ti­ca con du­re­za las uni­da­des de agu­dos: “Son un fra­ca­so del sis­te­ma. Lu­ga­res que de­be­rían acom­pa­ñar el pro­ce­so de re­cu­pe­ra­ción del pa­cien­te aca­ban per­pe­tuan­do el su­fri­mien­to. Te atan, es­tás en es­pa­cios ce­rra­dos e in­cum­plen pro­to­co­los bá­si­cos de la OMS. El cui­da­do se trans­for­ma en cus­to­dia, no hay un in­te­rés por la sa­lud. Es muy san­gran­te la uni­dad de Gra­na­da, inau­gu­ra­da en 2016, con las mam­pa­ras en la uni­dad de en­fer­me­ría y sin ac­ce­so al es­pa­cio li­bre”.

El Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad tie­ne en vi­gor la ter­ce­ra es­tra­te­gia de sa­lud men­tal, pe­ro las so­cie­da­des cien­tí­fi­cas cri­ti­can la “de­sigual si­tua­ción” de las au­to­no­mías, cri­ti­ca Ju­lio Bo­bes, pre­si­den­te de la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Psi­quia­tría. “No hay eva­lua­ción neu­tra, su­fri­mos una ca­ren­cia es­ta­dís­ti­ca sin da­tos só­li­dos”, cen­su­ra Bo­bes. Mi­kel Mu­ná­rriz, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Neu­ro­psi­quia­tría, aña­de: “Hay uni­da­des abier­tas, pe­ro la ten­den­cia car­ce­la­ria de blin­da­jes es preo­cu­pan­te”.

“Los en­fer­mos men­ta­les agu­dos son los más desahu­cia­dos, mu­chos sin fa­mi­lia ni apo­yos. Si es­to pa­sa­ra con los on­co­ló­gi­cos o car­dia­cos es­ta­ría to­da la so­cie­dad le­van­ta­da”, cen­su­ra una en­fer­me­ra que también pide ano­ni­ma­to.

Una ha­bi­ta­ción de la uni­dad de Psi­quia­tría del hos­pi­tal Vir­gen del Rocío de Se­vi­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.