“El en­tre­na­dor es­pa­ñol es el me­jor del mun­do”

“In­ver­tir en la can­te­ra siem­pre les va a sa­lir ba­ra­to a los clu­bes” “Es bueno que el apren­di­za­je es­té uni­do a la exi­gen­cia de ga­nar” “La for­ma­ción de­fen­si­va es tan im­por­tan­te co­mo la ofen­si­va”

El País (País Vasco) - - DEPORTES - DANIEL GÓ­MEZ,

A San­ti De­nia (Al­ba­ce­te; 45 años) le es­tá cun­dien­do el ve­rano. A la Eu­ro­co­pa sub-21 que con­quis­tó ha­ce un mes co­mo se­gun­do de Luis de la Fuen­te, el en­tre­na­dor de la se­lec­ción es­pa­ño­la sub-19 aca­ba de su­mar el cam­peo­na­to de Eu­ro­pa de la ca­te­go­ría. “Me he ga­na­do unas va­ca­cio­nes. Es­toy re­ven­ta­do, lle­vo dos me­ses y me­dio fue­ra de ca­sa”, re­co­no­ce en­tre ri­sas De­nia, par­tí­ci­pe de la con­quis­ta de un bo­tín que si­gue dan­do lus­tre al tra­ba­jo rea­li­za­do por las ca­te­go­rías in­fe­rio­res, que en lo que va de si­glo han acu­mu­la­do 15 tí­tu­los, si se aña­de también el Eu­ro­peo sub- 17.

Pre­gun­ta. ¿Qué le di­cen todos es­tos nú­me­ros?

Res­pues­ta. Es el re­co­no­ci­mien­to a un tra­ba­jo que se lle­va ha­cien­do en la mis­ma lí­nea des­de ha­ce mu­chos años, des­de la épo­ca de Gi­nés [Me­lén­dez]. In­ten­ta­mos evo­lu­cio­nar, pe­ro dan­do con­ti­nui­dad a lo que ya se ha­cía pa­ra se­guir co­se­chan­do unos éxi­tos que con el tiem­po fa­vo­rez­can los lo­gros de la ab­so­lu­ta. Las ex­pe­rien­cias al má­xi­mo ni­vel que acu­mu­lan en es­tos tor­neos ha­cen que cuan­do cre­cen y llegan a la ab­so­lu­ta ha­yan vi­vi­do si­tua­cio­nes si­mi­la­res y pue­dan ma­ne­jar­se me­jor.

P. ¿Qué im­por­tan­cia tie­ne el papel del en­tre­na­dor co­mo for­ma­dor?

R. El en­tre­na­dor es­pa­ñol es el me­jor a ni­vel mun­dial, es­ta­mos en el pri­mer es­ca­lón en for­ma­ción. Yo lo veo re­fle­ja­do cuan­do vie­nen los jugadores y les pi­des co­sas. Sien­do muy pe­que­ños, sub-15 y sub-16, ya tie­nen los con­cep­tos asi­mi­la­dos, ya se lo han ex­pli­ca­do y lo han tra­ba­ja­do en sus clu­bes. No­so­tros so­mos un re­fle­jo de có­mo es­tán tra­ba­jan­do en las can­te­ras. Te das cuen­ta de que el ni­vel de los en­tre­na­do­res es al­tí­si­mo. El ejem­plo es que ya no hay ese mie­do a sa­lir al ex­tran­je­ro. Mu­chos en­tre­na­do­res es­tán tra­ba­jan­do fue­ra y co­se­chan­do gran­des re­sul­ta­dos.

P.¿ Que en las can­te­ras se ha­ya asen­ta­do el es­ti­lo de jue­go aso­cia­ti­vo fa­ci­li­ta el tra­ba­jo?

R. Cla­ro que sí. La in­men­sa ma­yo­ría de las can­te­ras tra­tan de fo­men­tar el buen tra­to al ba­lón. Se bus­ca el ta­len­to en la cap­ta­ción de los jugadores jó­ve­nes, y creo que eso es el re­fle­jo del fút­bol es­pa­ñol. Así han lle­ga­do los ma­yo­res éxi­tos a ni­vel ab­so­lu­to, con jugadores de un ta­len­to ex­traor­di­na­rio co­mo Inies­ta, Xa­vi... Te­ne­mos que po­ten­ciar que las me­to­do­lo­gías en las can­te­ras si­gan así.

P. ¿En qué se les ayu­da a me­jo­rar cuan­do llegan a la se­lec­ción?

R. Hay que tra­ba­jar en todos los as­pec­tos, también la for­ma­ción de­fen­si­va, por­que al fi­nal es tan im­por­tan­te co­mo la ofen­si­va. En mi ca­so, cuan­do he es­ta­do con los sub-15 y sub-16, he­mos tra­ba­ja­do mu­cho en ese sen­ti­do. Vie­nen muy bien de jue­go ofen­si­vo, con una idea muy clara y arrai­ga­da al­re­de­dor del jue­go aso­cia­ti­vo. Pe­ro también llegan con un pequeño dé­fi­cit a ni­vel de­fen­si­vo por­que son jugadores de equi­pos gran­des que en las com­pe­ti­cio­nes ca­de­tes lo nor­mal es que sean pro­ta­go­nis­tas en el jue­go, prác­ti­ca­men­te so­lo ata­can­do, y ga­nen el 95% de los par­ti­dos. En la Fe­de­ra­ción también le es­tán dan­do una vuel­ta a la com­pe­ti­ción en ca­de­tes y ju­ve­ni­les pa­ra su­bir el ni­vel.

P. También se bus­can ri­va­les de en­ti­dad...

R. Esa fue una pe­ti­ción que le hi­ci­mos a Gi­nés en su mo­men­to, por­que or­ga­ni­zan­do amis­to­sos con­tra gran­des se­lec­cio­nes es don­de apren­den y se ve real­men­te a los jugadores. Si nues­tro la­te­ral iz­quier­do se en­fren­ta al me­jor ban­da fran­cés, o ale­mán, se­gu­ro que va a te­ner más di­fi­cul­ta­des que las que es­tá acos­tum­bra­do a te­ner en su equipo ca­de­te.

P. ¿Es di­fí­cil en­con­trar el equi­li­brio en­tre el papel de for­ma­dor y la exi­gen­cia de ga­nar?

R. Tie­ne que ir uni­do. Lo pri­mor­dial es for­mar­les, tra­ba­jar en los en­tre­na­mien­tos. También es muy im­por­tan­te que los jugadores se vean, por eso tra­ba­ja­mos mu­cho a ni­vel au­dio­vi­sual. Pe­ro den­tro de la for­ma­ción, es­tá cla­ro que hay una exi­gen­cia de ga­nar, y yo creo que no es ma­lo, to­do lo con­tra­rio. La Fe­de­ra­ción exi­ge re­sul­ta­dos, y eso es bueno pa­ra que los jugadores co­noz­can la exi­gen­cia al más al­to ni­vel.

P. Ha ga­na­do el Eu­ro­peo sub-19 con la mis­ma ge­ne­ra­ción con la que ya ga­nó ha­ce dos años en el sub-17. ¿Qué se sien­te ce­rran­do es­te ci­clo?

R. Aca­ban con­vir­tién­do­se en tu fa­mi­lia des­pués de cua­tro años. Los co­noz­co des­de que eran sub-16, por­que yo era el res­pon­sa­ble de ha­cer la pri­me­ra se­lec­ción de esa ge­ne­ra­ción. El sue­ño era ter­mi­nar el ci­clo sien­do cam­peo­nes de Eu­ro­pa sub-19 por­que nin­gu­na ge­ne­ra­ción es­pa­ño­la ha­bía con­se­gui­do ser­lo en sub-17 y en sub-19, y lo he­mos con­se­gui­do.

P. ¿Cuál es la par­te más cru­cial de es­te pro­ce­so?

R. El pri­mer pa­so. El ejem­plo es es­ta se­lec­ción: 12 de los 20 con­vo­ca­dos ga­na­ron el Eu­ro­peo sub-17. Con los sub-15, sub-16, si se ha­ce una buena pri­me­ra se­lec­ción y lue­go le das con­ti­nui­dad al pro­ce­so, es to­do más sen­ci­llo.

P. ¿Có­mo afec­ta al tra­ba­jo de las ca­te­go­rías in­fe­rio­res que ha­ya jugadores que sa­len de Es­pa­ña cuan­do es­tán en el pe­rio­do de for­ma­ción?

R. Con los pe­que­ños, nues­tra ex­pe­rien­cia es que no nos gus­ta que sal­gan a equi­pos ex­tran­je­ros. Es ver­dad que no te pue­des me­ter en las de­ci­sio­nes que to­man las fa­mi­lias cuan­do re­ci­ben ofer­tas, tan­to de­por­ti­vas co­mo eco­nó­mi­cas, pe­ro el se­gui­mien­to es más complicado. Creo que pa­ra su for­ma­ción también es ideal que si­gan en clu­bes es­pa­ño­les, y pa­ra nues­tro tra­ba­jo también.

P. ¿Qué ne­ce­si­tan aho­ra es­tos chi­cos pa­ra dar el úl­ti­mo pa­so?

R. Ga­nar el Eu­ro­peo sub-19 es un es­ca­pa­ra­te es­pec­ta­cu­lar. Yo es­pe­ro que los clu­bes es­pa­ño­les se den cuen­ta de que la for­ma­ción es muy buena, que pueden y tie­nen que apos­tar por los jó­ve­nes. Yo no pue­do ni de­bo en­trar en el tra­ba­jo de los clu­bes, pe­ro les ani­ma­ría a se­guir apos­tan­do e in­vir­tien­do en la can­te­ra por­que siem­pre les va a sa­lir ba­ra­to. Siem­pre.

/ EFE

San­ti De­nia, con la me­da­lla de oro des­pués de ga­nar el Eu­ro­peo sub-19, en Ar­me­nia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.