La es­pe­cie

El País (País Vasco) - - PANTALLAS - Félix de Azúa

Ha­cía un si­glo que no pi­sa­ba una pis­ci­na po­pu­lo­sa. Es­te año pu­de ha­cer­lo y me ha que­da­do un cá­li­do sen­ti­mien­to de ter­nu­ra. En las pis­ci­nas de los gran­des ho­te­les se jun­ta una mues­tra exac­ta del gé­ne­ro humano en ver­sión de­mo­crá­ti­ca. Ca­si des­nu­dos, sin má­qui­nas que los dis­tin­gan, los te­lé­fo­nos son todos igua­les y los clien­tes del hotel, también.

El es­pec­tro es an­tro­po­ló­gi­co. Van pri­me­ro los ni­ños chi­qui­tos, sin mo­vi­li­dad, frá­gi­les, aga­rra­dos a sus ma­dres y con los ojos muy abier­tos. Vie­nen lue­go los ni­ños pro­pia­men­te di­chos, lo me­jor de la es­pe­cie, los ca­cho­rros prís­ti­nos, per­fec­tos, vi­ví­si­mos. Son ori­gi­na­les, im­pre­vi­si­bles y es­can­da­lo­sos. No lo ha­cen adre­de, pe­ro mo­les­tan to­do cuan­to pueden. Sus pa­dres suel­tan in­cohe­ren­cias co­mo: “¡Ven aquí, que te voy a dar un azo­te!”, y los ni­ños van, aun­que sea ha­cien­do mohi­nes. ¡Co­mo llu­via de es­tío!

Lo que si­gue son los ado­les­cen­tes, arro­gan­tes, tí­mi­dos, in­com­ple­tos, so­ber­bios, aplas­ta­dos por su in­se­gu­ri­dad y por la obli­ga­ción que les ha caí­do de gol­pe: se­du­cir. Lo in­ten­tan, ate­rra­dos por el fra­ca­so, pe­ro cuan­do so­sie­gan son la belleza mis­ma. Sus pa­dres, que se los mi­ran con te­mor y or­gu­llo, so­por­tan aho­ra la car­ga más des­gra­cia­da, tie­nen que dar de co­mer, ves­tir, co­bi­jar y con­ten­tar a to­da la fa­mi­lia. Ta­rea ím­pro­ba y sin re­co­no­ci­mien­to. Todos son igua­les, aun­que cier­tos ca­rac­te­res se­cun­da­rios dis­tin­gan a un ru­so (un ter­cio de car­ne más) de un ita­liano (fino, mo­reno, pe­lu­do), son di­fe­ren­cias tri­via­les. Y lue­go ya, en el úl­ti­mo tra­mo, los abue­los, ti­pos sin fu­tu­ro, sin ago­bios, sin an­gus­tias, a quie­nes todos ig­no­ran menos los ni­ños, y eso les bas­ta.

Hay que re­co­no­cer­lo. La es­pe­cie hu­ma­na es ad­mi­ra­ble y mag­ní­fi­ca so­lo cuan­do es­tá en pe­lo­tas. Go­cen de la pis­ci­na y has­ta sep­tiem­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.