Un pre­so mue­re tras pe­lear con otro por sus ron­qui­dos

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - Ó. LÓ­PEZ-FONSECA,

Un re­clu­so del Cen­tro Pe­ni­ten­cia­rio de Font­ca­lent (Ali­can­te) mu­rió en la no­che del lu­nes des­pués de una pe­lea con su com­pa­ñe­ro de cel­da, al que no de­ja­ba dor­mir con sus ron­qui­dos. El otro pre­so, iden­ti­fi­ca­do co­mo C. G. E., de 37 años, ad­mi­tió ha­ber

El in­ci­den­te que desem­bo­có en la muer­te de la víc­ti­ma —iden­ti­fi­ca­do co­mo Moha­med, de 57 años y ori­gen ar­ge­lino— se ini­ció po­co des­pués de las 11 de la no­che en la cel­da que com­par­tían en el Mó­du­lo 2 de la cár­cel ali­can­ti­na, des­ti­na­do a pre­sos po­co con­flic­ti­vos. El agre­sor lla­mó a los fun­cio­na­rios pa­ra pe­dir que le cam­bia­ran a otra cel­da por­que no po­día con­ci­liar el sue­ño a cau­sa de los ron­qui­dos de su com­pa­ñe­ro. Al no con­se­guir­lo, C. G. E. des­per­tó a la víc­ti­ma y se ini­ció una dis­cu­sión en­tre am­bos.

Siem­pre se­gún el re­la­to de es­te in­terno, la bron­ca desem­bo­có en un for­ce­jeo en el que em­pu­jó al otro re­clu­so, que per­dió el equi­li­brio. En su caí­da, se gol­peó for­tui­ta­men­te en la ca­be­za con el inodo­ro de la cel­da. Fuen­tes pe­ni­ten­cia­rias se­ña­lan que se es­tá a la es­pe­ra del re­sul­ta­do de la au­top­sia pa­ra co­no­cer si el gol­pe fue la cau­sa fi­nal de la muer­te. pro­vo­ca­do su caí­da con un em­pu­jón. Los dos es­ta­ban ca­ta­lo­ga­dos co­mo po­co con­flic­ti­vos. El fa­lle­ci­do ha­bía si­do en­car­ce­la­do en va­rias oca­sio­nes por ro­bo. El pre­sun­to agre­sor en­tró en ma­yo con una pe­na de cua­tro me­ses por im­pa­go de una pen­sión y lo ha­bía he­cho an­tes por un de­li­to de desobe­dien­cia.

Fue el pro­pio agre­sor quien avi­só al fun­cio­na­rio de ser­vi­cio, a tra­vés del in­ter­co­mu­ni­ca­dor de la cel­da, de que su com­pa­ñe­ro es­ta­ba en el sue­lo y san­gra­ba. Al re­ci­bir el avi­so, los tra­ba­ja­do­res pe­ni­ten­cia­rios se per­so­na­ron en el lu­gar e in­ten­ta­ron re­ani­mar a la víc­ti­ma sin éxi­to. Los mé­di­cos de la pri­sión so­lo pu­die­ron con­fir­mar su fa­lle­ci­mien­to. Al lu­gar se des­pla­za­ron agen­tes de la Po­li­cía Na­cio­nal, que de­tu­vie­ron al pre­sun­to ho­mi­ci­da y se hi­cie­ron car­go de la in­ves­ti­ga­ción.

De con­fir­mar­se la caí­da co­mo cau­sa de la muer­te, es­ta se­ría la pri­me­ra por agre­sión re­gis­tra­da en lo que va de año en las cár­ce­les es­pa­ño­las. Hay que re­mon­tar­se al 26 de di­ciem­bre de 2018 pa­ra en­con­trar un su­ce­so si­mi­lar. Aquel día, J. M. R. H, de 28 años y na­cio­na­li­dad es­pa­ño­la —que ha­bía in­gre­sa­do en pri­sión por pri­me­ra vez tan so­lo unas ho­ras an­tes— ma­tó a su com­pa­ñe­ro de cel­da en

el Cen­tro Pe­ni­ten­cia­rio de So­to del Real (Ma­drid) tras dis­cu­tir por la ca­ma que de­bía ocu­par ca­da uno. El agre­sor, ex­per­to lu­cha­dor de muay thai (un ar­te mar­cial de ori­gen tai­lan­dés), la em­pren­dió a gol­pes con la víc­ti­ma y le cau­só gra­ves trau­ma­tis­mos cra­neo­en­ce­fá­li­cos que le cau­sa­ron la muer­te. Aquel fue el úni­co fa­lle­ci­mien­to por agre­sión en cár­ce­les en 2018. Des­de 2006, el nú­me­ro de muer­tos por he­chos si­mi­la­res se ele­va a 27, se­gún es­ta­dís­ti­cas ofi­cia­les.

El sin­di­ca­to ACAIP-UGT, ma­yo­ri­ta­rio en­tre los fun­cio­na­rios, de­nun­ció ayer el dé­fi­cit de per­so­nal de las pri­sio­nes es­pa­ño­las y, en con­cre­to, de la de Font­ca­lent. Pa­ra el sin­di­ca­to, es­ta si­tua­ción oca­sio­na un in­cre­men­to de los “pro­ble­mas de con­vi­ven­cia” en­tre los re­clu­sos. Ins­ti­tu­cio­nes Pe­ni­ten­cia­rias re­cha­za la acu­sa­ción y ase­gu­ra que la plan­ti­lla de la cár­cel ali­can­ti­na es­tá cu­bier­ta al 92%.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.