Es­pa­ña es­qui­va una mul­ta eu­ro­pea de 80 mi­llo­nes por su ley hi­po­te­ca­ria

El País (País Vasco) - - ECONOMÍA Y TRABAJO - ÁL­VA­RO SÁN­CHEZ,

Es­pa­ña no ten­drá que pa­sar por ca­ja por su len­ti­tud en tras­po­ner la di­rec­ti­va hi­po­te­ca­ria eu­ro­pea. El Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía in­for­mó ayer de que el Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la UE ha ar­chi­va­do la de­nun­cia con­tra Es­pa­ña, con lo que las ar­cas pú­bli­cas se li­bran de un va­ra­pa­lo que po­día ha­ber al­can­za­do un mon­tan­te de has­ta 80 mi­llo­nes de eu­ros.

El mo­vi­mien­to de la jus­ti­cia eu­ro­pea era es­pe­ra­do des­pués de que Bru­se­las re­ti­ra­ra su de­man­da con­tra Es­pa­ña el mes pa­sa­do, al com­pro­bar que ya ha­bía he­cho los de­be­res. La Co­mi­sión dio por fi­na­li­za­da la trans­po­si­ción con la en­tra­da en vi­gor el 16 de ju­nio de la Ley re­gu­la­do­ra de los con­tra­tos de cré­di­to in­mo­bi­lia­rio.

El Eje­cu­ti­vo co­mu­ni­ta­rio ha desis­ti­do de se­guir plei­tean­do pe­se a que la di­rec­ti­va de­bía ha­ber si­do in­cor­po­ra­da al or­de­na­mien­to ju­rí­di­co es­pa­ñol an­tes del 21 de mar­zo de 2016, con lo que acu­mu­ló un re­tra­so de más de tres años. El con­flic­to se ini­ció una vez ven­ci­do ese pla­zo, cuan­do Bru­se­las re­mi­tió va­rios avi­sos al Go­bierno del PP, y al no de­tec­tar avan­ces sig­ni­fi­ca­ti­vos, pre­sen­tó una de­nun­cia con­tra Es­pa­ña el 28 de abril de 2017.

Eco­no­mía des­ta­ca que el Go­bierno so­cia­lis­ta, tras su to­ma de po­se­sión en ju­nio de 2018, tra­tó de ace­le­rar los cam­bios le­gis­la­ti­vos pa­ra za­far­se de la san­ción en ese y otros do­sie­res. La apro­ba­ción de­fi­ni­ti­va de la nue­va nor­ma, sin em­bar­go, no es­tu­vo exen­ta de sus­pen­se. Se lle­vó a ca­bo en fe­bre­ro, po­co an­tes de la di­so­lu­ción de las Cor­tes por la con­vo­ca­to­ria elec­to­ral.

Más cla­ri­dad

El ob­je­ti­vo de la mis­ma era apor­tar más cla­ri­dad en ca­so de con­flic­to y re­for­zar la po­si­ción del con­su­mi­dor an­te po­ten­cia­les abu­sos. En­tre otros as­pec­tos, la ley re­gu­la có­mo se eva­lúa la sol­ven­cia de los que pi­den una hi­po­te­ca; es­ta­ble­ce un re­par­to cla­ro de los gas­tos en­tre ban­co y clien­te; fi­ja unas co­mi­sio­nes de amor­ti­za­ción an­ti­ci­pa­da del prés­ta­mo más re­du­ci­das; y da más tiem­po pa­ra evi­tar el em­bar­go del bien hi­po­te­ca­do en ca­so de im­pa­go.

An­tes de que el Con­gre­so de los Dipu­tados die­ra su es­pal­da­ra­zo de­fi­ni­ti­vo al tex­to con el apo­yo de las prin­ci­pa­les fuer­zas, el Go­bierno es­pa­ñol adop­tó por de­cre­to gran par­te de los pun­tos pen­dien­tes, unos pro­gre­sos que sir­vie­ron pa­ra que Bru­se­las die­ra más mar­gen de ac­tua­ción. La Co­mi­sión Eu­ro­pea ha­bía so­li­ci­ta­do a la jus­ti­cia que im­pu­sie­ra a Es­pa­ña una san­ción de 106.000 eu­ros dia­rios por ca­da día de re­tra­so en apro­bar las nor­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.