El Su­pre­mo or­de­na in­ves­ti­gar a cin­co sar­gen­tos por aco­so

Una mi­li­tar era ob­je­to de mo­fa de­lan­te de la tro­pa: “Enana”, “gan­du­la” y “les­bia­na”

El País (País Vasco) - - SOCIEDAD - JO­SÉ A. HER­NÁN­DEZ,

A la sar­gen­to Sán­chez no le ha re­sul­ta­do fá­cil su vi­da mi­li­tar en Ca­na­rias. Al­gu­nos de sus co­le­gas, de igual ran­go, la han de­ja­do de la­do, des­au­to­ri­za­do y, ade­más, lle­van años mo­fán­do­se de ella in­clu­so de­lan­te de la tro­pa. “Jo­di­da enana”, “mi­ni­on”, “gan­du­la” y “les­bia­na” eran al­gu­nos de los in­sul­tos. En­tre quie­nes su­pues­ta­men­te la ve­ja­ban tam­bién ha­bía una sar­gen­to, Ma­ría F., quien di­jo de ella que era “un hom­bre frus­tra­do en cuer­po de mu­jer”. Sán­chez acu­dió ago­bia­da al ca­pi­tán del acuar­te­la­mien­to, pe­ro es­te desoyó sus que­jas. Ale­gó que no que­ría pro­ble­mas per­so­na­les en su cuar­tel. “No es un pro­ble­ma per­so­nal, ocu­rre de­lan­te de la tro­pa”, le re­pli­có ella. No hi­zo ca­so. An­te la de­sidia, la sar­gen­to de­nun­ció el aco­so an­te la jus­ti­cia mi­li­tar. Pe­ro el Tri­bu­nal Mi­li­tar Te­rri­to­rial Quin­to de Ca­na­rias de­ci­dió en 2018 dar car­pe­ta­zo a la de­nun­cia al en­ten­der que los he­chos eran co­sas que pa­san en la vi­da co­ti­dia­na de los cuar­te­les.

El fis­cal pre­sen­tó un re­cur­so an­te la Sa­la Quinta de lo Mi­li­tar del Tri­bu­nal Su­pre­mo, que ha re­vo­ca­do el archivo. Or­de­na am­pliar la in­ves­ti­ga­ción y que un tri­bu­nal di­fe­ren­te sien­te en el ban­qui­llo por mob­bing e in­ju­rias a los cin­co sar­gen­tos del Ejér­ci­to de Tie­rra de Ca­na­rias im­pli­ca­dos. Son cua­tro hom­bres y una mu­jer. El Su­pre­mo tam­bién pi­de al tri­bu­nal cas­tren­se que in­ves­ti­gue la inac­ción del ca­pi­tán del cuar­tel en es­te asun­to.

El au­to del Tri­bu­nal Su­pre­mo, que fir­ma la ma­gis­tra­da Cla­ra Mar­tí­nez de Ca­rea­ga, en­tien­de que hay in­di­cios de una in­frac­ción pe­nal. Y re­fu­ta el cri­te­rio del tri­bu­nal te­rri­to­rial, que sos­tu­vo que las “dispu­tas, dis­cre­pan­cias y con­tien­das” su­ce­di­das “for­man par­te del de­ve­nir dia­rio de la vi­da de to­do acuar­te­la­mien­to”.

Se­gún el sumario de la cau­sa, la sar­gen­to Sán­chez pa­de­ció du­ran­te años un sin­vi­vir al ver có­mo sus co­le­gas cues­tio­na­ban sus ór­de­nes y la in­ju­ria­ban de­lan­te de sub­ofi­cia­les y de la tro­pa. Ella era “la je­fa de la de­pen­den­cia de armamento”. Uno de los he­chos de­nun­cia­dos es el si­guien­te: du­ran­te un ejer­ci­cio mi­li­tar, Sán­chez or­de­nó a una sol­da­do que “no se ol­vi­da­ra de lle­var el ma­te­rial pa­ra la lim­pie­za de los fu­si­les de asal­to”. El sar­gen­to Er­nes­to A. L., que es­ta­ba allí, em­pe­zó a cues­tio­nar pú­bli­ca­men­te su orden. “No te me­tas en las ór­de­nes que yo es­toy dan­do”, le co­men­tó Sán­chez. “Tú es­tás lo­ca”, le es­pe­tó Er­nes­to A. L., de­lan­te de va­rios sol­da­dos.

Otra es­ce­na en la que in­ter­vi­nie­ron los sar­gen­tos Er­nes­to A. L. y Pa­blo R. coin­ci­dió con el día en que en­tró en vi­gor el nue­vo uni­for­me pa­ra la tro­pa del man­do de Ca­na­rias. Am­bos, se­gún el sumario, em­pe­za­ron a reír­se de va­rios sub­ofi­cia­les, con la tro­pa ya for­ma­da, a la vez que en­to­na­ban la can­ción Cóm­pra­te un ami­go. Dos sol­da­dos se acer­ca­ron a la sar­gen­to Sán­chez di­cién­do­le que “era una ver­güen­za” co­mo les tra­ta­ban y el “mob­bing y aco­so” que su­frían.

El Su­pre­mo tam­bién or­de­na in­ves­ti­gar al sar­gen­to Aa­rón N. Es­te creó un gru­po de What­sApp y col­gó en él una fo­to de Sán­chez en la que ella “apa­re­cía jun­to a un mi­ni­on con la fi­na­li­dad de ge­ne­rar co­men­ta­rios hi­la­ran­tes so­bre ella”, no in­clui­da en el ci­ta­do gru­po. Otro día, es­te mis­mo sar­gen­to alu­dió a Sán­chez co­mo “jo­di­da enana”. Y to­do por­que es­ta le re­pro­chó que no le en­tre­ga­se el fu­sil pa­ra guar­dar­lo de­bi­da­men­te “en­ro­lla­do en la cin­ta” pre­cep­ti­va. La in­sul­tó de­lan­te de otros sol­da­dos y sub­ofi­cia­les que a su vez es­pe­ra­ban pa­ra en­tre­gar sus ar­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.