Una coa­li­ción an­ti-Bre­xit ases­ta el pri­mer re­vés po­lí­ti­co a John­son

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - PATRICIA TUBELLA,

Un pac­to en­tre fuer­zas con­tra­rias al Bre­xit ha in­fli­gi­do el pri­mer re­vés elec­to­ral al nue­vo Go­bierno de Boris John­son, que ha per­di­do un va­lio­so es­ca­ño con­ser­va­dor en la elec­ción

Tan­to los in­de­pen­den­tis­tas del par­ti­do Plaid Cym­ru co­mo los eco­lo­gis­tas ga­le­ses jus­ti­fi­ca­ron du­ran­te la cam­pa­ña su aval a la li­be­ral­de­mó­cra­ta Ja­ne Dodds en la prio­ri­dad de plan­tar ca­ra a la ame­na­za de John­son de eje­cu­tar una sa­li­da de la UE sin acuer­do. La tác­ti­ca de am­bos par­ti­dos de no pre­sen­tar can­di­da­tos pa­ra fa­vo­re­cer a Dodds les ha per­mi­ti­do de­rro­tar al con­ser­va­dor Ch­ris Da­vies, quien ocu­pa­ba el es­ca­ño has­ta que se vio for­za­do a di­mi­tir en ju­nio por un ca­so de co­rrup­ción. Aquel es­cán­da­lo pro­pi­ció la elec­ción par­cial del jue­ves, cu­yos re­sul­ta­dos se die­ron a co­no­cer ayer.

Da­vies, ha­lla­do cul­pa­ble de uso frau­du­len­to de fon­dos pú­bli­cos, vol­vió a pre­sen­tar­se a los co­mi­cios, es­cu­dán­do­se en una condena le­ve que se sal­dó con una mul­ta y la pres­ta­ción de 50 ho­ras de ser­vi­cios co­mu­ni­ta­rios. Sus ri­va­les han aca­ba­do des­ban­cán­do­le en un su­fra­gio lo­cal con ecos na­cio­na­les. La cir­cuns­crip­ción de Bre­con & Rad­nors­hi­re apoyó en 2016 el Bre­xit por una ajus­ta­da ma­yo­ría, pe­ro en es­ta cam­pa­ña ca­la­ron en­tre los vo­tan­tes los avi­sos de la ven­ce­do­ra (con 13.826 vo­tos fren­te a los 12.401 de los con­ser­va­do­res) de que un Bre­xit a las bra­vas gol­pea­ría eco­nó­mi­ca­men­te a los gran­je­ros de Ga­les.

“Mi pri­me­ra ac­ción co­mo dipu­tada cuan­do lle­gue [al Par­la­men­to de] West­mins­ter se­rá en­con­trar a Boris John­son allá donde se es­con­da y de­cir­le al­to y cla­ro: ‘De­je de ju­gar con el fu­tu­ro de nues­tras comunidade­s y des­car­te un Bre­xit sin acuer­do”, ase­gu­ró Dodds tras la vic­to­ria. par­cial del jue­ves en Bre­con & Rad­nors­hi­re, en Ga­les. La vic­to­ria de la can­di­da­ta li­be­ral­de­mó­cra­ta Ja­ne Dodds en es­ta cir­cuns­crip­ción —con el apo­yo tá­ci­to de un par­ti­do na­cio­na­lis­ta y los Verdes— de­ja re­du­ci­da la

A so­lo una se­ma­na del des­em­bar­co de Boris John­son en Dow­ning Street, tras ser au­pa­do por la mi­li­tan­cia de su par­ti­do pa­ra sus­ti­tuir a The­re­sa May, el lí­der tory ve mer­ma­dos sus ya pre­ca­rios apo­yos par­la­men­ta­rios. El nue­vo je­fe de Go­bierno, que cuen­ta con 310 dipu­tados, pre­ci­sa del apo­yo de los 10 dipu­tados unio­nis­tas no­rir­lan­de­ses del DUP en los Co­mu­nes pa­ra su­mar una ajus­ta­da ma­yo­ría ab­so­lu­ta, pe­ro la po­si­ción con­tra­ria a un Bre­xit du­ro de al­gu­nos de sus co­rre­li­gio­na­rios des­ba­ra­ta esos cálcu­los.

Ese es­ce­na­rio vie­ne ali­men­tan­do las es­pe­cu­la­cio­nes so­bre los su­pues­tos pla­nes de John­son de con­vo­car ma­yo­ría par­la­men­ta­ria del pri­mer mi­nis­tro tory y sus alia­dos del DUP no­rir­lan­dés a un so­lo dipu­tado. Dodds afir­mó que su pri­me­ra ac­ción en West­mins­ter se­rá de­cir­le a John­son que “des­car­te un Bre­xit sin acuer­do”.

elec­cio­nes ge­ne­ra­les an­ti­ci­pa­das tras el re­ce­so es­ti­val le­gis­la­ti­vo que co­men­zó el 25 de ju­lio, coin­ci­dien­do con el re­le­vo al fren­te del Go­bierno bri­tá­ni­co.

Ma­yo­ría “men­guan­te”

So­bre el pa­pel, la elec­ción en la cir­cuns­crip­ción ga­le­sa de Bre­con & Rad­nors­hi­re so­lo ha di­ri­mi­do la de­sig­na­ción de un dipu­tado, pe­ro la de­ci­sión de los vo­tan­tes tie­ne al­can­ce na­cio­nal por­que es el pri­mer éxi­to de una en­ten­te po­lí­ti­ca en con­tra de la in­ten­ción del nue­vo Go­bierno de sa­car al país de la UE el 31 de oc­tu­bre aun­que sea sin el acuer­do con Bruselas. El eje de esa es­tra­te­gia es­tá en el Par­ti­do

Li­be­ral­de­mó­cra­ta, el más eu­ro­peís­ta del ma­pa po­lí­ti­co bri­tá­ni­co y, a te­nor de las encuestas, ca­paz de arran­car mu­chos vo­tos al di­vi­di­do la­bo­ris­mo en unas elec­cio­nes ge­ne­ra­les an­ti­ci­pa­das. “La ma­yo­ría men­guan­te de Boris John­son po­ne de ma­ni­fies­to que no tie­ne un man­da­to pa­ra sa­car­nos de la UE”, ad­vir­tió la nue­va lí­der del par­ti­do, Jo Swin­son. La di­ri­gen­te ha su­ge­ri­do que en el su­pues­to de un ade­lan­to elec­to­ral los li­be­ral­de­mó­cra­tas re­nun­cia­rían a pre­sen­tar­se en al­gu­nas cir­cuns­crip­cio­nes pa­ra ahon­dar en la coo­pe­ra­ción de par­ti­dos en un fren­te an­ti-Bre­xit.

En Ga­les, los la­bo­ris­tas de Je­remy Corbyn han que­da­do en un hu­mi­llan­te cuar­to pues­to (con 1.680 vo­tos y 12 pun­tos me­nos que en 2017), por de­trás del ul­tra­de­re­chis­ta Par­ti­do del Bre­xit (3.331 pa­pe­le­tas), fundado por el ul­tra­na­cio­na­lis­ta Ni­gel Fa­ra­ge, que se es­tre­na­ba en es­tos co­mi­cios. Corbyn ha ido ma­ti­zan­do su am­bi­gua po­si­ción so­bre la UE, has­ta el pun­to de anun­ciar re­cien­te­men­te que en un hi­po­té­ti­co nue­vo re­fe­rén­dum apo­ya­ría la per­ma­nen­cia en Eu­ro­pa.

Pe­ro so­lo si esa fue­ra la al­ter­na­ti­va a un Bre­xit sin acuer­do o a un pac­to ne­go­cia­do con Boris John­son “que su­pon­ga una mer­ma en la pro­tec­ción de la economía y de los em­pleos”. En otras pa­la­bras, en el su­pues­to de unas elec­cio­nes an­ti­ci­pa­das, que mu­chos con­si­de­ran inevi­ta­bles, no es­tá cla­ro que abo­ga­ra por que­dar­se en la UE. Y esa es una lo­sa que arras­tra el prin­ci­pal par­ti­do de la opo­si­ción.

/ BEN BIRCHALL (AP)

La can­di­da­ta li­be­ral­de­mó­cra­ta, Ja­ne Dodds, en el centro, ce­le­bra su vic­to­ria elec­to­ral ayer en Lla­nel­wedd.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.