In­te­rior apla­za el fin de la vi­gi­lan­cia pri­va­da en las cár­ce­les por fal­ta de po­li­cías

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - Ó. LÓ­PEZ-FON­SE­CA,

El Con­se­jo de Mi­nis­tros acor­dó ayer li­ci­tar la re­no­va­ción del con­tra­to por el que, des­de 2013, cuan­do go­ber­na­ba el PP, se pri­va­ti­zó par­te de la se­gu­ri­dad ex­te­rior de las cár­ce­les. Se­rán 64 mi­llo­nes de eu­ros, IVA no in­clui­do, pa­ra con­tra­tar du­ran­te dos años

En la ac­tua­li­dad, In­te­rior tie­ne des­ti­na­dos a pro­te­ger las cár­ce­les a 3.643 agen­tes de la Guar­dia Ci­vil —1.500 de ellos de­di­ca­dos a rea­li­zar tras­la­dos de pre­sos en­tre cár­ce­les o a los juz­ga­dos y hos­pi­ta­les, las lla­ma­das con­duc­cio­nes— y 215 de la Po­li­cía Na­cio­nal, ade­más de 23.000 fun­cio­na­rios de pri­sio­nes que se en­car­gan de la se­gu­ri­dad in­te­rior de los cen­tros pe­ni­ten­cia­rios. Jun­to a ellos, y siem­pre ba­jo la su­per­vi­sión y di­rec­ción de los res­pon­sa­bles po­li­cia­les de la se­gu­ri­dad ex­te­rior, tra­ba­jan des­de ha­ce ca­si cinco años 937 vi­gi­lan­tes pri­va­dos, que se en­car­gan cer­ca de mil vi­gi­lan­tes pa­ra las 68 cár­ce­les de­pen­dien­tes del Mi­nis­te­rio del In­te­rior. El Go­bierno as­pi­ra­ba a eli­mi­nar pro­gre­si­va­men­te es­te des­plie­gue y vol­ver a la si­tua­ción an­te­rior, cuan­do es­ta la­bor era ex­clu­si­va de po­li­cías y guar­dias ci­vi­les, pe­ro el dé­fi­cit de agen­tes lo ha im­pe­di­do, ad­mi­te In­te­rior.

de cu­brir los di­fe­ren­tes tur­nos de 210 pues­tos de tra­ba­jo. La fun­ción de es­tos úl­ti­mos se li­mi­ta a la se­gu­ri­dad de los pun­tos de ac­ce­so a las pri­sio­nes y la ob­ser­va­ción de las imá­ge­nes que fa­ci­li­tan las cá­ma­ras de vi­deo­vi­gi­lan­cia del pe­rí­me­tro ex­te­rior.

La idea del Go­bierno de Pedro Sánchez era que, pro­gre­si­va­men­te, los pues­tos que aho­ra desem­pe­ñan los tra­ba­ja­do­res de las em­pre­sas de se­gu­ri­dad vol­vie­sen a ser ocu­pa­dos por po­li­cías y guar­dias ci­vi­les. Así lo apun­tó en una de sus pri­me­ras com­pa­re­cen­cias par­la­men­ta­rias el ac­tual se­cre­ta­rio

ge­ne­ral de Ins­ti­tu­cio­nes Pe­ni­ten­cia­rias, Án­gel Luis Or­tiz. Sin em­bar­go, el dé­fi­cit de agen­tes en am­bos cuer­pos po­li­cia­les ha lle­vado al mi­nis­tro Fernando Gran­deMar­las­ka a pa­ra­li­zar de mo­men­to es­tos pla­nes, co­mo re­fle­ja el nue­vo con­tra­to li­ci­ta­do.

“Cuan­do asu­mi­mos la car­te­ra, nos en­con­tra­mos un dé­fi­cit de 12.000 agen­tes de la Po­li­cía Na­cio­nal y la Guar­dia Ci­vil. Estamos re­ver­tien­do esa si­tua­ción con las nue­vas ofer­tas de em­pleo pú­bli­co, pe­ro estamos le­jos de po­der com­pen­sar la fal­ta de agen­tes con la ra­pi­dez ne­ce­sa­ria

pa­ra vol­ver a asu­mir a cor­to pla­zo la to­ta­li­dad de las la­bo­res de se­gu­ri­dad de las cár­ce­les”, detallan fuen­tes de In­te­rior.

Un dé­fi­cit que, se­gún des­ta­can es­tas fuen­tes, pue­de ver­se agra­va­do an­tes de que aca­be el año por­que la Guar­dia Ci­vil de­be­rá asu­mir en los pró­xi­mos me­ses nue­vas ta­reas de se­gu­ri­dad. En con­cre­to, so­bre las lla­ma­das in­fra­es­truc­tu­ras críticas, y que su­pon­drán, se­gún las pri­me­ras es­ti­ma­cio­nes, el des­plie­gue de 500 agen­tes del ins­ti­tu­to ar­ma­do en las nue­vas fun­cio­nes. “Es­to di­fi­cul­ta aún más que se pue­dan asu­mir por par­te de las fuer­zas de se­gu­ri­dad las fun­cio­nes que ha­cen los vi­gi­lan­tes pri­va­dos en las cár­ce­les”, re­cal­can las fuen­tes con­sul­ta­das.

Con es­ta pers­pec­ti­va, el Con­se­jo de Mi­nis­tros au­to­ri­zó ayer a la Se­cre­ta­ría de Es­ta­do de Se­gu­ri­dad a po­ner en mar­cha la li­ci­ta­ción de un con­tra­to que de­be­ría en­trar en vi­gor el pró­xi­mo 1 de enero y que, en su pri­mer año, obli­ga­rá al Es­ta­do a des­em­bol­sar 37 mi­llo­nes de eu­ros.

El con­cur­so con­tem­pla ya una po­si­ble pró­rro­ga por otro año, que ele­va­ría el im­por­te a pa­gar has­ta los 64 mi­llo­nes. El con­tra­to ha si­do di­vi­di­do en cinco lo­tes que agru­pan las pri­sio­nes por su si­tua­ción geo­grá­fi­ca. El con­tra­to an­te­rior, que tu­vo que ser pro­rro­ga­do en abril, ha­bía cos­ta­do 36 mi­llo­nes en los do­ce pri­me­ros me­ses.

La pri­va­ti­za­ción par­cial de la se­gu­ri­dad de los cen­tros pe­ni­ten­cia­rios se em­pe­zó a fra­guar al po­co de la lle­ga­da de Mariano Ra­joy a La Mon­cloa y con Jorge Fernández Díaz al fren­te de In­te­rior. En­ton­ces, el Go­bierno del PP jus­ti­fi­có el pro­yec­to en la ne­ce­si­dad de re­co­lo­car a los es­col­tas des­ti­na­dos en el País Vas­co y Na­va­rra que se ha­bían que­da­do en pa­ro tras el fin de la vio­len­cia eta­rra y en un su­pues­to aho­rro eco­nó­mi­co.

Tam­bién ar­gu­men­tó que la me­di­da per­mi­ti­ría des­ti­nar a fun­cio­nes ope­ra­ti­vas al mi­llar de guar­dias ci­vi­les que de­ja­ban de rea­li­zar las ta­reas que asu­mían los vi­gi­lan­tes. En ma­yo de 2013 se pu­so en mar­cha el pro­yec­to pi­lo­to en 21 cár­ce­les, lo que su­pu­so en­ton­ces un des­em­bol­so ini­cial de 7,3 mi­llo­nes. Se contrató a 254 vi­gi­lan­tes y, aun­que es­ta­ba pre­vis­to que du­ra­se nue­ve me­ses, se ter­mi­nó pro­lon­gan­do ocho me­ses más con el con­si­guien­te cos­te aña­di­do.

En oc­tu­bre de 2014 se ini­ció una se­gun­da fa­se de la pri­va­ti­za­ción de las cár­ce­les. En ella se in­clu­yó a las en­ton­ces 67 pri­sio­nes de­pen­dien­tes del Mi­nis­te­rio del In­te­rior —en el úl­ti­mo con­tra­to se ha su­ma­do el Centro Pe­ni­ten­cia­rio de Ar­chi­do­na (Má­la­ga), la úl­ti­ma inau­gu­ra­da— y se hi­cie­ron 550 nue­vas con­tra­ta­cio­nes. El im­por­te de aquel con­tra­to se ele­vó en­ton­ces a los 33,3 mi­llo­nes al año. Des­de en­ton­ces, el Go­bierno del PP fue li­ci­tan­do los nue­vos con­cur­sos.

/ JE­SÚS CRU­CES

Dos guar­dias ci­vi­les y un vi­gi­lan­te ju­ra­do, en la en­tra­da de la cár­cel de Vi­lle­na (Ali­can­te).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.