Ara­bia Sau­dí po­ne fin a las res­tric­cio­nes de via­je so­bre las mu­je­res

El País (País Vasco) - - SOCIEDAD - AGENCIAS,

Las au­to­ri­da­des de Ara­bia Sau­dí anun­cia­ron ayer que han pues­to fin a las res­tric­cio­nes de via­je que su­frían las mu­je­res adul­tas, que ne­ce­si­ta­ban has­ta aho­ra la au­to­ri­za­ción de sus “tu­to­res”. Es­ta de­ci­sión, que se dio a co­no­cer me­dian­te una se­rie de de­cre­tos mi­nis­te­ria­les pu­bli­ca­dos en el bo­le­tín ofi­cial del reino, se pro­du­ce an­te las cre­cien­tes críticas con­tra el sis­te­ma de tu­te­la mas­cu­lino so­bre las mu­je­res en un mo­men­to de gran escrutinio por par­te de la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal so­bre la si­tua­ción de los de­re­chos hu­ma­nos en es­te país. La de­ci­sión ha abier­to un gran de­ba­te en­tre los que la ven co­mo un pro­gre­so his­tó­ri­co y quie­nes creen que es “con­tra­ria al is­lam”.

La nue­va nor­ma es­ti­pu­la que se de­be dar un pa­sa­por­te sau­dí a cual­quier ciu­da­dano que lo so­li­ci­te y que nin­gu­na per­so­na ma­yor de 21 años ne­ce­si­ta­rá per­mi­so pa­ra po­der via­jar. Las en­mien­das tam­bién otor­gan a las mu­je­res por pri­me­ra vez el de­re­cho a re­gis­trar el na­ci­mien­to de sus hi­jos, el ma­tri­mo­nio o el di­vor­cio, así co­mo a re­ci­bir do­cu­men­tos fa­mi­lia­res ofi­cia­les y ser ele­gi­bles co­mo tu­to­res de me­no­res de edad.

Cen­su­ra in­ter­na­cio­nal

Riad ha su­fri­do las críticas in­ter­na­cio­na­les por la si­tua­ción de las mu­je­res que, se­gún los gru­pos de de­fen­sa de los de­re­chos hu­ma­nos, a me­nu­do, son tra­ta­das co­mo ciu­da­da­nas de se­gun­da ca­te­go­ría de­bi­do a que has­ta aho­ra re­que­rían el con­sen­ti­mien­to de un tu­tor mas­cu­lino pa­ra to­mar de­ci­sio­nes im­por­tan­tes du­ran­te to­da su vi­da sin im­por­tar su edad. Por ejemplo, la ne­ce­si­dad de con­tar con per­mi­so de un hom­bre pa­ra via­jar. Es­te sis­te­ma ha­ce que las mu­je­res es­tén cons­tre­ñi­das de por vi­da a la au­to­ri­dad de los va­ro­nes de su fa­mi­lia de­bi­do a un sis­te­ma de tu­te­la (wi­la­ya) que, se­gún los ex­per­tos, es el más res­tric­ti­vo del mun­do is­lá­mi­co y las re­du­ce a eter­nas me­no­res.

El prín­ci­pe he­re­de­ro Moham­med bin Sal­man, go­ber­nan­te de fac­to, ha ali­via­do las res­tric­cio­nes so­bre las mu­je­res al levantar el año pa­sa­do una prohi­bi­ción pa­ra con­du­cir co­mo par­te de un im­pul­so pa­ra abrir el con­ser­va­dor reino mu­sul­mán y trans­for­mar la economía. Sin em­bar­go, el ase­si­na­to en 2018 del pe­rio­dis­ta Ja­mal Khas­hog­gi a ma­nos de agen­tes sau­di­tas en el con­su­la­do del país en la lo­ca­li­dad tur­ca de Es­tam­bul ha fo­men­ta­do el re­pu­dio de la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal, que ha cri­ti­ca­do a Riad por el arres­to y la pre­sun­ta tor­tu­ra de una de­ce­na de mu­je­res activistas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.