Mi­gue­lan­xo Prado “El có­mic se ha he­cho ma­yor”

El País (País Vasco) - - BABELIA OPINIÓN -

Mi­gue­lan­xo Prado (A Co­ru­ña, 1958) es uno de los his­to­rie­tis­tas es­pa­ño­les más só­li­dos y re­co­no­ci­dos. Ga­na­dor del Pre­mio Na­cio­nal de Có­mic 2012 por su obra Ar­da­lén, di­ri­ge des­de su crea­ción el sa­lón Vi­ñe­tas des­de o Atlán­ti­co, que se ce­le­bra to­dos los me­ses de agosto en A Co­ru­ña des­de 1998. La edi­ción de es­te año, que em­pie­za el pró­xi­mo lu­nes, rin­de ho­me­na­je a Tin­tín.

¿Qué le lle­vó a la his­to­rie­ta?

La fas­ci­na­ción por el di­bu­jo, la pin­tu­ra y la na­rra­ti­va. En de­fi­ni­ti­va, ser cons­cien­te de que po­día con­tar his­to­rias con imá­ge­nes.

¿Cuál es el úl­ti­mo tí­tu­lo de có­mic que le ha im­pre­sio­na­do?

Pin­tu­ras de gue­rra, de Án­gel de la Ca­lle.

¿Su per­so­na­je fa­vo­ri­to de to­dos los tiem­pos?

En es­ta pregun­ta sus­pen­do… Son per­so­na­jes con los que en­ta­blé re­la­ción ya co­mo adul­to, y no hay tan­ta pa­sión co­mo pa­ra enamo­rar­te de uno so­lo. Cal­vin & Hob­bes po­dría ser­vir.

¿Qué obra aje­na le gus­ta­ría ha­ber fir­ma­do?

Píl­do­ras azu­les, de Fre­de­rik Pee­ters.

¿Qué obra li­te­ra­ria le gus­ta­ría con­ver­tir en vi­ñe­tas?

Di­fí­cil es­co­ger so­lo una… Cuan­do el vie­jo Sin­bad vuel­va a las is­las, de Ál­va­ro Cun­quei­ro, po­dría ser una.

¿Al­gún ti­po de có­mic que no le gus­te o in­clu­so abo­rrez­ca?

Pue­de no gus­tar­me y su­pon­go que po­dría lle­gar a abo­rre­cer una obra en con­cre­to, pe­ro ja­más “un ti­po” de có­mic.

Di­ri­ge el sa­lón Vi­ñe­tas des­de o Atlán­ti­co des­de su crea­ción en 1998. ¿En qué ha cam­bia­do esen­cial­men­te el có­mic en to­do es­te tiempo?

Nos he­mos he­cho ma­yo­res co­mo me­dio, he­mos per­di­do la pu­jan­za del pri­mer si­glo de vi­da, pe­ro nos he­mos li­bra­do de mu­chas de sus li­mi­ta­cio­nes. Crea­ti­va­men­te, es­tu­pen­do; eco­nó­mi­ca­men­te, pa­ra los au­to­res, más apre­ta­do.

¿Y có­mo ve el fu­tu­ro?

Inevi­ta­ble. Las mu­ta­cio­nes son cons­tan­tes. Me­jor preo­cu­par­nos de ma­ne­jar co­rrec­ta­men­te el pre­sen­te. Va­le… Soy de na­tu­ral op­ti­mis­ta.

Re­co­mién­de­nos una pe­lí­cu­la de ani­ma­ción.

¡Qué ma­nía con el “una”! Los diez pri­me­ros mi­nu­tos de Up, Co­co, El via­je de Chihi­ro, 101 dál­ma­tas… Cua­tro “unas” por el mis­mo pre­cio.

¿Qué can­ción es­co­ge­ría co­mo au­to­rre­tra­to?

Black­bird, de los Beatles. Me hu­bie­se gus­ta­do que al­guien hu­bie­se he­cho el equi­va­len­te al Me­di­te­rrá­neo de Se­rrat con el Atlán­ti­co.

¿Qué es­tá so­cial­men­te so­bre­va­lo­ra­do?

Lo “más”. Lo más ven­di­do, lo más nue­vo, lo más re­tui­tea­do, lo más gran­de…

¿A quién le da­ría el Pre­mio Na­cio­nal de Có­mic?

A quien fir­me la me­jor obra del año. Las ba­ses del pre­mio son cla­ras. No es un pre­mio por los ser­vi­cios pres­ta­dos. Si un des­co­no­ci­do pu­bli­ca la me­jor obra del año a jui­cio del ju­ra­do, se lle­va el pre­mio. Si un au­tor in­cues­tio­na­ble, de los que han he­cho gran­de el me­dio, ese año no pu­bli­ca una obra me­jor que la del re­cién lle­ga­do, no se lo lle­va. El pre­mio bus­ca pro­mo­cio­nar el me­dio, no ser una me­da­lla al mé­ri­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.