Ac­túa un vir­tuo­so y ¡sor­pre­sa!

El País (País Vasco) - - OPINIÓN - CAR­LOS YÁRNOZ — DE­FEN­SOR DEL LEC­TOR

La di­fu­sión de pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des en las opo­si­cio­nes de mú­si­ca ha ori­gi­na­do una inusi­ta­da olea­da de reac­cio­nes

La gran ma­yo­ría de lec­to­res que es­cri­ben al pe­rió­di­co lo ha­cen pa­ra cri­ti­car al dia­rio. Ca­si siem­pre, con ra­zón. Lo ex­cep­cio­nal es que fe­li­ci­ten por al­go. En ju­lio, sin em­bar­go, se han re­ci­bi­do múl­ti­ples pa­ra­bie­nes por di­fun­dir pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des en las opo­si­cio­nes pa­ra ca­te­drá­ti­cos de Ar­tes Es­cé­ni­cas en Madrid. Tam­bién ha ha­bi­do que­jas. Mu­chas me­nos, pe­ro de pro­ta­go­nis­tas de es­te aque­la­rre mu­si­cal.

Las sos­pe­chas de ne­po­tis­mo en esas opo­si­cio­nes pa­ra el Con­ser­va­to­rio de Mú­si­ca y la Es­cue­la Su­pe­rior de Can­to han des­per­ta­do enor­me in­te­rés. La me­dia do­ce­na de in­for­ma­cio­nes han es­ta­do en­tre las más leídas, han ori­gi­na­do 1.200 co­men­ta­rios en la web, mu­chos más en las re­des, de­ce­nas de lla­ma­das, men­sa­jes al De­fen­sor del Lec­tor, Car­tas a la Directora… “Un tsunami”, en pa­la­bras de la au­to­ra de esas no­ti­cias, Ber­ta Fe­rre­ro, de la sec­ción de Madrid.

El pri­mer tem­blor del ma­re­mo­to se re­gis­tró el día 19 con la no­ti­cia ti­tu­la­da Ac­túa un vir­tuo­so y el tri­bu­nal se des­com­po­ne. Con­ta­ba que dos miem­bros del tri­bu­nal pa­ra cá­te­dras de ins­tru­men­tos de cuer­da ha­bían di­mi­ti­do tras ac­tuar dos as­pi­ran­tes que, en con­tra de to­do pro­nós­ti­co, ha­bían pro­ta­go­ni­za­do in­ter­pre­ta­cio­nes ma­gis­tra­les. Los di­mi­sio­na­rios dis­cre­pa­ban ra­di­cal­men­te de los otros dos exa­mi­na­do­res. Ha­bía sos­pe­chas, de­cía la in­for­ma­ción, de “ama­ños”. Lo co­rro­bo­ra­ba un día des­pués el pre­si­den­te del tri­bu­nal, el vio­li­nis­ta José An­to­nio Cam­pos: “Da­ba la sen­sa­ción de que ya ha­bía pla­zas ad­ju­di­ca­das”.

Las ré­pli­cas lle­ga­ron en ca­de­na: el Go­bierno re­gio­nal or­de­nó re­pe­tir las prue­bas en sep­tiem­bre; en otras opo­si­cio­nes en la Es­cue­la de Can­to, la eli­mi­na­ción de la pia­nis­ta Cris­ti­na Alon­so Pres­ma­nes con una no­ta muy ba­ja desató pro­tes­tas y acu­sa­cio­nes de ami­guis­mo; el dia­rio des­ta­pó

que los 17 tri­bu­na­les de opo­si­cio­nes han si­do im­pug­na­dos por pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des.

Las que­jas de va­rios exa­mi­na­do­res han si­do con­tun­den­tes, pe­ro sin de­ta­lles. Alano Ko­vacs y Joa­quín To­rre, los di­mi­sio­na­rios del tri­bu­nal de cuer­da, es­cri­bie­ron pa­ra de­cir que la in­for­ma­ción de Fe­rre­ro era “inexac­ta”, pe­ro re­co­no­cie­ron que en el tri­bu­nal hu­bo “abismales di­fe­ren­cias en las ca­li­fi­ca­cio­nes”.

Des­de la Es­cue­la de Can­to, los exa­mi­na­do­res Jor­ge Ro­bai­na y Au­re­lio Vi­ri­bay tam­bién han reac­cio­na­do. Ro­bai­na sos­tie­ne que se han pu­bli­ca­do “me­ras con­je­tu­ras”, “fal­se­da­des y erro­res” ba­sa­dos en “la vi­sión ses­ga­da” de la pia­nis­ta Pres­ma­nes. Vi­ri­bay ase­gu­ra que las in­for­ma­cio­nes “con­tie­nen gra­ves acu­sa­cio­nes, des­ca­li­fi­ca­cio­nes y fal­se­da­des” ba­sa­das en el tes­ti­mo­nio de la pia­nis­ta “pa­ra per­mi­tir la des­ca­li­fi­ca­ción y el lin­cha­mien­to mo­ral de un tri­bu­nal”.

Es­tos dos úl­ti­mos so­lo nie­gan un da­to con­cre­to pu­bli­ca­do: que Pres­ma­nes no ob­tu­vo un 1,6 so­bre 10 en una prue­ba, aun­que no di­cen cuál fue la no­ta. “Igual­men­te son fal­sas otras ca­li­fi­ca­cio­nes que apa­re­cen en el ar­tícu­lo”, sos­tie­nen en una fra­se re­co­gi­da en el pe­rió­di­co el día 26.

Los men­sa­jes po­si­ti­vos han lle­ga­do a la Redacción por múl­ti­ples vías. “He­mos re­ci­bi­do de­ce­nas de car­tas, al­gu­nas de alum­nos y pro­fe­so­res de la Es­cue­la, dis­pues­tos a ha­blar y con­fir­mar lo pu­bli­ca­do”, cuen­ta Fe­rre­ro. Uno de ellos fue el ba­rí­tono y di­rec­tor de or­ques­ta Ál­va­ro Lo­zano: “Mi apo­yo a la maes­tra Pres­ma­nes es ab­so­lu­to y ne­ce­sa­rio. No po­de­mos per­mi­tir que se­me­jan­te par­cia­li­dad quede im­pu­ne e ig­no­ra­da”, es­cri­bió.

Emi­lio Man­za­na­res, exa­lumno de la Es­cue­la de Can­to, ha di­cho: “To­do mi apo­yo a la pro­fe­so­ra Pres­ma­nes. La Es­cue­la siem­pre ha si­do un cor­ti­jo”.

Otros men­sa­jes han si­do de apo­yo al dia­rio y a Fe­rre­ro, co­mo el de Ch­ris­tian Gil-Bo­rrell: “Me gus­ta­ría agra­de­cer a es­te pe­rió­di­co el ar­tícu­lo Po­lé­mi­ca en una opo­si­ción de mú­si­ca: no­ta de 1,6 a una pia­nis­ta… Es­te ar­tícu­lo sa­ca a la luz las irre­gu­la­ri­da­des que se es­tán co­me­tien­do en la Es­cue­la de Can­to. Co­mo alumno de esa ins­ti­tu­ción, quie­ro trans­mi­tir el aplau­di­do recibimien­to que ha te­ni­do es­ta pu­bli­ca­ción en mi en­torno y en un ran­go más am­plio de pro­fe­sio­na­les aje­nos a es­te cen­tro, pe­ro can­sa­dos de ver que el mis­mo mo­dus ope­ran­di se re­pi­te una y otra vez en los cen­tros edu­ca­ti­vos”.

En la sec­ción del De­fen­sor del Lec­tor he abier­to un ca­nal pa­ra res­pon­der a dia­rio y en abier­to lo que us­te­des deseen plan­tear. Es­tán in­vi­ta­dos

Un lec­tor que pre­fie­re el ano­ni­ma­to “por miedo” ha di­cho por mail: “En­ho­ra­bue­na por el co­ra­je de pu­bli­car la se­rie de ar­tícu­los de Ber­ta Fe­rre­ro”. May­te Al­fon­so Ro­ca afir­ma en otro mensaje a la directora: “Quie­ro fe­li­ci­tar­le por el ar­tícu­lo re­fe­ren­te a las opo­si­cio­nes de la Es­cue­la de Can­to (…) Es ne­ce­sa­rio que ha­ya pe­rio­dis­tas va­lien­tes”.

Luis Gó­mez, re­dac­tor je­fe de Madrid, cree que su sec­ción ha mo­vi­do una pla­ca tec­tó­ni­ca en un mun­do in­to­ca­ble has­ta aho­ra. “De to­do el ma­te­rial re­co­gi­do se des­pren­de una gra­ve fal­ta de trans­pa­ren­cia tan­to en la com­po­si­ción de es­tos tri­bu­na­les co­mo en sus de­li­be­ra­cio­nes”, afir­ma. Las ré­pli­cas con­ti­núan y los da­ños aún es­tán por eva­luar.

P. D. En la sec­ción del De­fen­sor del Lec­tor he abier­to un ca­nal pa­ra res­pon­der a dia­rio y pú­bli­ca­men­te lo que us­te­des plan­teen. Es­tán to­dos in­vi­ta­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.