El día des­pués del Bre­xit du­ro

El País (País Vasco) - - ECONOMÍA Y TRABAJO -

El nue­vo Go­bierno bri­tá­ni­co ha apos­ta­do cla­ra­men­te por de­mos­trar que un Bre­xit du­ro es una op­ción viable, o al me­nos más viable y be­ne­fi­cio­sa pa­ra el país que la de un Bre­xit or­de­na­do, con backs­top ir­lan­dés y sen­ta­das las ba­ses de una unión adua­ne­ra fu­tu­ra en­tre el Reino Uni­do y la UE. Re­sul­ta di­fí­cil ima­gi­nar có­mo un Bre­xit sal­va­je es más ven­ta­jo­so pa­ra el país que uno or­de­na­do, pe­ro for­ma par­te de una nue­va es­tra­te­gia ne­go­cia­do­ra a car­go de un Go­bierno (más eu­ro­es­cép­ti­co que el an­te­rior) que pre­ten­de

arran­car­le a Eu­ro­pa más con­ce­sio­nes.

Sin em­bar­go, es­te plan­tea­mien­to po­dría aca­bar te­nien­do un re­sul­ta­do ines­pe­ra­do. De la mis­ma ma­ne­ra que la vic­to­ria de la cam­pa­ña del Lea­ve en 2016 fue una sor­pre­sa in­clu­so pa­ra sus pro­mo­to­res, un Bre­xit du­ro por ac­ci­den­te, fru­to de una mal cal­cu­la­da es­tra­te­gia ne­go­cia­do­ra bri­tá­ni­ca, po­dría aca­bar sien­do otra sor­pre­sa del des­tino.

Por mu­cho que la UE y los Es­ta­dos miem­bros, Es­pa­ña in­clui­da, ha­yan he­cho sus de­be­res y ha­yan apro­ba­do me­di­das de con­tin­gen­cia pa­ra mi­ti­gar los prin­ci­pa­les efec­tos de un Bre­xit du­ro, las con­se­cuen­cias de una rup­tu­ra ra­di­cal con Eu­ro­pa serán do­lo­ro­sas pa­ra am­bas par­tes.

Pe­ro por muy du­ra que pue­da ser la sa­li­da pa­ra la UE, los efec­tos so­bre el Reino Uni­do, su eco­no­mía y sus ciu­da­da­nos, serán aún más de­vas­ta­do­res. El Reino Uni­do per­de­rá ac­ce­so al que es ac­tual­men­te su prin­ci­pal mer­ca­do, tan­to en ser­vi­cios co­mo en bie­nes. En al­gu­nos ca­sos los ser­vi­cios sim­ple­men­te no se po­drán pres­tar, sal­vo que las em­pre­sas

Una libra de­bi­li­ta­da pro­vo­ca­rá el rá­pi­do en­ca­re­ci­mien­to del ni­vel de vi­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.