El fis­cal pi­de impu­tar al due­ño de Dia por la quie­bra de Zed

El mag­na­te ru­so Frid­man ma­nio­bró pa­ra as­fi­xiar la fir­ma y ad­qui­rir­la a ba­jo pre­cio

El País (País Vasco) - - ECONOMÍA Y TRABAJO - FER­NAN­DO J. PÉ­REZ,

La Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción ha so­li­ci­ta­do al juez de la Au­dien­cia Na­cio­nal Ma­nuel Gar­cíaCas­te­llón que ci­te co­mo impu­tado al mag­na­te ru­so Mi­jaíl Frid­man, má­xi­mo ac­cio­nis­ta de la ca­de­na de su­per­mer­ca­dos Dia, en el ca­so de la quie­bra de la em­pre­sa es­pa­ño­la de vi­deo­jue­gos Zed Worl­dWi­de. El mi­nis­te­rio pú­bli­co con­si­de­ra que Frid­man reali­zó ma­nio­bras, co­mo ac­cio­nis­ta y acree­dor de Zed, pa­ra lo­grar la as­fi­xia fi­nan­cie­ra de la com­pa­ñía tec­no­ló­gi­ca di­ri­gi­da por Javier Pé­rez Dol­set, y ad­qui­rir­la pos­te­rior­men­te por 20 mi­llo­nes de eu­ros, un “pre­cio irri­so­rio” muy in­fe­rior al de su va­lor de mer­ca­do.

El fis­cal del ca­so Zed, Jo­sé Grin­da, con­si­de­ra que el com­ple­jo en­tra­ma­do so­cie­ta­rio con­tro­la­do por Frid­man lle­vó a ca­bo “lo que en el en­torno cri­mi­nal ru­so se co­no­ce co­mo un raid”, una ab­sor­ción ile­gal me­dian­te una com­bi­na­ción de es­tra­te­gias de “blo­queo ins­ti­tu­cio­nal y eco­nó­mi­co” de Zed. En es­tas ma­nio­bras se pro­du­je­ron de­li­tos de ma­qui­na­ción pa­ra al­te­rar el pre­cio de las co­sas, ad­mi­nis­tra­ción frau­du­len­ta, in­sol­ven­cia pu­ni­ble y co­rrup­ción en los ne­go­cios, se­gún con­si­de­ra el fis­cal.

La en­tra­da de los ac­cio­nis­tas ru­sos en Zed se ini­ció en 2008. Ello per­mi­tió a la com­pa­ñía de Pé­rez Dol­set ex­pe­ri­men­tar un cre­ci­mien­to en su ci­fra de ne­go­cio, has­ta el pun­to de que en­tre 2009 y 2013 el 43% de los in­gre­sos del gru­po es­pa­ñol pro­ce­dían del hol­ding con­tro­la­do por Frid­man. Zed em­pren­dió su ex­pan­sión me­dian­te su sa­li­da a Bol­sa en el mer­ca­do tec­no­ló­gi­co Nas­daq de Es­ta­dos Uni­dos. Pa­ra ello fir­mó un cré­di­to sin­di­ca­do de 140 mi­llo­nes en di­ciem­bre de 2013 con un gru­po de ban­cos li­de­ra­do por ING. En­tre las en­ti­da­des pres­ta­mis­tas fi­gu­ra­ba el Ams­ter­dam Tra­de Bank NV, fi­lial ho­lan­de­sa de Al­fa Bank, un gru­po ban­ca­rio con­tro­la­do por el pro­pio Frid­man des­de 2001, que apor­tó 18,6 mi­llo­nes al cré­di­to.

El mag­na­te ru­so se ase­gu­ró así, se­gún la Fis­ca­lía, una “po­si­ción do­mi­nan­te” y de “pri­vi­le­gio” en el gru­po Zed, en la me­di­da que for­ma­ba par­te del ac­cio­na­ria­do y al mis­mo tiem­po se con­ver­tía en uno de los prin­ci­pa­les acree­do­res de la com­pa­ñía. El mi­nis­te­rio pú­bli­co ex­pli­ca en su es­cri­to al juez Gar­cíaCas­te­llón que los so­cios ru­sos em­pren­die­ron en­ton­ces una “ac­ción de pre­sión” y “aho­go eco­nó­mi­co de­fi­ni­ti­vo” con­tra Zed, me­dian­te una “es­tra­te­gia ile­gal de in­te­rrup­ción de pa­go de di­vi­den­dos” de las fi­lia­les ru­sas que desem­bo­có en una “fal­ta to­tal de li­qui­dez” de la tec­no­ló­gi­ca es­pa­ño­la, que ter­mi­nó en la quie­bra de es­ta.

En su dic­ta­men, de 23 fo­lios, el fis­cal Grin­da ex­po­ne prác­ti­cas de “mo­di­fi­ca­cio­nes agre­si­vas e in­jus­ti­fi­ca­das de con­tra­tos” por par­te de las em­pre­sas de Frid­man, el pa­go de “co­mi­sio­nes ile­ga­les” que men­gua­ron el ca­pi­tal de Zed, to­do ello en fa­vor de los in­ver­so­res ru­sos. “Es­te pro­ce­so de fa­vo­re­ci­mien­to cul­mi­nó con una ofer­ta de com­pra, fe­cha­da en oc­tu­bre de 2016, por un im­por­te de 20 mi­llo­nes de eu­ros, muy por de­ba­jo del que era su va­lor cuan­do die­ron co­mien­zo las ma­nio­bras de pa­ra­li­za­ción y blo­queo, con­tro­la­das por Mi­jaíl Frid­man”, re­cuer­da el fis­cal. La ofer­ta fue pre­sen­ta­da con­jun­ta­men­te por Va­ge En­gi­bar­yan, un in­ver­sor ru­so su­bor­di­na­do al mag­na­te, y por el Gru­po Pla­ne­ta, se­gún ex­pli­ca el in­for­me.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.