Impu­tado el ex­ge­ren­te de TV3 por la ca­ja b de Con­ver­gèn­cia

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - FER­NAN­DO J. PÉREZ,

El juez de la Au­dien­cia Na­cio­nal Jo­sé de la Ma­ta ha impu­tado en el ca­so 3% a Oriol Carbó, em­pre­sa­rio au­dio­vi­sual y an­ti­guo ge­ren­te de TV3. Se­gún la in­ves­ti­ga­ción, Carbó des­vió unos 750.000 eu­ros me­dian­te fac­tu­ras fal­sas de pro­gra­mas de la te­le­vi­sión

El ma­gis­tra­do ha ac­ce­di­do a la pe­ti­ción for­mu­la­da la se­ma­na pa­sa­da por la Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción y, ade­más de con­vo­car a Carbó co­mo in­ves­ti­ga­do, ha re­que­ri­do a la Cor­po­ra­ción Ca­ta­la­na de Me­dios Au­dio­vi­sua­les (CCMA) to­dos los con­tra­tos que es­te en­te pú­bli­co ha­ya rea­li­za­do con Tria­com Au­dio­vi­sual, pro­duc­to­ra del an­ti­guo ge­ren­te de TV3. Es­ta em­pre­sa man­tie­ne gran­des re­la­cio­nes con la te­le­vi­sión pú­bli­ca ca­ta­la­na. Ade­más, el ma­gis­tra­do re­quie­re al en­te au­to­nó­mi­co los con­tra­tos que ha­ya for­ma­li­za­do con Carbó co­mo per­so­na fí­si­ca.

El au­to, fir­ma­do el pa­sa­do lu­nes, se­ña­la que fue Carbó quien, a tra­vés de Tria­com, abo­nó a la mer­can­til His­part, pro­pie­dad del em­pre­sa­rio Joan Ma­nuel Pa­rra, la deu­da que Con­ver­gèn­cia man­te­nía con esa com­pa­ñía, que or­ga­ni­zó los ac­tos de cam­pa­ña de Ar­tur Mas de 2010. Carbó ac­tuó, se­gún el juez, “si­guien­do ins­truc­cio­nes di­rec­tas y ex­pre­sas” de Ger­mà Gor­dó, ex­se­cre­ta­rio del Go­vern de la Ge­ne­ra­li­tat.

Se­gún la re­so­lu­ción, Gor­dó dio ins­truc­cio­nes a Pa­rra so­bre có­mo pre­pa­rar las fac­tu­ras de His­part pa­ra Tria­com en seis pla­zos men­sua­les. An­tes de li­brar ca­da fac­tu­ra, Pa­rra y Carbó man­te­nían una au­to­nó­mi­ca ca­ta­la­na a una em­pre­sa que tra­ba­jó pa­ra la cam­pa­ña elec­to­ral de la ex­tin­ta Con­ver­gèn­cia De­mo­crà­ti­ca de Ca­ta­lun­ya en las au­to­nó­mi­cas de 2010, en las que Ar­tur Mas fue ele­gi­do por pri­me­ra vez pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat. Carbó ha si­do ci­ta­do a de­cla­rar el 10 de sep­tiem­bre. reunión en la que el pro­duc­tor au­dio­vi­sual le de­cía al or­ga­ni­za­dor de las cam­pa­ñas de CDC el con­cep­to que de­bía in­cluir pa­ra su abono. “Es­te con­cep­to es­ta­ba siem­pre re­la­cio­na­do con su­pues­tas (y ob­via­men­te inexis­ten­tes) co­la­bo­ra­cio­nes de His­part [la em­pre­sa de Pa­rra] en pro­duc­cio­nes au­dio­vi­sua­les de Tria­com [la mer­can­til de Carbó] pa­ra la Cor­po­ra­ción Ca­ta­la­na de Me­dios Au­dio­vi­sua­les”. El lu­nes de la se­ma­na pa­sa­da, Pa­rra de­cla­ró co­mo tes­ti­go an­te el juez De la Ma­ta.

El em­pre­sa­rio ma­ni­fes­tó en esa de­cla­ra­ción tes­ti­fi­cal que en las fac­tu­ras se in­tro­du­je­ron con­cep­tos co­mo pa­gos de Tria­com a His­part por tra­ba­jos pa­ra pro­gra­mas co­mo Fish and Chips y El Gran Dic­tat, que pro­du­cía la em­pre­sa de Carbó, en al­gu­nos ca­sos por va­lor de más de 200.000 eu­ros. “La can­ti­dad to­tal abo­na­da por Tria­com Au­dio­vi­sual a His­part S. A. por cuen­ta y en be­ne­fi­cio de CDC as­cen­dió apro­xi­ma­da­men­te a 750.000 eu­ros”, re­la­ta el ma­gis­tra­do en su re­so­lu­ción.

El ca­so 3% in­ves­ti­ga la es­truc­tu­ra pa­ra la fi­nan­cia­ción ile­gal de la ex­tin­ta Con­ver­gèn­cia que pu­sie­ron en mar­cha di­ri­gen­tes del par­ti­do fun­da­do por Jor­di Pu­jol. Los res­pon­sa­bles de la tra­ma “al­te­ra­ban to­do ti­po de con­tra­tos pú­bli­cos con la fi­na­li­dad de di­ri­gir los mis­mos ha­cia las em­pre­sas de los em­pre­sa­rios con­ni­ven­tes quie­nes, a su vez, rea­li­za­ban do­na­cio­nes a las fun­da­cio­nes li­ga­das a CDC”, co­mo Ca­tDem o Fo­rum Bar­ce­lo­na, re­cuer­da el ma­gis­tra­do. Los pa­gos en oca­sio­nes iban vin­cu­la­dos a ad­ju­di­ca­cio­nes con­cre­tas de con­tra­tos, y otras ve­ces bus­ca­ban crear o man­te­ner una bue­na re­la­ción con el par­ti­do go­ber­nan­te en Ca­ta­lu­ña y con los je­rar­cas de es­te, se­ña­la el juez.

An­dreu Vi­lo­ca, ex­te­so­re­ro de CDC, con­tro­la­ba las li­ci­ta­cio­nes de di­fe­ren­tes ad­mi­nis­tra­cio­nes go­ber­na­das por la for­ma­ción na­cio­na­lis­ta, y con­se­guía que los con­tra­tos fue­ran ad­ju­di­ca­dos a las em­pre­sas que co­la­bo­ra­ban con la fi­nan­cia­ción ile­gal. Ade­más, los em­pre­sa­rios con­se­guían mo­di­fi­car al al­za el pre­cio de los con­tra­tos pú­bli­cos que les eran ad­ju­di­ca­dos, de mo­do que el so­bre­cos­te per­mi­tía abo­nar pa­gos ba­jo cuer­da al par­ti­do. De es­te mo­do, la ca­ja b con­ver­gen­te aca­ba­ba nu­trién­do­se en úl­ti­ma ins­tan­cia con di­ne­ro pú­bli­co.

/ E. FONTCUBERT­A (EFE)

El ex­pre­si­dent Ar­tur Mas, el vier­nes en Bar­ce­lo­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.