El blo­queo de Washington ten­sa el pro­ce­so de diá­lo­go en­tre el cha­vis­mo y la opo­si­ción

La me­di­da acen­túa la fi­su­ra en­tre las par­tes, pe­ro las con­ver­sa­cio­nes se man­tie­nen

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - MAOLIS CAS­TRO,

La or­den eje­cu­ti­va de la Ad­mi­nis­tra­ción de Do­nald Trump, que con­ge­la los ac­ti­vos del Go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro en Es­ta­dos Uni­dos, ha dis­pa­ra­do la ten­sión en­tre el ré­gi­men y la opo­si­ción. Es­ta nue­va es­ca­la­da ha im­pac­ta­do en el pro­ce­so de diá­lo­go aus­pi­cia­do por No­rue­ga, aun­que de mo­men­to na­die ha ma­ni­fes­ta­do su vo­lun­tad de re­ti­rar­se de las con­ver­sa­cio­nes que se desa­rro­llan en Bar­ba­dos.

Juan Guai­dó, el je­fe del Par­la­men­to re­co­no­ci­do co­mo pre­si­den­te in­te­ri­no de Ve­ne­zue­la por más de 50 paí­ses, ase­gu­ró que con­ti­nua­rá en con­ver­sa­cio­nes con el ofi­cia­lis­mo. “Es­ta­mos ac­tuan­do en to­dos los te­rre­nos de lu­cha pa­ra lo­grar la pre­sión ne­ce­sa­ria, pa­ra la so­lu­ción a la cri­sis”, di­jo.

Las fi­su­ras po­lí­ti­cas se han acen­tua­do con la ju­ga­da de Trump. John Bol­ton, el ase­sor de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal de la Ca­sa Blan­ca, ha aler­ta­do de que el mo­men­to pa­ra el diá­lo­go ha ter­mi­na­do. “Aho­ra es el mo­men­to de la ac­ción. No hay ne­ce­si­dad de arries­gar sus in­tere­ses co­mer­cia­les con los EE UU con el fin de be­ne­fi­ciar­se de un ré­gi­men co­rrup­to y mo­ri­bun­do”, di­jo el mar­tes en una cum­bre en Li­ma pa­ra de­ba­tir la cri­sis ve­ne­zo­la­na.

Pa­ra el su­ce­sor de Hu­go Chá­vez, la es­tra­te­gia de Washington su­po­ne un gol­pe de ti­món. Sus re­pre­sen­tan­tes han exi­gi­do la sus­pen­sión de las san­cio­nes in­ter­na­cio­na­les con­tra fun­cio­na­rios, alia­dos y em­pre­sas es­ta­ta­les des­de ha­ce años. Delcy Ro­drí­guez, vi­ce­pre­si­den­ta de Ve­ne­zue­la, ha acu­sa­do a la Ca­sa Blan­ca de in­ten­tar boi­co­tear las con­ver­sa­cio­nes en­tre cha­vis­mo y opo­si­ción. “[Es­ta­dos Uni­dos] es­tá pa­tean­do la me­sa de diá­lo­go”, di­jo el mar­tes.

La de­ci­sión de EE UU aco­rra­la eco­nó­mi­ca­men­te al ré­gi­men co­mo nun­ca an­tes. Mariano de

Alba, abo­ga­do es­pe­cia­lis­ta en de­re­cho in­ter­na­cio­nal, con­si­de­ra que exis­te una po­si­bi­li­dad de que el cha­vis­mo uti­li­ce el blo­queo co­mo una ex­cu­sa pa­ra aban­do­nar las con­ver­sa­cio­nes con sus ad­ver­sa­rios po­lí­ti­cos, aun­que opi­na que es im­pro­ba­ble por­que Ma­du­ro es­tá afe­rra­do a la tre­ta de una me­sa de diá­lo­go per­ma­nen­te pa­ra ga­nar tiem­po. Se­gún el ana­lis­ta, los re­pre­sen­tan­tes de Guai­dó con­ti­núan en es­tas jor­na­das de diá­lo­go co­mo una ac­ción pa­ra ago­tar to­das las vías. “Exis­te un po­si­ble es­ce­na­rio. La pre­sión de los paí­ses de la Unión Eu­ro­pea pue­de in­cre­men­tar­se si, al fi­nal, No­rue­ga in­for­mal­men­te rea­li­za la de­ter­mi­na­ción de que no se pu­do lle­gar a un acuer­do por­que, sen­ci­lla­men­te, Ma­du­ro no te­nía vo­lun­tad de con­se­guir so­lu­cio­nes”, ex­pli­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.