“No es­toy he­cho pa­ra me­dias tin­tas”

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL -

El lí­der de la Li­ga ha­bía exi­gi­do a lo lar­go de la se­ma­na una se­rie de con­di­cio­nes pa­ra apo­yar al Mo­vi­mien­to 5 Es­tre­llas y man­te­ner la ac­tual ma­yo­ría de go­bierno. Se­gún se­ña­lan me­dios ita­lia­nos, sus de­man­das pa­sa­ban por la sa­li­da de tres mi­nis­tros y un nue­vo acuer­do que in­clu­ye­ra su an­sia­da re­for­ma fis­cal, con una suer­te de ta­ri­fa pla­na tri­bu­ta­ria y una ma­yor autonomía pa­ra las re­gio­nes. “Pac­tos cla­ros, lar­ga amis­tad. No es­toy he­cho pa­ra me­dias tin­tas”, di­jo el miér­co­les Sal­vi­ni y apun­tó que “si hay al­gún pro­ble­ma que re­sol­ver, de­be re­sol­ver­se de­pri­sa”. En­tre los mi­nis­tros que es­ta­ban en el pun­to de mi­ra de Sal­vi­ni, des­ta­ca­ba Da­ni­lo To­ni­ne­lli (Trans­por­te e In­fraes­truc­tu­ra, M5S), al que acusa de blo­quear “de­ce­nas y de­ce­nas de otras obras pú­bli­cas” y con quien man­tie­ne una ri­va­li­dad his­tó­ri­ca por un con­flic­to de com­pe­ten­cias so­bre los puer­tos, que Sal­vi­ni ha ce­rra­do a los bar­cos hu­ma­ni­ta­rios de las ONG. pa­ra el M5S la no­ta de la Li­ga en la que an­ti­ci­pa­ba la rup­tu­ra de la coa­li­ción. “Acu­da­mos in­me­dia­ta­men­te al Par­la­men­to pa­ra cons­ta­tar que ya no te­ne­mos una ma­yo­ría, co­mo de­mues­tra la vo­ta­ción del tren de al­ta ve­lo­ci­dad y los re­pe­ti­dos in­sul­tos a mí y a la Li­ga por par­te de los alia­dos”, se­ña­ló y pi­dió “de­vol­ver la pa­la­bra rá­pi­da­men­te a los ita­lia­nos”.

Sal­vi­ni, cons­cien­te de que tie­ne la lla­ve del Go­bierno, ha apro­ve­cha­do en los úl­ti­mos me­ses su vic­to­ria en las elec­cio­nes eu­ro­peas y sus al­tos ni­ve­les de po­pu­la­ri­dad —las en­cues­tas le dan más del 36% de in­ten­ción de vo­to— pa­ra sa­car a re­lu­cir el fan­tas­ma de las ur­nas y pre­sio­nar a sus so­cios, que atra­vie­san un mo­men­to de de­bi­li­dad his­tó­ri­ca. Has­ta aho­ra so­lo ha­bía ju­ga­do con la in­cer­ti­dum­bre ha­blan­do en un tono am­bi­guo “pron­to lo sa­bre­mos”, di­jo ha­ce un par de días, la úl­ti­ma oca­sión en la que se le pre­gun­tó por unas hi­po­té­ti­cas elec­cio­nes y nun­ca ha ido más allá.

La nue­va po­si­ción de la Li­ga, de la que no ha­bía ha­bla­do has­ta el mo­men­to, ele­vó la ten­sión en la coa­li­ción y de­jó al M5S prác­ti­ca­men­te en es­ta­do de shock. “Ita­lia ne­ce­si­ta cer­te­zas y elec­cio­nes va­lien­tes y com­par­ti­das, es inú­til avan­zar en­tre noes, apla­za­mien­tos, blo­queos y bron­cas co­ti­dia­nas”, apun­tó la Li­ga en alu­sión a los ca­da vez más fre­cuen­tes en­fren­ta­mien­tos en­tre am­bas for­ma­cio­nes. Y des­gra­nó los pun­tos de fric­ción que los se­pa­ran: “gran­des obras, in­fra­es­truc­tu­ras, desa­rro­llo eco­nó­mi­co, rebaja de im­pues­tos, le­gis­la­ción au­to­nó­mi­ca, ener­gía, re­for­ma de la jus­ti­cia y re­la­ción con la Unión Eu­ro­pea”.

Pre­su­pues­tos

El M5S tan so­lo ati­nó a pe­dir cla­ri­dad a sus so­cios. “La no­ta de la Li­ga es in­com­pren­si­ble. Que di­gan cla­ra­men­te lo que quie­ren ha­cer. Que sean cla­ros”, se­ña­la­ron los gri­lli­nos en un co­mu­ni­ca­do. “No me gus­tan los jue­gue­ci­tos de pa­la­cio”, re­ma­tó Di Maio. Y la aclaración de Sal­vi­ni, en la que da­ba por ro­ta es­ta eta­pa de Go­bierno, lle­gó unas ho­ras des­pués co­mo una api­so­na­do­ra.

El je­fe del Es­ta­do es par­ti­da­rio de man­te­ner al Eje­cu­ti­vo en pleno fun­cio­na­mien­to en oto­ño pa­ra ela­bo­rar los pre­su­pues­tos, cu­yo pri­mer bo­rra­dor de­be pre­sen­tar­se a la UE a fi­na­les de sep­tiem­bre. El año pa­sa­do lle­vó me­ses pac­tar un es­bo­zo de las cuen­tas pú­bli­cas y aca­rreó du­ros en­fren­ta­mien­tos con Bru­se­las.

El M5S y la Li­ga go­bier­nan jun­tos des­de el 1 de ju­nio de 2018. En es­te tiem­po, los equi­li­brios de po­der han cam­bia­do las tor­nas y des­de las eu­ro­peas la for­ma­ción de Sal­vi­ni se al­zó co­mo pri­mer par­ti­do de Ita­lia. Se­gún los son­deos, Sal­vi­ni no con­se­gui­ría go­ber­nar en so­li­ta­rio, pe­ro sí po­dría ha­cer­lo con los ul­tra­de­re­chis­tas Her­ma­nos de Ita­lia y la con­ser­va­do­ra For­za Ita­lia, de Sil­vio Ber­lus­co­ni, con los que ya acu­dió en coa­li­ción a las úl­ti­mas ge­ne­ra­les.

/ ANGELO CARCONI (EFE)

El vi­ce­pri­mer mi­nis­tro ita­liano, Lui­gi Di Maio, du­ran­te la se­sión del Se­na­do el miér­co­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.