El juez or­de­na iden­ti­fi­car a los con­vo­can­tes de los ho­me­na­jes a eta­rras

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - FER­NAN­DO J. PÉ­REZ,

El juez de la Au­dien­cia Na­cio­nal Jo­sé Luis Ca­la­ma or­de­nó ayer a la Guar­dia Ci­vil que iden­ti­fi­que a los con­vo­can­tes de los ho­me­na­jes a los eta­rras ex­car­ce­la­dos Jo­sé Ja­vier Za­ba­le­ta Elo­se­gi, Bal­do ,yXa­bier Ugar­te, que se ce­le­bra­ron en Hernani y Oña­ti (Gi­puz­koa) el 27 y 28 de ju­lio. El ma­gis­tra­do in­ves­ti­ga si es­tos re­ci­bi­mien­tos, en los que cen­te­na­res de per­so­nas aco­gie­ron con ho­no­res a am­bos miem­bros de ETA, cons­ti­tu­yen un de­li­to de enal­te­ci­mien­to del te­rro­ris­mo.

Ca­la­ma, ti­tu­lar del Juz­ga­do Cen­tral de Ins­truc­ción nú­me­ro 4, atien­de así la pe­ti­ción de la Fiscalía de la Au­dien­cia Na­cio­nal. El mi­nis­te­rio pú­bli­co se mos­tró fa­vo­ra­ble a in­ves­ti­gar esos re­ci­bi­mien­tos des­pués de que fue­ran de­nun­cia­dos por la De­le­ga­ción del Go­bierno en el País Vas­co, la Aso­cia­ción de Víctimas del Te­rro­ris­mo (AVT), el Co­lec­ti­vo de Víctimas del Te­rro­ris­mo (Covite) y días más tar­de por Vox.

To­das las de­nun­cias se han acu­mu­la­do en un úni­co pro­ce­di­mien­to ju­di­cial. Tan­to Covite co­mo Vox pi­den al juez que in­da­gue so­bre la ce­sión de lo­ca­les mu­ni­ci­pa­les pa­ra los re­ci­bi­mien­tos. En am­bas lo­ca­li­da­des go­bier­na EH Bil­du.

Condena com­pli­ca­da

Za­ba­le­ta Elo­se­gi sa­lió el 28 de ju­lio de la pri­sión za­ra­go­za­na de Zue­ra tras 29 años en­tre re­jas en Es­pa­ña y Fran­cia. An­ti­guo je­fe del apa­ra­to lo­gís­ti­co de la ban­da, Bal­do fue con­de­na­do por el ase­si­na­to de cua­tro guar­dias ci­vi­les y un ve­cino de Za­rautz (Gi­puz­koa), ame­tra­lla­dos en el bar Hai­zea de esa lo­ca­li­dad.

Al día si­guien­te, en Oña­ti, un sec­tor de los ve­ci­nos dis­pen­só un re­ci­bi­mien­to mul­ti­tu­di­na­rio al eta­rra Xa­bier Ugar­te, que sa­lió de la cár­cel sal­man­ti­na de To­pas tras cum­plir 22 años de pe­na por el se­cues­tro del fun­cio­na­rio de pri­sio­nes Jo­sé An­to­nio Ortega La­ra, que pa­só 532 días en un zu­lo de la tam­bién lo­ca­li­dad gui­puz­coa­na de Mon­dra­gón en­tre enero de 1996 y ju­lio de 1997.

Fuen­tes de la Fiscalía con­si­de­ran que, pe­se a la aper­tu­ra de las di­li­gen­cias, una po­si­ble condena a los or­ga­ni­za­do­res de los ho­me­na­jes es com­pli­ca­da. Ade­más de la di­fi­cul­tad de iden­ti­fi­car e in­di­vi­dua­li­zar la con­duc­ta de los res­pon­sa­bles de los re­ci­bi­mien­tos, tras el ce­se de la ac­ti­vi­dad te­rro­ris­ta y la di­so­lu­ción de ETA, la ju­ris­pru­den­cia so­bre el de­li­to de enal­te­ci­mien­to del te­rro­ris­mo ha cam­bia­do. Aho­ra se exi­ge que los ac­tos de apo­lo­gía su­pon­gan en sí mis­mos un ries­go o una in­ci­ta­ción a que se co­me­tan ac­tos vio­len­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.