De­ber de Me­mo­ria. De­ber de Jus­ti­cia

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - Do­lo­res Del­ga­do Gar­cía en fun­cio­nes. es mi­nis­tra de Jus­ti­cia

Des­de que es­tu­ve en ma­yo en el cam­po de con­cen­tra­ción na­zi de Maut­hau­sen-Gu­sen, hoy con­ser­va­do co­mo lu­gar de me­mo­ria eu­ro­pea, las imá­ge­nes té­tri­cas de la ex­ten­sa y am­plia ave­ni­da cen­tral del pri­me­ro y la con­fi­gu­ra­ción si­nies­tra del se­gun­do, vie­nen a mi me­mo­ria co­mo un es­ce­na­rio de tor­tu­ra y muer­te in­ape­la­ble. Son imá­ge­nes que ja­más de­be­rían bo­rrar­se de nues­tras men­tes pa­ra te­ner muy pre­sen­te lo que ocu­rrió, que nun­ca de­be re­pe­tir­se.

Hoy es uno de esos días en los que un dia­rio ofi­cial ha­ce al­go gran­de que que­da­rá pa­ra la his­to­ria co­mo día de re­pa­ra­ción sim­bó­li­ca. El BOE pu­bli­ca los nom­bres de 4.427 es­pa­ño­les ase­si­na­dos en ese cam­po de con­cen­tra­ción du­ran­te la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial. Al­go tan asép­ti­co y frío co­mo un edic­to del Re­gis­tro Ci­vil Cen­tral, que

in­clu­ye el lis­ta­do pro­vi­sio­nal de los nom­bres, su pro­ce­den­cia geo­grá­fi­ca, sus fe­chas de nacimiento y tam­bién de fa­lle­ci­mien­to en es­te com­ple­jo di­se­ña­do pa­ra el ex­ter­mi­nio por el ré­gi­men na­zi, pue­de con­ver­tir­se en bál­sa­mo pa­ra las víctimas y pa­ra la con­cien­cia co­lec­ti­va de un pue­blo que, con de­ma­sia­da fre­cuen­cia, ol­vi­da a sus hé­roes.

Co­mo mi­nis­tra de Jus­ti­cia es un ho­nor im­pul­sar es­ta ini­cia­ti­va que cons­ti­tu­ye un pa­so más pa­ra cum­plir uno de los ob­je­ti­vos del Go­bierno, la de­vo­lu­ción de su ciu­da­da­nía a nues­tros com­pa­trio­tas víctimas del na­zis­mo, y en es­te pro­ce­di­mien­to en con­cre­to, la ins­crip­ción de su de­fun­ción en el Re­gis­tro Ci­vil. Se abre un pro­ce­so pú­bli­co de ale­ga­cio­nes que tie­ne co­mo fi­na­li­dad per­mi­tir a fa­mi­lia­res e in­ves­ti­ga­do­res ha­cer cons­tar po­si­bles erro­res. En es­te pro­ce­so de iden­ti­fi­ca­ción que aho­ra ve la luz, de­bo agra­de­cer la co­la­bo­ra­ción que el Go­bierno fran­cés hi­zo en los años cin­cuen­ta, re­mi­tien­do los nom­bres a las au­to­ri­da­des fran­quis­tas de la épo­ca, que hi­cie­ron ca­so omi­so, y el mi­nu­cio­so tra­ba­jo de co­te­jo rea­li­za­do por un equi­po de la Com­plu­ten­se de Ma­drid, en­ca­be­za­do por el profesor Gut­ma­ro Gó­mez Bra­vo, con la asis­ten­cia de la Ami­cal de Maut­hau­sen y otros cam­pos y de las víctimas del na­zis­mo en Es­pa­ña.

La in­ten­ción del Go­bierno es con­ti­nuar tra­ba­jan­do el re­gis­tro in­clu­yen­do a víctimas es­pa­ño­las de otros cam­pos. Es­ta ini­cia­ti­va, jun­to con el acuer­do del Con­se­jo de Mi­nis­tros de 26 de abril de­cla­ran­do el 5 de ma­yo co­mo “día de ho­me­na­je a los es­pa­ño­les de­por­ta­dos y fa­lle­ci­dos en Maut­hau­sen y en otros cam­pos y a to­das las víctimas del na­zis­mo en Es­pa­ña”, pre­ten­de ren­dir tri­bu­to a la me­mo­ria de un co­lec­ti­vo que de­fen­dió

va­lo­res de­mo­crá­ti­cos fren­te al to­ta­li­ta­ris­mo. Ese con­tin­gen­te es­ta­ba com­pues­to en su in­men­sa ma­yo­ría por exi­lia­dos re­pu­bli­ca­nos que qui­sie­ron con­ti­nuar lu­chan­do por las li­ber­ta­des y la de­mo­cra­cia en Eu­ro­pa una vez per­di­da la gue­rra en Es­pa­ña. Su com­pro­mi­so y su sa­cri­fi­cio por aque­llas con­quis­tas que se lo­gra­ron fi­nal­men­te en Eu­ro­pa tar­da­rían en fruc­ti­fi­car 40 años en nues­tro país. Es el mo­men­to de fi­na­li­zar la ta­rea pen­dien­te de reivin­di­ca­ción de su me­mo­ria en su pa­tria, por la que tan­to die­ron. Lle­ga­mos tar­de: la ma­yo­ría de los su­per­vi­vien­tes han des­apa­re­ci­do. Sin em­bar­go, su me­mo­ria y ejem­plo per­ma­ne­ce­rán en la con­cien­cia co­lec­ti­va de los de­mó­cra­tas es­pa­ño­les, es­pe­cial­men­te en las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes. Su le­ga­do re­pre­sen­ta una par­te sus­tan­cial de lo me­jor de Es­pa­ña y son, por de­re­cho pro­pio, pi­la­res fun­da­men­ta­les de nues­tra me­mo­ria de­mo­crá­ti­ca. Y, aun­que sea de for­ma sim­bó­li­ca, da­mos así cum­pli­mien­to a nues­tro de­ber de Jus­ti­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.