De sa­fa­ri en bi­ci por Ke­nia

El País (País Vasco) - - EL VIAJERO EL VIAJERO HABITUAL - PA­BLO FE­RREI­RO Ar­tis­ta ur­bano POR MERCEDES CEBRIÁN

Los murales co­lo­ris­tas de Boa Mis­tu­ra han via­ja­do por to­do el mun­do y es­te ve­rano tam­bién se pue­den en­con­trar en una co­lec­ción de ro­pa ur­ba­na de la marca ma­dri­le­ña Ti­wel. Pa­blo Fe­rrei­ro, miem­bro fun­da­dor del co­lec­ti­vo, nos cuen­ta la ins­pi­ra­ción del es­tam­pa­do de una de las ca­mi­se­tas: un mural que di­bu­ja­ron en Nai­ro­bi.

¿Qué les lle­vó a ilus­trar un mural en la ca­pi­tal de Ke­nia?

Con­se­gui­mos au­to­fi­nan­ciar un pro­yec­to pa­ra rea­li­zar­lo en un slum [ba­rria­da] de Nai­ro­bi lla­ma­do Ki­be­ra. Es el se­gun­do más gran­de de Áfri­ca, más de un mi­llón de per­so­nas vi­ven allí en con­di­cio­nes muy di­fí­ci­les. Fui­mos cin­co miem­bros del equi­po.

¿Có­mo re­ci­bie­ron su pro­yec­to?

Muy bien. La gen­te lo­cal nos ayu­dó a bus­car an­da­mios, permisos y a in­tro­du­cir­nos en su am­bien­te. El di­se­ño fi­nal se ba­só en una te­la que usan las mu­je­res allí lla­ma­da le­so. Su ele­men­to co­mún es una es­pe­cie de pro­ver­bio que lle­van es­cri­to, y ellas eli­gen prin­ci­pal­men­te la fra­se, no tan­to el color. Tras unos días vi­vien­do allí, no­quea­dos por la reali­dad tan du­ra y a la vez por la fuerza de la co­mu­ni­dad, pin­ta­mos el di­se­ño de uno de esos te­ji­dos en un mu­ro de la plaza y es­cri­bi­mos nues­tro men­sa­je en sua­ji­li: “So­mos hé­roes”.

Qué gran ex­pe­rien­cia, com­par­tir el día a día con ellos.

De he­cho, a me­nu­do nos in­vi­ta­ban a sus ca­sas a co­mer cha­pa­ti. Es una tor­ti­lla de ha­ri­na que se acom­pa­ña con un hue­vo fri­to. Tam­bién co­mía­mos arroz con ver­du­ras y mu­cho po­llo.

¿Sa­lie­ron por la no­che en Nai­ro­bi?

Íba­mos por los ba­res de nues­tro ba­rrio pe­ri­fé­ri­co, cerca de Ki­be­ra. La mú­si­ca que so­na­ba era de raí­ces ni­ge­ria­nas, con al­go de elec­tró­ni­ca y rit­mos tri­ba­les que te ha­cían mo­ver el cuer­po de in­me­dia­to.

¿Re­co­rrie­ron el país?

Nos dio tiem­po a vi­si­tar el la­go Nai­vas­ha y ver a los hi­po­pó­ta­mos que vi­ven allí. Y fui­mos de sa­fa­ri a Hell’s Ga­te, un par­que na­cio­nal. Se pue­de re­co­rrer en bi­ci­cle­ta por­que no hay fe­li­nos gran­des. Re­cuer­do que al en­trar ha­bía un ba­buino cor­tán­do­nos el pa­so. Nos mi­ra­ba fi­ja­men­te co­mo di­cien­do: “Cuidadito, es­te es mi te­rri­to­rio”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.