“Ya no es fá­cil ser un provocador”

Quen­tin Ta­ran­tino es­tre­na ‘Éra­se una vez en... Holly­wood’, un can­to de amor al ci­ne y a la ciu­dad de su in­fan­cia, Los Án­ge­les, que per­dió la inocen­cia tras el bru­tal ase­si­na­to de Sha­ron Ta­te en agos­to de 1969

El País (País Vasco) - - SOCIEDAD - RO­CÍO AYU­SO,

A na­die de­be de ex­tra­ñar­le que Quen­tin Ta­ran­tino en­con­tra­ra su ins­pi­ra­ción pa­ra Éra­se una vez en... Holly­wood en el ci­ne. A un ci­né­fi­lo co­mo él le re­so­na­ron en la ca­be­za las pa­la­bras de John Mi­lius en El juez de la hor­ca. “Las co­sas no son co­mo fue­ron sino co­mo de­be­rían ha­ber si­do”, re­cuer­da el rea­li­za­dor con gran­des car­ca­ja­das. Su no­ve­na pe­lí­cu­la —y co­mo no de­ja de re­cor­dar, la pe­núl­ti­ma an­tes de re­ti­rar­se— es una vi­sión muy per­so­nal de la ciu­dad de Los Án­ge­les que él co­no­ció en su in­fan­cia, un Holly­wood don­de aún no exis­tían ba­rre­ras en­tre es­tre­llas y es­pec­ta­do­res, en el que se es­ta­ban ate­rri­zan­do una nue­va hor­na­da de crea­do­res —li­de­ra­dos en ese mo­men­to por Fran­cis Ford Cop­po­la, Art­hur Penn y Mi­ke Ni­chols—, un paraíso de li­ber­tad que se de­rrum­bó el 9 de agos­to de 1969 con el sal­va­je ase­si­na­to de Sha­ron Ta­te y sus ami­gos por par­te de La Fa­mi­lia, la sec­ta de Char­les Man­son. Ha­ce ya me­dio si­glo de aquel cri­men con el que tam­bién jue­ga Ta­ran­tino en su fil­me, que ho­me­na­jea a Ta­te a tra­vés del be­llo re­tra­to, re­ple­to de inocen­cia y fe­li­ci­dad, que rea­li­za con su interpreta­ción Mar­got Rob­bie.

Por eso, ese so­plo de nos­tal­gia no atien­de tan­to a la reali­dad co­mo a los re­cuer­dos de Ta­ran­tino, que aun­que na­ci­do en 1963 en Ten­nes­see vi­ve en la ciu­dad de los sue­ños des­de que te­nía tres años. “Éra­se una vez en... Holly­wood es mi es­pe­cie de Ro­ma [el fil­me de Al­fon­so Cua­rón]. Un mo­men­to des­cri­to tal y co­mo que­dó en mi me­mo­ria”, con­fie­sa de­lei­tán­do­se. La ca­de­na KHJ en la ra­dio, los pa­seos por Los Án­ge­les en un Kar­mann Ghia con­tem­plan­do des­de el co­che las mar­que­si­nas de los tea­tros, los anun­cios fluo­res­cen­tes y el pai­sa­je de ba­rrios co­mo Cie­lo Dri­ve en los que vi­vían las es­tre­llas de en­ton­ces. Lu­ga­res que ali­men­ta­ron es­ta fá­bu­la en una per­so­na que des­de ni­ño ab­sor­be los de­ta­lles de to­do lo que le ro­dea. “Por­que pa­ra mí los de­ta­lles son muy im­por­tan­tes”, ad­vier­te.

Char­lar con Ta­ran­tino so­bre el fil­me que se es­tre­na en Es­pa­ña el pró­xi­mo jue­ves 15 es ha­blar con una en­ci­clo­pe­dia de ci­ne. Des­de las pe­lí­cu­las de El­ke Som­mer (Más pe­li­gro­sas que los hom­bres es el pri­mer fil­me que re­cuer­da ha­ber vis­to en un ci­ne) a la obra del rea­li­za­dor fi­li­pino Ci­rio H. San­tia­go, del que po­see una ex­ten­sa co­lec­ción de DVD, pa­san­do por la ad­mi­ra­ción que sien­te por Chi­cho Ibá­ñez Se­rra­dor. Por eso más que con no­tas, a sus es­tre­llas las ali­men­tó a ba­se de pe­lí­cu­las. A Brad Pitt le mos­tró Billy, el de­fen­sor (1971) pa­ra en­con­trar el per­so­na­je de Cliff Booth, un do­ble de ac­ción que ha co­no­ci­do me­jo­res tiem­pos. “Con Leo [Di­Ca­prio] fue una ne­go­cia­ción más lar­ga por­que in­ter­pre­ta ca­si tres per­so­na­jes di­fe­ren­tes. Es­tá Rick Dal­ton —fi­gu­ra va­ga­men­te ins­pi­ra­da en Burt Rey­nolds, con­fe­só en otra oca­sión—, pe­ro tam­bién es­tá Ca­leb, el per­so­na­je que in­ter­pre­ta en el epi­so­dio pi­lo­to de Lan­cet, o los otro cua­tro o cin­co pa­pe­les en los que le ve­mos en di­ver­sas pe­lí­cu­las. Le en­se­ñé a Edd Byr­nes, que hi­zo de Koo­kie en 77 Sun­set Strip. A Ty Har­den. A Ralph Mee­ker, uno de mis ac­to­res pre­fe­ri­dos. A Pe­te Duel. Fue muy di­ver­ti­do por­que Brad y yo te­ne­mos la mis­ma edad, pe­ro Leo no los co­no­cía y pu­de ver có­mo le in­tri­gó”, pa­la­dea su sub­ver­sión. No es ne­ce­sa­rio que sus es­pec

Leo­nar­do Di­Ca­prio, Brad Pitt y Quen­tin Ta­ran­tino, en una fo­to­gra­fía de pro­mo­ción de Éra­se una vez en... Holly­wood.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.