Si­ro cam­bia de hor­nos

El gru­po de ali­men­ta­ción, sin de­jar de es­tar vin­cu­la­do a Mer­ca­do­na, as­pi­ra a ele­var su pre­sen­cia en el ex­te­rior cen­trán­do­se en ce­rea­les, ga­lle­tas y pas­ta

El País (País Vasco) - - NEGOCIOS EMPRESAS Y SECTORES - POR VIDAL MATÉ

La ga­lle­te­ra Si­ro —des­de 2018 de­no­mi­na­da ofi­cial­men­te Ce­real­to Si­ro Foods— ha si­do una de las em­pre­sas de la in­dus­tria ali­men­ta­ria es­pa­ño­la que ha ex­pe­ri­men­ta­do un ma­yor cre­ci­mien­to des­de su cons­ti­tu­ción ha­ce po­co más de dos dé­ca­das, pa­san­do de una fac­tu­ra­ción ce­ro a los 600 mi­llo­nes de eu­ros. El se­cre­to de es­ta ex­pan­sión es­pec­ta­cu­lar ha ra­di­ca­do en dos pi­vo­tes: En pri­mer lu­gar, la vi­sión de su fun­da­dor, Juan Manuel Gon­zá­lez Ser­na, que po­nía en 1991 la pri­me­ra pie­dra a una aven­tu­ra em­pre­sa­rial ba­sán­do­se en su ol­fa­to pa­ra la com­pra de em­pre­sas a gru­pos mul­ti­na­cio­na­les en re­ti­ra­da. El se­gun­do mo­tor de cre­ci­mien­to tie­ne que ver con la con­fian­za del gru­po Mer­ca­do­na en su ofer­ta co­mo in­ter­pro­vee­dor des­de 1998 de ga­lle­tas, bo­lle­ría, ce­rea­les o pan. Pe­ro el mun­do cam­bia y Si­ro quie­re aho­ra pro­bar otros ca­mi­nos. Sin de­jar su vin­cu­la­ción con la em­pre­sa de Juan Roig, la com­pa­ñía bus­ca ma­yor pre­sen­cia in­ter­na­cio­nal. Ade­más, se cen­tra­rá en la pro­duc­ción de ce­rea­les, ga­lle­tas y pas­ta, desin­vir­tien­do en el área de pan y bo­lle­ría.

Pa­ra co­no­cer las ra­zo­nes de es­te gi­ro es­tra­té­gi­co con­vie­ne pri­me­ro ana­li­zar la tra­yec­to­ria de Si­ro du­ran­te los úl­ti­mos 20 años. La com­pa­ñía de Gon­zá­lez Ser­na le­van­tó un gran con­glo­me­ra­do in­dus­trial con una do­ce­na de plan­tas que se ini­ció en 1991 con la com­pra de una pe­que­ña em­pre­sa fa­mi­liar, Si­ro, en Ven­ta de Ba­ños (Pa­len­cia), al gru­po Da­no­ne. Las mul­ti­na­cio­na­les en re­ti­ra­da han si­do un ver­da­de­ro tram­po­lín pa­ra el em­pre­sa­rio. En 1993 ad­qui­rió la em­pre­sa fa­mi­liar Re­gle­ro de pas­tas es­pe­cia­les, dos años más tar­de ad­qui­ría a Ba­ri­lla pro­duc­tos Río y a Uni­ted Bis­cuits otras mar­cas de snacks. En 1997 com­pró las mar­cas Ar­di­lla y La Fa­mi­lia, nue­va­men­te a Da­no­ne; en 2002 se hi­zo con la plan­ta de Fon­ta­ne­da en Agui­lar de Cam­poo, pro­pie­dad de Uni­ted Bis­cuits. En 2006 se que­da con la fac­to­ría de bo

lle­ría in­dus­trial de El Es­pi­nar de Sa­ra Lee. Tam­bién a Sa­ra Lee le com­pró las fá­bri­cas de Bri­vies­ca, Agüimes y de An­te­que­ra; otra a Nu­trex­pa en Jaén, la plan­ta de Na­va­rrés en Va­len­cia o la de pas­te­le­ría con­ge­la­da Pas­ti­fred en Mont­blanc, en Ta­rra­go­na. A es­te cre­ci­mien­to inor­gá­ni­co se su­mó la cons­truc­ción o am­plia­ción de otras fá­bri­cas, co­mo Agui­lar de Cam­poo o Pa­ter­na. En con­jun­to, las in­ver­sio­nes ya al­can­zan 600 mi­llo­nes de eu­ros.

El cre­ci­mien­to es­pec­ta­cu­lar de Si­ro es­tu­vo ín­ti­ma­men­te li­ga­do a las ven­tas a Mer­ca­do­na co­mo in­ter­pro­vee­dor des­de 1998. Pe­ro los cam­bios en las po­lí­ti­cas de apro­vi­sio­na­mien­to de la em­pre­sa de dis­tri­bu­ción va­len­cia­na —con una cuo­ta de mer­ca­do del 25%— tam­bién han te­ni­do su im­pac­to ne­ga­ti­vo en las cuen­tas de la em­pre­sa ga­lle­te­ra. Mer­ca­do­na te­nía in­ter­pro­vee­do­res, en­tre los que fi­gu­ra­ba Si­ro, que le ha­cían to­dos los pro­duc­tos de una mis­ma ca­te­go­ría. A par­tir de 2012 em­pe­zó a abrir la puerta al pro­vee­dor es­pe­cia­lis­ta de ar­tícu­los con­cre­tos, con lo que la ci­fra de so­cios lle­gó a 1.300 em­pre­sas en 2018. Es­te úl­ti­mo año in­tro­du­jo otra va­ria­ción con la fi­gu­ra del pro­vee­dor to­ta­ler, en el que com­pi­ten va­rias em­pre­sas por pro­du­cir­le un mis­mo ar­tícu­lo, lo que ha ele­va­do el nú­me­ro de fir­mas con las que tra­ba­ja Mer­ca­do­na.

Aun­que Si­ro se man­te­nía co­mo in­ter­pro­vee­dor, fue re­du­cien­do ven­tas y tu­vo que cen­trar su es­fuer­zo en ser el más com­pe­ti­ti­vo fun­da­men­tal­men­te en ga­lle­tas, ce­rea­les y pas­tas. Ello su­pu­so des­pren­der­se en 2016 de la plan­ta de pas­te­le­ría con­ge­la­da Pas­ti­fred, en Ta­rra­go­na. Ade­más, en los úl­ti­mos me­ses ha ini­cia­do la ven­ta de sus plan­tas de pan en Pa­ter­na y An­te­que­ra y las de bo­lle­ría en Na­va­rrés, Bri­vies­ca, El Es­pi­nar y Me­di­na del Cam­po. Es­te pro­ce­so de des­in­ver­sión su­po­ne un gi­ro to­tal en la po­lí­ti­ca del gru­po, y los fon­dos que se ob­ten­gan se des­ti­na­rán, se­ña­lan en la em­pre­sa, a re­for­zar las in­ver­sio­nes, es­pe­cial­men­te en la plan­ta de Agui­lar pa­ra con­ver­tir­la en re­fe­ren­cia mun­dial en ce­rea­les.

Des­em­bar­co

En el pa­sa­do, de las ven­tas to­ta­les del gru­po más del 70% co­rres­pon­dían al mer­ca­do in­te­rior —el 90% a Mer­ca­do­na—. Con el fin de afian­zar el ne­go­cio in­ter­na­cio­nal, en 2014 el gru­po cons­ti­tu­yó la fi­lial Ce­real­to con pre­sen­cia en paí­ses co­mo Ita­lia, el Reino Uni­do, Por­tu­gal o Mé­xi­co, con 17 cen­tros de pro­duc­ción. Aho­ra pre­pa­ra su des­em­bar­co en otros gran­des mer­ca­dos, y en par­te eso ex­pli­ca el cam­bio de de­no­mi­na­ción a Ce­real­to Si­ro Foods. La car­ta de pre­sen­ta­ción es una com­pa­ñía que ya fac­tu­ra 600 mi­llo­nes de eu­ros y ate­so­ra una pro­duc­ción de unas 400.000 to­ne­la­das. Con es­tas ac­tua­cio­nes el gru­po afron­ta una nue­va eta­pa, don­de, por un la­do, se­gui­rá te­nien­do a Mer­ca­do­na co­mo clien­te cla­ve y es­pe­cia­li­za­do en la pro­duc­ción de ce­rea­les, ga­lle­tas y pas­ta, pe­ro en la que quie­re au­men­tar las ven­tas en el ex­te­rior de esos tres pro­duc­tos pa­ra unos mer­ca­dos más glo­ba­li­za­dos, con la fa­bri­ca­ción de mar­cas pa­ra ter­ce­ros en el ám­bi­to in­ter­na­cio­nal.

Uno de los ejes en la fi­lo­so­fía de Juan Roig pa­ra la cons­truc­ción de Mer­ca­do­na fue su apues­ta pre­fe­ren­te por los pro­duc­tos na­cio­na­les siem­pre que hu­bie­ra una ofer­ta su­fi­cien­te. En es­ta lí­nea, una de las crí­ti­cas del pre­si­den­te de la fir­ma va­len­cia­na era la fal­ta en Es­pa­ña de ha­ri­nas de tri­gos du­ros y tri­gos de fuer­za y que anual­men­te se tu­vie­ran que im­por­tar más de 800.000 to­ne­la­das. Co­mo in­ter­pro­vee­dor de Mer­ca­do­na, la em­pre­sa de dis­tri­bu­ción eli­gió a Si­ro pa­ra el cul­ti­vo de es­tos ti­pos de tri­gos y ello dio lu­gar al na­ci­mien­to en 2014 de Si­ro Agro. La fi­lial del gru­po ha si­do el ins­tru­men­to uti­li­za­do des­de la se­lec­ción de se­mi­llas a la fir­ma de acuer­dos con do­ce­nas de agri­cul­to­res en Cas­ti­lla y León, co­la­bo­ra­ción con la coo­pe­ra­ti­va Acor y con la pro­pia Jun­ta con el ob­je­ti­vo de lle­gar a las 100.000 hec­tá­reas y una pro­duc­ción a me­dio pla­zo de 350.000 to­ne­la­das. Fun­cio­nó, pe­ro no se ha lle­ga­do a las 5.000 hec­tá­reas.

Al mar­gen de es­te ti­po de acuer­dos, el pre­si­den­te, Juan Manuel Gon­zá­lez Ser­na, co­gió gus­to al sec­tor agra­rio y el pro­pio gru­po Si­ro se im­pli­có en el pro­yec­to con la com­pra de terrenos de cul­ti­vo don­de des­ta­ca la ad­qui­si­ción a la an­ti­gua Ca­ja Bur­gos (hoy in­te­gra­da en Cai­xabank) de la fin­ca de To­rre­pa­dier­ne, cas­ti­llo in­clui­do, en su día par­cial­men­te pro­pie­dad del ar­zo­bis­pa­do de Bur­gos, de unas 700 hec­tá­reas. En es­ta po­lí­ti­ca tam­bién se ha­lla la com­pra del pa­la­cio de Sal­da­ñue­la (Bur­gos), con sus tie­rras de cul­ti­vo; tie­rras en la zo­na de Aran­da, y la fin­ca co­no­ci­da co­mo de El Cris­to de Vi­llahi­zán en Vi­llahoz y Zael, en Bur­gos, unas 1.300 hec­tá­reas, con pre­do­mi­nio de se­ca­nos y ca­sa pa­la­cie­ga. Es­tas fin­cas e in­mue­bles con­vier­ten a Si­ro en uno de los ma­yo­res per­cep­to­res de los fon­dos de la po­lí­ti­ca agra­ria eu­ro­pea (PAC) en Cas­ti­lla y León y que, en tér­mi­nos co­lo­quia­les, se ha­ble de los Si­ro co­mo los “du­ques de Al­ba” en la re­gión.

La com­pa­ñía ace­le­ra sus des­in­ver­sio­nes de plan­tas en el área de bo­lle­ría y pa­na­de­ría

El pre­si­den­te se es­tá vol­can­do en la com­pra de terrenos agra­rios en Cas­ti­lla y León

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.