Ma­cri di­ce que las elec­cio­nes de­fi­ni­rán los pró­xi­mos 30 años de vi­da en Ar­gen­ti­na

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - EN­RIC GONZÁLEZ,

“Es­tas elec­cio­nes de­fi­nen los pró­xi­mos 30 años”, afir­mó ayer el pre­si­den­te ar­gen­tino, Mau­ri­cio Ma­cri, en el mo­men­to de vo­tar. Qui­zá no tan­tos años y no en las pri­ma­rias, que, por fal­ta de com­pe­ten­cia in­ter­na en los par­ti­dos, se han con­ver­ti­do en

El pe­ro­nis­mo man­tu­vo du­ran­te la jor­na­da su des­con­fian­za ha­cia el sis­te­ma de re­cuen­to de la em­pre­sa Start­ma­tic, con­tra­ta­da por el Go­bierno. “Crea­mos nues­tro pro­pio cen­tro de cómpu­to por­que nos ge­ne­ra mu­chas du­das el mo­do en que se con­tra­tó es­ta em­pre­sa”, di­jo Al­ber­to Fer­nán­dez al acu­dir a su co­le­gio elec­to­ral. Pa­ra ele­var el ni­vel de ga­ran­tía, la can­di­da­tu­ra de Al­ber­to Fer­nán­dez y Cris­ti­na Fer­nán­dez de Kirch­ner con­si­guió que a úl­ti­ma ho­ra la juez elec­to­ral María Ser­vi­ni prohi­bie­ra la di­fu­sión de re­sul­ta­dos par­cia­les has­ta que es­tu­vie­ran es­cru­ta­dos al me­nos el 10% de los vo­tos de la ciu­dad y pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res y de las pro­vin­cias de Cór­do­ba y San­ta Fe.

Que­rían evi­tar que su­ce­die­ra co­mo en 2017, cuan­do se in­te­rrum­pió a me­dia­no­che un re­cuen­to que en ese mo­men­to fa­vo­re­cía al ma­cris­mo y lue­go, al car­gar­se los da­tos de las zo­nas más po­pu­lo­sas del país, se de­can­tó ha­cia Fer­nán­dez de Kirch­ner.

Du­ran­te la jor­na­da elec­to­ral no se re­gis­tra­ron ano­ma­lías de im­por­tan­cia. En Bue­nos Ai­res, que por su po­bla­ción tie­ne el ma­yor pe­so elec­to­ral, lu­cía un es­plén­di­do sol de in­vierno. El can­di­da­to kirch­ne­ris­ta a la go­ber­na­ción de la pro­vin­cia, Axel Ki­ci­llof, ex­pre­só tam­bién su con­fian­za en que los ar­gen­ti­nos no se acos­ta­ran “cre­yen­do que ha ga­na­do uno, cuan­do ha ga­na­do el otro” y su­gi­rió que el ofi­cia­lis­mo un sim­ple en­sa­yo ge­ne­ral de las elec­cio­nes de oc­tu­bre, pe­ro cier­ta­men­te es­te pro­ce­so elec­to­ral re­vis­te una gran tras­cen­den­cia pa­ra el fu­tu­ro de Ar­gen­ti­na. Dos op­cio­nes muy dis­tin­tas y ra­di­cal­men­te en­fren­ta­das se dispu­tan el po­der en el país.

ma­cris­ta ha­bía dis­fru­ta­do de ven­ta­jas.

“Fue una cam­pa­ña muy de­sigual, se no­ta en to­do, pe­ro he­mos ca­mi­na­do y es­cu­cha­do a la gen­te, hi­ci­mos nues­tra pro­pues­ta, les di­mos una palabra de alien­to”, de­cla­ró. Ki­ci­llof afir­mó ha­ber re­co­rri­do 80.000 ki­ló­me­tros en su es­fuer­zo por con­ven­cer al elec­to­ra­do bo­nae­ren­se. La ba­ta­lla de Ki­ci­llof con­tra María Eu­ge­nia Vidal, la ac­tual go­ber­na­do­ra, re­sul­ta cru­cial pa­ra el re­sul­ta­do: ge­ne­ral­men­te, quien ga­na en Bue­nos Ai­res ob­tie­ne la vic­to­ria.

Abun­da­ron las du­das so­bre la ne­ce­si­dad de unas pri­ma­rias

cuan­do, co­mo en es­ta oca­sión, los gran­des blo­ques tie­nen ya de­ci­di­dos sus can­di­da­tos. “Tal vez ha­bría que ha­cer me­nos elec­cio­nes”, co­men­tó el as­pi­ran­te ma­cris­ta a la vicepresid­encia, el pe­ro­nis­ta tráns­fu­ga Mi­guel Án­gel Pi­chet­to, que vo­tó en Río Ne­gro. “Es una elec­ción me­dio ra­ra por el he­cho de que sea una in­ter­na y no ten­ga com­pe­ten­cia”, se­ña­ló a su vez la vi­ce­pre­si­den­ta Ga­brie­la Mi­chet­ti, au­sen­te de las lis­tas elec­to­ra­les. Las PA­SO (por pri­ma­rias abier­tas, si­mul­tá­neas y obli­ga­to­rias) fue­ron es­ta­ble­ci­das en 2011 y son muy dis­cu­ti­das; qui­zá en 2019 se ce­le­bren por úl­ti­ma vez, si tras las elec­cio­nes ge­ne­ra­les de oc­tu­bre se lo­gra un con­sen­so pa­ra abo­lir­las, co­sa que pa­re­ce re­la­ti­va­men­te pro­ba­ble.

La ex­pre­si­den­ta Cris­ti­na Fer­nán­dez de Kirch­ner, es­ta vez as­pi­ran­te a la vicepresid­encia por de­trás de Al­ber­to Fer­nán­dez, an­ti­guo je­fe de ga­bi­ne­te de Nés­tor Kirch­ner y de ella mis­ma, vo­tó en Río Gallegos, ca­pi­tal de San­ta Cruz, el feu­do patagónico de la fa­mi­lia. Ali­cia Kirch­ner, her­ma­na del di­fun­to Nés­tor Kirch­ner y cu­ña­da de Cris­ti­na Fer­nán­dez, in­ten­ta re­va­li­dar su car­go de go­ber­na­do­ra. La ca­ris­má­ti­ca y po­lé­mi­ca ex­pre­si­den­ta, con nu­me­ro­sos jui­cios pen­dien­tes por co­rrup­ción, no per­mi­tió que la pren­sa la fo­to­gra­fia­ra al de­po­si­tar la pa­pe­le­ta: so­lo una cá­ma­ra pro­pia pu­do cap­tar ese mo­men­to, y lue­go eli­gió las imá­ge­nes que de­bían dis­tri­buir­se.

/ TO­MAS F. CUES­TA (AP)

Mau­ri­cio Ma­cri vo­ta en las pri­ma­rias ar­gen­ti­nas, ayer en Bue­nos Ai­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.