Las pro­tes­tas y las car­gas po­li­cia­les lle­van el caos al ae­ro­puer­to de Hong Kong

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - JAI­ME SANTIRSO,

Agen­tes de la po­li­cía car­ga­ron bien en­tra­da la no­che de ayer con­tra los ma­ni­fes­tan­tes que blo­quea­ron por se­gun­do día con­se­cu­ti­vo el ae­ro­puer­to de Hong Kong, uno de los más tran­si­ta­dos del mun­do. La ten­sión se dis­pa­ró cuan­do un gru­po de mé­di­cos

Los avio­nes ape­nas lle­va­ban unas ho­ras ate­rri­zan­do y des­pe­gan­do cuan­do por la ma­ña­na los ma­ni­fes­tan­tes vol­vie­ron a en­trar en la ter­mi­nal. Una mul­ti­tud to­mó el in­te­rior del edi­fi­cio e im­pi­dió el ac­ce­so a los pa­sa­je­ros. A me­dia tar­de, las au­to­ri­da­des ce­rra­ron el trá­fi­co aé­reo de sa­li­da. Con es­te ges­to, los ma­ni­fes­tan­tes re­afir­man su de­ci­sión de plan­tar ca­ra, pe­se a la bru­ta­li­dad con la que las fuer­zas de se­gu­ri­dad se han em­plea­do en los úl­ti­mos días.

Tras ac­ce­der al ae­ro­puer­to, el oc­ta­vo del mun­do en nú­me­ro de pa­sa­je­ros y el pri­me­ro por mer­can­cías, los ma­ni­fes­tan­tes le­van­ta­ron una em­pa­li­za­da de ca­rros fren­te a la zo­na de em­bar­que, im­pi­dien­do así el ac­ce­so a los pa­sa­je­ros, lo que oca­sio­nó va­rios en­fren­ta­mien­tos. Mu­chos de los via­je­ros se que­ja­ron y al­gu­nos lle­ga­ron in­clu­so a for­ce­jear pa­ra in­ten­tar abrir­se pa­so. “Es­tán vol­vien­do a la opi­nión pú­bli­ca con­tra ellos”, ase­gu­ra­ba Pa­vol Ca­ra­va­ca, tu­ris­ta es­lo­va­co ci­ta­do por el dia­rio South Chi­na Mor­ning Post.

La nue­va cam­pa­ña ame­na­za con da­ñar la sim­pa­tía po­pu­lar de la que go­zan las pro­tes­tas, co­mo ya su­ce­dió du­ran­te la re­vo­lu­ción de los pa­ra­guas en 2014, en la que mi­les de jó­ve­nes acam­pa­ron du­ran­te me­ses en el cen­tro de la ciu­dad has­ta pro­vo­car el has­tío de los ciu­da­da­nos.

Uno de los mo­men­tos de ma­yor ten­sión se vi­vió cuan­do un gru­po de exal­ta­dos ro­deó a un jo­ven de na­cio­na­li­dad chi­na, al que acu­sa­ron de ser un po­li­cía en­cu­bier­to. tra­tó de sa­car fue­ra del edi­fi­cio a una per­so­na he­ri­da y los agen­tes co­men­za­ron a lan­zar gas pi­mien­ta. En el ex­te­rior del edi­fi­cio, va­rios vehícu­los po­li­cia­les fue­ron blo­quea­dos por los par­ti­ci­pan­tes en la pro­tes­ta, a lo que po­li­cías an­ti­dis­tur­bios res­pon­die­ron con em­pu­jo­nes.

En el in­te­rior de su mo­chi­la en­con­tra­ron dos pa­los de bam­bú, y tras ras­trear su nom­bre en In­ter­net ha­lla­ron in­di­cios de que po­dría per­te­ne­cer al cuer­po de se­gu­ri­dad pú­bli­ca de Shenz­hen. Los ma­ni­fes­tan­tes le ma­nia­ta­ron y re­tu­vie­ron du­ran­te ho­ras.

Na­cio­nes Uni­das se pro­nun­ció ayer so­bre la du­ra re­pre­sión po­li­cial. La or­ga­ni­za­ción in­ter­na­cio­nal hi­zo pú­bli­co un co­mu­ni­ca­do

en el que ur­ge al Go­bierno de Hong Kong a ac­tuar con con­ten­ción y a in­ves­ti­gar la ac­tua­ción de sus fuer­zas de se­gu­ri­dad, que el do­min­go se en­fren­ta­ron a las pro­tes­tas “de un mo­do con­tra­rio a la le­gis­la­ción in­ter­na­cio­nal”.

Se­gún ha de­nun­cia­do la al­ta co­mi­sio­na­da de Na­cio­nes Uni­das pa­ra los De­re­chos Hu­ma­nos, Mi­che­lle Ba­che­let, “las fuer­zas de se­gu­ri­dad han dis­pa­ra­do en múl­ti­ples oca­sio­nes bo­tes de gas con­tra los ma­ni­fes­tan­tes en zo­nas ce­rra­das y di­rec­ta­men­te ha­cia in­di­vi­duos con­cre­tos, lo que ha crea­do con­si­de­ra­bles ries­gos de muer­te y de he­ri­das se­rias”. Es­tas pa­la­bras su­po­nen una crí­ti­ca sin pre­ce­den­tes pa­ra el que du­ran­te mu­chos años fue con­si­de­ra­do el me­jor cuer­po po­li­cial de Asia.

Sen­ta­da mul­ti­tu­di­na­ria

Con el día de ayer se cumplen cin­co con­se­cu­ti­vos de pro­tes­tas en el ae­ro­puer­to y dos de blo­queo, des­pués de la mul­ti­tu­di­na­ria sen­ta­da en la que mi­les de per­so­nas se con­cen­tra­ron pa­ra ex­pre­sar su rechazo a la vio­len­cia po­li­cial en la re­pre­sión de las pro­tes­tas del do­min­go. Un to­tal de 45 per­so­nas re­sul­ta­ron he­ri­das ese día, una de ellas una chi­ca que re­ci­bió el im­pac­to de una pe­lo­ta de go­ma en el ros­tro, a con­se­cuen­cia del cual per­dió la vi­sión de un ojo.

Imá­ge­nes com­par­ti­das en las re­des so­cia­les mues­tran a los an­ti­dis­tur­bios dis­pa­ran­do pe­lo­tas de go­ma a me­nos de dos me­tros, así co­mo so­me­tien­do a los de­te­ni­dos pe­se a no mos­trar es­tos re­sis­ten­cia.

/ T. PE­TER (REUTERS)

En­fren­ta­mien­tos en­tre po­li­cías y ma­ni­fes­tan­tes, ayer en el ae­ro­puer­to de Hong Kong.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.