Díaz Ayu­so to­ma el po­der en Ma­drid con gui­ños a Vox y re­ba­jas fis­ca­les

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - JUAN JO­SÉ MA­TEO,

Isa­bel Díaz Ayu­so (PP) lan­zó ayer un pro­gra­ma de go­bierno pa­ra la Co­mu­ni­dad de Ma­drid mar­ca­do por las po­lí­ti­cas li­be­ra­les, los ges­tos a Cs y las con­ce­sio­nes a Vox, im­pres­cin­di­bles

Tras pro­ta­go­ni­zar la pri­me­ra de­rro­ta elec­to­ral del PP en la Co­mu­ni­dad de Ma­drid des­de 1991, Díaz Ayu­so de­fen­dió ayer el pro­ga­ma de go­bierno que le per­mi­ti­rá hoy ser in­ves­ti­da co­mo pre­si­den­ta con los vo­tos de PP, Cs y Vox. Esa tri­ple alian­za obli­gó a la as­pi­ran­te a de­ta­llar que el nue­vo Eje­cu­ti­vo au­tó­no­mo im­pul­sa­rá me­di­das ins­pi­ra­das en el pro­gra­ma de la ex­tre­ma de­re­cha. Un buen pu­ña­do de ce­sio­nes, que pa­san por obli­gar a los cen­tros edu­ca­ti­vos pú­bli­cos a co­mu­ni­car a los pa­dres pa­ra que am­bos par­ti­dos fa­ci­li­ten hoy su in­ves­ti­du­ra co­mo pre­si­den­ta. Tras anun­ciar una re­ba­ja “his­tó­ri­ca” de im­pues­tos que as­cien­de a unos 300 mi­llo­nes, la as­pi­ran­te pro­me­tió “to­le­ran­cia ce­ro” con­tra la co­rrup­ción y re­cla­mó

las te­má­ti­cas de ta­lle­res y char­las an­tes del co­mien­zo del cur­so; cam­biar el sis­te­ma de iden­ti­fi­ca­ción de los me­no­res ex­tran­je­ros no acom­pa­ña­dos; de­fen­der que “hay que com­ba­tir el ma­chis­mo, pe­ro no a los hom­bres”; o pro­mo­ver la na­ta­li­dad con una con­se­je­ría es­pe­cí­fi­ca de Fa­mi­lia. En­tre esa mi­ría­da de con­ce­sio­nes, Díaz Ayu­so des­ta­có una is­la: las le­yes LGTBI, cu­ya re­for­ma exi­gía la ul­tra­de­re­cha, se­gui­rán vi­gen­tes.

Du­ran­te su com­pa­re­cen­cia, ade­más, sa­có a la pa­les­tra asun­tos al pre­si­den­te en fun­cio­nes, Pe­dro Sán­chez, co­la­bo­ra­ción pa­ra ac­tua­li­zar la fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca y ce­rrar in­ver­sio­nes. “Hay que com­ba­tir el ma­chis­mo, no a los hom­bres”, di­jo en uno de sus gui­ños a la ul­tra­de­re­cha.

que na­da tie­nen que ver con la po­lí­ti­ca re­gio­nal —y mu­cho con las ob­se­sio­nes del PP—, co­mo el te­rro­ris­mo y el desafío in­de­pen­den­tis­ta. “Ma­drid no va a per­ma­ne­cer ca­lla­da an­te es­te pro­yec­to to­ta­li­ta­rio”, di­jo so­bre el procés. Tras cri­ti­car los ho­me­na­jes a miem­bros de ETA en Na­va­rra y País Vas­co, anun­ció tam­bién la con­ver­sión del área de jus­ti­cia en una con­se­je­ría de “Jus­ti­cia, In­te­rior y Víc­ti­mas del Te­rro­ris­mo”.

“Soy cons­cien­te de la reali­dad de las ur­nas”, re­co­no­ció Díaz Ayu­so,

que per­dió las elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas de ma­yo fren­te a Án­gel Ga­bi­lon­do (PSOE). “Por pri­me­ra vez va a go­ber­nar un par­ti­do que no ha ob­te­ni­do la ma­yo­ría par­la­men­ta­ria y que, por tan­to, ha bus­ca­do el acuer­do con otras fuer­zas po­lí­ti­cas”, si­guió. “No ha si­do fá­cil, pe­ro lo he­mos con­se­gui­do”.

Las pro­me­sas pa­ra el fu­tu­ro ocul­ta­ron du­ran­te lar­gos mi­nu­tos el pa­sa­do. El ca­so Le­zo. La ope­ra­ción Pú­ni­ca. La tra­ma Gür­tel. A pe­sar de ese re­gue­ro de ope­ra­cio­nes, Ayu­so reivin­di­có en su dis­cur­so a Es­pe­ran­za Agui­rre, a quien pre­ten­de in­ves­ti­gar la fis­ca­lía an­ti­co­rrup­ción, y a Cris­ti­na Ci­fuen­tes, que tu­vo que di­mi­tir tras el es­cán­da­lo de su más­ter. Ig­na­cio Gon­zá­lez, que pi­só la cár­cel por co­rrup­ción, fue ob­via­do por la can­di­da­ta, que ol­vi­dó su nom­bre cuan­do re­pa­só a los pre­si­den­tes re­gio­na­les. Lo mis­mo le pa­só con Án­gel Ga­rri­do, su pre­de­ce­sor, aho­ra en Cs. So­lo al fi­nal, cuan­do ex­pi­ra­ba la se­sión, pro­nun­ció Díaz Ayu­so el te­mi­do vo­ca­blo: co­rrup­ción.

“Te­ne­mos el com­pro­mi­so de to­le­ran­cia ce­ro con la co­rrup­ción”, pro­me­tió la as­pi­ran­te, ja­lea­da por el aplau­so iró­ni­co de los par­ti­dos de iz­quier­das, que ven có­mo el PP su­pe­rará el cuar­to de si­glo al fren­te de la Co­mu­ni­dad.

La res­pues­ta de la fu­tu­ra oposición fue ful­mi­nan­te. “Ha­bla de la co­rrup­ción co­mo si su par­ti­do no lle­va­ra mu­chos años prac­ti­cán­do­la”, cri­ti­có Jo­sé Ma­nuel Ro­drí­guez Uri­bes, del PSOE. “No he­mos po­di­do sino to­már­nos­lo a bro­ma, por­que le oí­mos de­cir lo mis­mo a Ci­fuen­tes o a Agui­rre”,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.