Com­pro­mi­sos de la can­di­da­ta con Vox

El País (País Vasco) - - ESPAÑA -

“Se­rá obli­ga­to­rio que to­dos los cen­tros sos­te­ni­dos con fon­dos pú­bli­cos anun­cien su pro­gra­ma­ción anual con an­te­rio­ri­dad al pla­zo de ins­crip­ción. Esa pro­gra­ma­ción in­clui­rá su pro­yec­to edu­ca­ti­vo, así co­mo las te­má­ti­cas ex­tra­cu­rri­cu­la­res que con­ten­gan los prin­ci­pa­les ta­lle­res y char­las que se pro­gra­men pa­ra el año si­guien­te”, apun­tó ayer Isa­bel Díaz Ayu­so en su dis­cur­so. En la prác­ti­ca, eso per­mi­ti­rá a las fa­mi­lias que sus hi­jos no asis­tan al co­le­gio cuan­do se va­yan a im­par­tir ma­te­rias que con­tra­ven­gan sus con­vic­cio­nes.

“En­fren­tar a mu­je­res y hom­bres es in­sen­sa­to. Yo lu­cho y lu­cha­ré con­tra el ma­chis­mo y cual­quier abu­so o dis­cri­mi­na­ción, no con­tra los hom­bres”, di­jo la can­di­da­ta, en una ar­gu­men­ta­ción que ya usa­ba an­tes de las elec­cio­nes. No usó el tér­mino “vio­len­cia de gé­ne­ro”, que cri­ti­ca Vox, ni el de “vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar”, que de­fien­de el par­ti­do de Abas­cal.

“El sis­te­ma de iden­ti­fi­ca­ción de es­tos me­no­res no acom­pa­ña­dos tie­ne mu­cho que me­jo­rar. Es un ries­go real que en un mis­mo es­pa­cio con­vi­van pe­que­ños y ma­yo­res de edad. Por eso va­mos a tra­ba­jar pa­ra me­jo­rar los cen­tros de me­no­res y ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad de los que allí se en­cuen­tran”, apun­tó la can­di­da­ta, re­co­gien­do una de las pe­ti­cio­nes de Vox.

“Li­ga­do al re­to de lu­cha con­tra la so­le­dad y la des­po­bla­ción es­tá el si­guien­te: la con­ci­lia­ción del tra­ba­jo y la na­ta­li­dad. El Go­bierno que quie­ro pre­si­dir pon­drá a la per­so­na y a las fa­mi­lias en el cen­tro de la po­lí­ti­ca”, aña­dió Díaz Ayu­so. le­gis­la­tu­ra se ba­se úni­ca­men­te en el pro­gra­ma de cor­te li­be­ral que fir­ma­ron PP y Cs.

Ese do­cu­men­to com­pro­me­te al nue­vo Eje­cu­ti­vo con una re­ba­ja “his­tó­ri­ca” en el tra­mo au­to­nó­mi­co del IRPF y otras fi­gu­ras tri­bu­ta­rias (a pe­sar de que la deu­da ma­dri­le­ña su­pera los 35.000 mi­llo­nes); con re­to­mar el pro­yec­to de ley de far­ma­cia, que en su redacción ori­gi­nal li­be­ra­li­za­ba los ho­ra­rios del sec­tor y les per­mi­tía aten­der a do­mi­ci­lio; eli­mi­nar or­ga­nis­mos pú­bli­cos; au­men­tar el nú­me­ro de pla­zas pú­bli­cas y con­cer­ta­das en edu­ca­ción in­fan­til; o fo­men­tar la cons­truc­ción de un par­que de vi­vien­das en sue­lo pú­bli­co en co­la­bo­ra­ción pú­bli­co­pri­va­da.

“Nues­tra so­cie­dad es li­be­ral”, de­fen­dió Díaz Ayu­so. “Por eso las ad­mi­nis­tra­cio­nes de­ben ser muy res­pe­tuo­sas con las de­ci­sio­nes de la gen­te”, pro­si­guió. “Apues­to por una Ad­mi­nis­tra­ción que es­té ahí cuan­do ha­ga fal­ta, no cuan­do los po­lí­ti­cos crea­mos con­ve­nien­te in­ter­fe­rir en la vi­da de na­die”, aña­dió, cum­plien­do así con el en­car­go de Pa­blo Ca­sa­do cuan­do fue ele­gi­da co­mo as­pi­ran­te con­tra pro­nós­ti­co, en enero. En­ton­ces, el lí­der del par­ti­do re­cla­mó que Ma­drid fue­ra “el ban­co de prue­bas” de las po­lí­ti­cas li­be­ra­les pa­ra vol­ver a La Mon­cloa. Y ci­tó a li­be­ra­les co­mo Karl Pop­per y Adam Smith, y a ul­tra­li­be­ra­les co­mo Frie­drich Ha­yek y Mil­ton Fried­man co­mo re­fe­ren­tes ideo­ló­gi­cos. Ya ca­si con­ver­ti­da en la di­ri­gen­te po­pu­lar con más po­der eje­cu­ti­vo —con un pre­su­pues­to de más de 20.000 mi­llo­nes—, Díaz Ayu­so aga­rró des­de el pri­mer día esa ban­de­ra. Y de pa­so cri­ti­có al Go­bierno de Pe­dro Sán­chez.

“No pre­ten­do un Go­bierno ins­ta­la­do en la reivin­di­ca­ción, pe­ro tam­po­co es­pe­ren en el Go­bierno cen­tral que Ma­drid sea tra­ta­da in­jus­ta­men­te sin con­tes­ta­ción”, di­jo. “No po­de­mos man­te­ner la so­li­da­ri­dad con la Ad­mi­nis­tra­ción Ge­ne­ral del Es­ta­do y otras re­gio­nes sin he­rra­mien­tas: des­de la fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca a la in­ver­sión en in­fraes­truc­tu­ras”, si­guió. Y re­ma­chó: “Si Ma­drid se pa­ra, se pa­ra Es­pa­ña”.

AN­DREA COMAS

Díaz Ayu­so des­pués de su dis­cur­so de in­ves­ti­du­ra en la Asam­blea de Ma­drid. Edu­ca­ción. Vio­len­cia de gé­ne­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.