La her­ma­na de Mo­reno Bonilla lo­gra una pla­za pú­bli­ca sin te­ner la me­jor pun­tua­ción

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - EVA SAIZ,

María Do­lo­res Mo­reno Bonilla, her­ma­na del pre­si­den­te de la Jun­ta an­da­lu­za, Juan Ma­nuel Mo­reno, es des­de el pa­sa­do 14 de ju­nio la nue­va di­rec­to­ra del Con­ser­va­to­rio Su­pe­rior

La Ins­pec­ción edu­ca­ti­va de la Jun­ta, en­car­ga­da del nom­bra­mien­to, ma­ni­fes­tó a las re­cla­man­tes, en un co­rreo elec­tró­ni­co, que a la ho­ra de de­can­tar­se por la her­ma­na del pre­si­den­te au­to­nó­mi­co co­mo di­rec­to­ra del con­ser­va­to­rio tu­vo en cuen­ta “otras fuen­tes” de va­lo­ra­ción más allá de la an­ti­güe­dad y los mé­ri­tos. Es­tos nue­vos cri­te­rios no fi­gu­ra­ban en las ba­ses de la con­vo­ca­to­ria que la Ins­pec­ción re­mi­tió a los can­di­da­tos vía mail. La Con­se­je­ría de Edu­ca­ción y De­por­te, di­ri­gi­da por Ja­vier Im­bro­da (Ciu­da­da­nos), se nie­ga a jus­ti­fi­car el nom­bra­mien­to. Las per­ju­di­ca­das de­nun­cian fal­ta de trans­pa­ren­cia en lo que con­si­de­ran “un cla­ro ca­so de en­chu­fis­mo”.

Des­de la Pre­si­den­cia de la Jun­ta de­fien­den el pro­ce­so de se­lec­ción y ase­gu­ran a es­te dia­rio que Mo­reno es “ob­je­ti­va­men­te” quien tie­ne la me­jor va­lo­ra­ción tras des­car­tar, “por unos an­te­ce­den­tes que des­acon­se­jan su nom­bra­mien­to”, a la per­so­na que la su­pe­ra­ba en pun­tua­ción por el ba­re­mo de mé­ri­tos.

“El pro­ce­di­mien­to de un con­cur­so de mé­ri­tos no es el ha­bi­tual en los ca­sos de un nom­bra­mien­to de un pues­to pro­vi­sio­nal de di­rec­ción, pe­ro es que, ade­más, se nos co­mu­ni­có por par­te de la Ins­pec­ción que ha­bía otra com­pa­ñe­ra, Es­pe­ran­za Utre­ra, que te­nía la ma­yor pun­tua­ción de to­das las as­pi­ran­tes”, ex­pli­ca a es­te dia­rio la pro­fe­so­ra Mó­ni­ca Ro­me­ro.

Es­ta as­pi­ran­te, que ob­tu­vo 30,20 pun­tos en el pro­ce­so se­lec­ti­vo, re­gis­tró el 19 de ju­lio una re­cla­ma­ción an­te la Jun­ta, a la que ha te­ni­do ac­ce­so EL PAÍS. Ro­me­ro denuncia en su es­cri­to que el ins­pec­tor asig­na­do al cen­tro, Juan Car­los Mar­tí­nez, le co­men­tó por te­lé­fono que se ha­bía rea­li­za­do la con­vo­ca­to­ria, en lu­gar de otor­gar el pues­to sin con­cur­so, lo que era le­gal­men­te po­si­ble, “pa­ra no per­ju­di­car a Mª Do­lo­res [Mo­reno] Bonilla por ser quien es”. Es­te dia­rio ha tra­ta­do sin éxi­to de con­tac­tar con Mar­tí­nez pa­ra re­ca­bar su ver­sión.

“En esos mo­men­tos que­da pa­ten­te que la ins­pec­ción edu­ca­ti­va co­no­cía que es­ta per­so­na que­ría op­tar a la di­rec­ción del cen­tro y que la con­vo­ca­to­ria la ha­bían rea­li­za­do a fa­vor de ella por lo que la ins­pec­ción edu­ca­ti­va ha to­ma­do par­te en es­te asun­to con­vir­tién­do­lo en al­go po­lí­ti­co”, sos­tie­ne Ro­me­ro en su re­cla­ma­ción.

Las pro­fe­so­ras Ro­me­ro y Utre­ra so­li­ci­ta­ron por es­cri­to el 12 de ju­nio a la Ins­pec­ción in­for­ma­ción so­bre los cri­te­rios pa­ra atri­buir la pla­za a Mo­reno, que tie­ne 14 años de ex­pe­rien­cia do­cen­te y ob­tu­vo la ca­te­go­ría de ca­te­drá­ti­ca el pa­sa­do ju­lio. En su res­pues­ta, la Ins­pec­ción re­co­no­ció ha­ber “re­ca­ba­do in­for­ma­ción de otras fuen­tes” pa­ra to­mar de Dan­za Án­gel Pe­ri­cet de Má­la­ga. Con­si­guió el pues­to a tra­vés de un con­cur­so ex­tra­or­di­na­rio de mé­ri­tos en­tre do­cen­tes del cen­tro, un pro­ce­di­mien­to inusual pa­ra la sus­ti­tu­ción pro­vi­sio­nal del an­te­rior di­rec­tor, que se ju­bi­ló en

su de­ci­sión, y se ne­gó a “pu­bli­car la pun­tua­ción de los mé­ri­tos y la in­for­ma­ción com­ple­men­ta­ria re­ca­ba­da” pa­ra re­le­gar a Utre­ra y otor­gar la pla­za de di­rec­to­ra a la her­ma­na del pre­si­den­te de la Jun­ta. Fuen­tes del Go­bierno an­da­luz sos­tie­nen que fue­ron los ser­vi­cios ju­rí­di­cos quie­nes des­acon­se­ja­ron, por po­si­ble vul­ne­ra­ción de la ley de pro­tec­ción de da­tos, re­mi­tir el in­for­me a la re­cla­man­te.

In­for­me de la Ins­pec­ción

Es­te pe­rió­di­co sí ha te­ni­do ac­ce­so al in­for­me de la Ins­pec­ción que pro­po­nía el nom­bra­mien­to de Mo­reno. En el mis­mo, el ins­pec­tor Mar­tí­nez re­co­no­ce que Utre­ra tie­ne la ma­yor ca­li­fi­ca­ción por mé­ri­tos, pe­ro des­es­ti­ma su can­di­da­tu­ra por­que “res­pon­de a un per­fil de di­rec­ción con unos an­te­ce­den­tes que des­acon­se­jan su nom­bra­mien­to”. ju­nio. Se­gún un in­for­me de la Ins­pec­ción edu­ca­ti­va, al que ha te­ni­do ac­ce­so EL PAÍS, Mo­reno ob­tu­vo 38,20 pun­tos so­bre 50 po­si­bles. Fren­te a ella, Es­pe­ran­za Utre­ra, otra com­pe­ti­do­ra por la mis­ma pla­za, ob­tu­vo 49,50 pun­tos.

Mar­tí­nez pro­po­ne a la her­ma­na del pre­si­den­te an­da­luz co­mo di­rec­to­ra in­te­ri­na has­ta que sal­ga a con­cur­so la pla­za de­fi­ni­ti­va.

Pa­ra las re­cla­man­tes y otras as­pi­ran­tes con­sul­ta­das por es­te dia­rio, el pro­ce­di­mien­to tie­ne el cla­ro ob­je­ti­vo de en­cu­brir una de­sig­na­ción anun­cia­da y el he­cho de que no se acre­di­te pú­bli­ca­men­te la va­lo­ra­ción de los mé­ri­tos o las fuen­tes con­sul­ta­das pa­ra des­es­ti­mar can­di­da­tu­ras, las de­ja en una si­tua­ción de de­sigual­dad, “evi­den­cian­do un in­te­rés po­lí­ti­co por en­ci­ma del me­ra­men­te aca­dé­mi­co”, se­ña­la Ro­me­ro. La Jun­ta, sin em­bar­go, de­fien­de el pro­ce­so. “Cuan­do se po­dría ha­ber he­cho una de­sig­na­ción a de­do, se de­ci­dió rea­li­zar un con­cur­so”, ex­pli­can las fuen­tes con­sul­ta­das.

La nor­ma­ti­va per­mi­te al de­le­ga­do pro­vin­cial de la Con­se­je­ría de Edu­ca­ción nom­brar di­rec­ta­men­te

y sin pro­ce­so se­lec­ti­vo a un di­rec­tor o di­rec­to­ra en fun­cio­nes de un cen­tro edu­ca­ti­vo cuan­do el an­te­rior ce­sa por ju­bi­la­ción. “Lo ex­tra­ño es que ha­gan una con­vo­ca­to­ria pú­bli­ca de mé­ri­tos, cuan­do la de­le­ga­da po­dría ha­ber nom­bra­do a cual­quie­ra. Es­tá cla­ro que así se guar­da­ban las es­pal­das, pe­ro en cuan­to ven que al­guien tie­ne más mé­ri­tos, cam­bian las con­di­cio­nes”, se que­ja a es­te dia­rio Utre­ra.

La can­di­da­ta con ma­yor pun­tua­ción ob­je­ti­va es­tá pre­pa­ran­do su pro­pia re­cla­ma­ción, tras pe­dir a la Ins­pec­ción que pu­bli­que la pun­tua­ción de los mé­ri­tos. “Han he­cho un pa­ri­pé pa­ra dar la ima­gen de trans­pa­ren­cia, pe­ro pa­re­ce que se les ha ter­mi­na­do”, in­sis­te Utre­ra. “Aho­ra ha­blan de fuen­tes, pe­ro na­die se ha pues­to en con­tac­to con­mi­go pa­ra co­te­jar na­da y eso se­ría lo nor­mal, ¿no?”, se la­men­ta la pro­fe­so­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.