El fis­cal apo­ya que Cui­xart de­je la pri­sión pa­ra ver na­cer a su hi­jo

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - FER­NAN­DO J. PÉ­REZ,

La Fis­ca­lía del Tri­bu­nal Su­pre­mo se mos­tró ayer a fa­vor de que Jor­di Cui­xart, pre­si­den­te de Òm­nium Cul­tu­ral, y en pri­sión pro­vi­sio­nal por el oto­ño in­de­pen­den­tis­ta ca­ta­lán de 2017, pue­da sa­lir de la pri­sión de Lle­do­ners (Bar­ce­lo­na) pa­ra asis­tir al na­ci­mien­to de su cuar­to hi­jo. El mi­nis­te­rio pú­bli­co con­si­de­ra que la so­li­ci­tud de Cui­xart “en­ca­ja en los su­pues­tos le­gal­men­te pre­vis­tos que jus­ti­fi­can la con­ce­sión de un per­mi­so ex­tra­or­di­na­rio”.

El fis­cal Ja­vier Za­ra­go­za pi­de al tri­bu­nal que la ex­car­ce­la­ción se con­ce­da “con las me­di­das de se­gu­ri­dad ade­cua­das”. Cui­xart, pro­ce­sa­do en el jui­cio so­bre el 1-O, se en­fren­ta a una pe­ti­ción de 17 años de cár­cel por un su­pues­to de­li­to de re­be­lión. El fis­cal re­cuer­da que “va­rios pro­ce­sa­dos” —en re­fe­ren­cia al ex­pre­si­dent Car­les Puig­de­mont y los ex­con­se­llers Toni Co­mín, Lluís Puig y Cla­ra Pon­sa­ti— se en­cuen­tran “en si­tua­ción re­bel­día” y que “to­dos ellos cuen­tan con el so­por­te de una in­fra­es­truc­tu­ra bas­tan­te pa­ra con­se­guir la sus­trac­ción a la ac­ción de la jus­ti­cia”.

Seis ho­ras dia­rias

La de­fen­sa de Cui­xart ha­bía so­li­ci­ta­do po­der sa­lir de pri­sión pa­ra asis­tir al par­to, pre­vis­to pa­ra el 22 de sep­tiem­bre, y per­ma­ne­cer jun­to a su pa­re­ja, Txell Bo­net, du­ran­te las seis ho­ras si­guien­tes al alum­bra­mien­to, así co­mo po­der acu­dir al hos­pi­tal al me­nos seis ho­ras dia­rias du­ran­te el tiem­po que du­re la hos­pi­ta­li­za­ción de la ma­dre y el re­cién nacido. La Fis­ca­lía no se opo­ne a es­ta pe­ti­ción, pe­ro lo de­ja en ma­nos de la Sa­la de Va­ca­cio­nes del Su­pre­mo. El mi­nis­te­rio pú­bli­co con­si­de­ra que es­ta so­li­ci­tud “de­be­rá ser exa­mi­na­da y va­lo­ra­da en ca­da ca­so una vez pro­du­ci­do el alum­bra­mien­to y en aten­ción a las cir­cuns­tan­cias con­cu­rren­tes en ese mo­men­to”.

La ley pe­ni­ten­cia­ria con­tem­pla la con­ce­sión de per­mi­sos en ca­so de “fa­lle­ci­mien­to o en­fer­me­dad gra­ve de los pa­dres, cón­yu­ge, hi­jos, her­ma­nos y otras per­so­nas ín­ti­ma­men­te vin­cu­la­das con los in­ter­nos”, así co­mo en el ca­so del “alum­bra­mien­to de la es­po­sa”. Cui­xart, en pri­sión des­de el 16 de oc­tu­bre de 2017, cuan­do in­gre­só jun­to con el en­ton­ces pre­si­den­te de la As­sem­blea Na­cio­nal Ca­ta­la­na, Jor­di Sàn­chez, se ha con­ver­ti­do en uno de los prin­ci­pa­les re­fe­ren­tes del in­de­pen­den­tis­mo: “lo vol­ve­re­mos a ha­cer”, di­jo en el turno de úl­ti­ma pa­la­bra en el jui­cio, el pa­sa­do ju­nio, en una fra­se que se ha con­ver­ti­do en un le­ma de los se­ce­sio­nis­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.