“Mi his­to­ria re­sul­ta ex­cep­cio­nal­men­te co­mún”

El País (País Vasco) - - SOCIEDAD -

“Mi his­to­ria es ex­cep­cio­nal­men­te co­mún”, ase­gu­ra la bai­la­ri­na que ha re­la­ta­do a AP el su­pues­to aco­so se­xual de Plá­ci­do Do­min­go. La jo­ven, que tra­ba­jó con el tenor en va­rias ciu­da­des, di­ce que Do­min­go la lla­ma­ba a su ca­sa de for­ma dis­con­ti­nua du­ran­te ca­si una dé­ca­da en los no­ven­ta. De­ja­ba men­sa­jes des­ca­ra­dos. El tenor le pe­día que se en­con­tra­ra con él, in­clu­so en la ha­bi­ta­ción de su ho­tel, pe­ro ella so­lo ac­ce­dió a man­te­ner co­mi­das de tra­ba­jo, en las que Do­min­go to­ca­ba su ro­di­lla, co­gía su mano o la be­sa­ba en la me­ji­lla de una for­ma que le ha­cía sen­tir in­có­mo­da. Un día que­da­ron en el ho­tel del tenor pa­ra ha­blar de tra­ba­jo. Tras el al­muer­zo, di­jo que ne­ce­si­ta­ba su­bir a su cuar­to. Me lle­vó con él, apa­ren­te­men­te co­gió sus co­sas y me in­vi­tó a en­trar. En­ton­ces em­pe­zó a abra­zar­me y be­sar­me”. La bai­la­ri­na lo apar­tó. “Me acom­pa­ñó. Cuan­do se abrió la puer­ta del as­cen­sor, me de­rrum­bé en el sue­lo”, des­cri­be. “Usó su po­der, aco­só a mu­je­res. Hay gen­te que ha sa­li­do del ne­go­cio y ha si­do bo­rra­da por no ha­ber­se so­me­ti­do a él”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.