Me­mo­rias del úl­ti­mo ex­plo­ra­dor

Un li­bro reúne los dia­rios de los via­jes que hi­zo en los cin­cuen­ta el le­gen­da­rio pre­sen­ta­dor de la BBC Da­vid At­ten­bo­rough pa­ra gra­bar el pro­gra­ma de na­tu­ra­le­za ‘Zoo Quest’, su pri­mer gran hi­to te­le­vi­si­vo

El País (País Vasco) - - SOCIEDAD - J. A. AUNIÓN,

El jo­ven Da­vid At­ten­bo­rough mi­ró de fren­te al pe­re­zo­so, que hi­zo un la­men­ta­ble in­ten­to por asus­tar­le emi­tien­do lo que pa­re­cía que­rer ser un gru­ñi­do, pe­ro no fue más que un “le­ve re­sue­llo aho­ga­do”. En­ca­ra­ma­dos a un ár­bol, a 12 me­tros del sue­lo en mi­tad de la sel­va de Gu­ya­na, co­men­za­ron en­to­nes un ri­dícu­lo bai­le a cá­ma­ra len­ta en el que, ca­da vez que el hom­bre lo­gra­ba sol­tar de la lia­na una pa­ta del ani­mal, es­te sim­ple­men­te se vol­vía a aga­rrar con las otras. La co­reo­gra­fía se re­pi­tió va­rias ve­ces, has­ta que por fin con­si­guió en­ga­ñar al pe­re­zo­so, que te­nía “el ta­ma­ño de un pe­rro pas­tor gran­de”, pa­ra que se afe­rra­se a otra lia­na dis­tin­ta, una que es­ta­ba pre­via­men­te cor­ta­da y pre­pa­ra­da y gra­cias a la cual con­si­guió, ya con to­da fa­ci­li­dad, ba­jar­le al sue­lo.

Era 1955, y aquel Da­vid At­ten­bo­rough de 29 años (la es­ce­na fi­gu­ra des­cri­ta en su li­bro Aven­tu­ras de un jo­ven na­tu­ra­lis­ta, re­cien­te­men­te pu­bli­ca­do en es­pa­ñol por Edi­cio­nes del Vien­to) es­ta­ba to­da­vía muy le­jos de con­ver­tir­se en una le­yen­da de los do­cu­men­ta­les de na­tu­ra­le­za de la BBC y, se­gún una encuesta de YouGov del pa­sa­do no­viem­bre, en la per­so­na más fa­mo­sa del Reino Uni­do. Pe­ro subido a aquel ár­bol de Gu­ya­na, pro­ba­ble­men­te sin ser muy cons­cien­te de ello, es­ta­ba ya cam­bian­do la his­to­ria de la te­le­vi­sión con un formato en el que se ha­bía em­pe­ña­do en mez­clar dos pre­ce­den­tes muy dis­tin­tos: por un la­do, un pro­gra­ma de prin­ci­pios de los años cin­cuen­ta en el que el na­tu­ra­lis­ta Geor­ge Cans­da­le mos­tra­ba se­ma­nal­men­te en el pla­tó y en di­rec­to al­gu­nos de los ani­ma­les del zoo de Londres; por otro, el que se emi­tió a par­tir del tra­ba­jo de la pa­re­ja de ci­neas­tas Ar­mand y Mi­chae­la De­nis, que ha­bían gra­ba­do en Ke­nia es­pec­ta­cu­la­res imá­ge­nes de ani­ma­les sal­va­jes en su en­torno na­tu­ral.

Así, la idea que di­se­ñó At­ten­bo­rough pa­ra la BBC se lla­ma­ba Zoo Quest y con­sis­tía en ir a bus­car ani­ma­les pa­ra el zoo de Londres, gra­bar­les en su en­torno y du­ran­te las cap­tu­ras, y usar esas imá­ge­nes pa­ra com­ple­tar la emi­sión del pro­gra­ma, en la que se mos­tra­rían los ejem­pla­res ya en el pla­tó.

Aven­tu­ras de un jo­ven na­tu­ra­lis­ta reúne los dia­rios que es­cri­bió du­ran­te el via­je a Gu­ya­na pa­ra la se­gun­da tem­po­ra­da de la se­rie y los que le lle­va­rían en 1956 a In­do­ne­sia en bus­ca, en­tre otros, de un dra­gón de Ko­mo­do y a Pa­ra­guay en 1959 con la

/ D. A. / ILUS­TRA­CIÓN DE CA­BE­CE­RA: LALALIMOLA

El na­tu­ra­lis­ta Da­vid At­ten­bo­rough, jun­to a uno de los guías du­ran­te su via­je a In­do­ne­sia en 1959.

/ D. A.

El pe­re­zo­so cap­tu­ra­do por At­ten­bo­rough en Gu­ya­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.