El País (País Vasco) : 2019-08-14

PANTALLAS : 38 : 38

PANTALLAS

38 ELPAÍS Miércoles 14 de agosto de 2019 PANTALLAS Brasil. Solo el año pasado fueron asesinados 20, según el último recuento de la ONG Global Witness. El primer cadáver no tarda mucho en cruzarse en el camino de Verónica, de Natalie —periodista de fama, rica, la experta en tocar las teclas necesarias para que el mundo conozca sus denuncias y logros— y Luiza, que es la activista del imaginario popular, apasionada, valiente, muy pegada al terreno. La becaria Clara es la que dice lo que piensa sobre sus enemigos, pero también sobre el activismo, mientras huye de un novio acosador. El codicioso empresario de y sus colaborado­res pronuncian muchas frases habituales en el discurso político de Bolsonaro. “A quien le gusta la selva tropical y los indios es a los famosos. Al pueblo le gusta el dinero”. O el habitual “mi agenda también es ambiental pero el país tiene otras prioridade­s”. La directora Estela Renner dice que la serie pretende mucho más que entretener. Aspira a poner el foco en el día a día de la batalla de los activistas para frenar la crisis ambiental. No como héroes, sino como personas que salen a trabajar en lo que creen sin la certeza de que regresarán de una pieza. Los ecologista­s “deben ser protegidos y su trabajo, reconocido”, explica Renner en respuesta a preguntas enviadas por este diario, pero también confía en que su serie “contribuya a que la visión social, económica y política sobre la biodiversi­dad de Brasil sea que la vida vale más que la muerte, que el bosque tropical vale más en pie que derribado”. La serie cuenta con el patrocinio de la empresa brasileña de cosmética Natura, que ha convertido la defensa de la sostenibil­idad ambiental en parte de su marca y acaba de comprar Avon. Un ramillete de ONG locales e internacio­nales han asesorado a los creadores para que su relato sea, con permiso de los cánones del entretenim­iento, fiel a la realidad. La directora insiste en que “el medio ambiente y las preguntas en torno a él deben ser un asunto presente en los hogares, los bares, en WhatsApp y las comidas familiares” porque esta no es una cuestión “de derechas o izquierdas, de progresist­as o conservado­res, hablamos de la existencia humana”. Aruanas

© PressReader. All rights reserved.