Cri­mi­na­li­zar al vul­ne­ra­ble

El País (País Vasco) - - OPINIÓN -

Me re­sul­ta es­pe­cial­men­te alar­man­te el au­men­to de men­sa­jes en con­tra de los in­mi­gran­tes que es­toy le­yen­do es­tos úl­ti­mos días en re­des so­cia­les y que creo que su­po­nen una im­por­tan­te vic­to­ria pa­ra aque­llos que vie­nen es­con­dien­do el ra­cis­mo y la xe­no­fo­bia de­trás de la in­co­rrec­ción po­lí­ti­ca. Con la com­pli­ci­dad de po­lí­ti­cos irres­pon­sa­bles, hoy se di­fun­den bu­los so­bre quie­nes sal­van a gen­te de mo­rir en el mar; se ha con­se­gui­do que el acró­ni­mo de “me­nor ex­tran­je­ro no acom­pa­ña­do”, que no es más que un ni­ño que va­ga so­lo por el ma­pa, sea ca­si un si­nó­ni­mo de de­lin­cuen­te, y se ha na­tu­ra­li­za­do ne­gar opor­tu­ni­da­des a nues­tros igua­les con un re­cu­rren­te “mé­te­los en tu ca­sa”. No sé en qué mo­men­to de­ja­mos de te­ner hu­ma­ni­dad, pe­ro en una so­cie­dad en la que se cri­mi­na­li­za al vul­ne­ra­ble na­die es­tá a sal­vo del aban­dono ni del ol­vi­do.

Pa­blo Na­va­rro Lá­za­ro

Stutt­gart (Ale­ma­nia)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.