El nor­te de Ma­rrue­cos no es tie­rra pa­ra los sub­saha­ria­nos

Las au­to­ri­da­des ma­rro­quíes in­ten­si­fi­can la re­pre­sión con­tra los mi­gran­tes que lle­gan a Na­dor pa­ra cru­zar a Me­li­lla es­te

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - LAU­RA J. VA­RO,

Moha­med tie­ne un ca­llo en la mu­ñe­ca del ta­ma­ño de una pe­lo­ta de pim­pón. Se lo se­ña­la in­ten­tan­do ilus­trar có­mo ac­túan los agen­tes ma­rro­quíes cuan­do pi­llan a al­guien en las cer­ca­nías de la va­lla que se­pa­ra Na­dor de Me­li­lla, Ma­rrue­cos de Es­pa­ña. “Nos apro­xi­ma­mos cua­tro per­so­nas”, re­cuer­da de aquel pri­mer in­ten­to de sal­to fra­ca­sa­do. “Un pe­rro aler­tó a los mi­li­ta­res: Es­tá­ba­mos es­con­di­dos en la ma­le­za, nos vie­ron, nos atra­pa­ron y nos em­pe­za­ron a pe­gar. Me die­ron en el pie, en el bra­zo, en la ca­be­za”, si­gue.

Or­ga­ni­za­cio­nes co­mo la Aso­cia­ción Ma­rro­quí de De­re­chos Hu­ma­nos (AMDH) de­nun­cian un au­men­to de la vio­len­cia con­tra los mi­gran­tes sub­saha­ria­nos que se re­fu­gian en Na­dor a la es­pe­ra de ac­ce­der a la ve­ci­na Me­li­lla. Pa­ra Omar Na­ji, vi­ce­pre­si­den­te y delegado en la pro­vin­cia fron­te­ri­za, se tra­ta de ope­ra­cio­nes de “ven­gan­za gra­tui­ta”. “La prin­ci­pal di­fe­ren­cia con res­pec­to al año pa­sa­do son las de­ten­cio­nes ma­si­vas de emi­gran­tes”, ase­gu­ra; “en 2019 ha ha­bi­do más de 9.000 de­te­ni­dos”. “El nor­te de Ma­rrue­cos es te­rri­to­rio prohi­bi­do pa­ra los sub­saha­ria­nos”, pun­tua­li­za.

A Moha­med, mi­gran­te ma­lien­se de 23 años, le que­da­ban por de­lan­te seis me­ses y me­dio de tras­la­dos su­ma­rios, re­da­das, pa­li­zas y ro­bos, has­ta que en ju­lio, a la sép­ti­ma, con­si­guió cru­zar la ba­rre­ra y po­ner pie en Eu­ro­pa.

Más de 9.000 per­so­nas han si­do de­te­ni­das año en el país

Otros dos com­pa­trio­tas se que­da­ron por el ca­mino. “Eso es al­go que real­men­te me cho­có”, re­co­no­ce ya en el CETI de Me­li­lla, don­de re­si­de des­de ha­ce dos se­ma­nas. “La po­li­cía y los mi­li­ta­res ma­rro­quíes te tra­tan co­mo un pe­rro, te dan por to­dos la­dos”.

Las de­ten­cio­nes se pro­du­cen de for­ma alea­to­ria y su­ma­ria. Des­pués, los mi­gran­tes son tras­la­da­dos a ciu­da­des ale­ja­das de la fron­te­ra, ha­cia el sur, co­mo Erra­chi­dia, Be­ni Me­lal o Fez, don­de, has­ta 2018, po­dían per­ma­ne­cer en cam­pa­men­tos a las afue­ras, aho­ra arra­sa­dos. Ya no tie­nen lu­gar de re­po­so. “La úni­ca al­ter­na­ti­va es re­gre­sar a Na­dor, a la fron­te­ra”, es­gri­me Moha­med, que pa­só va­rios me­ses en­tre Be­ni Me­lal y Ca­sa­blan­ca.

“Es un jue­go”, cri­ti­ca Na­ji, “una pa­ra­do­ja de la po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria ma­rro­quí: ¿pa­ra qué de­te­ner y tras­la­dar a mi­gran­tes que lue­go van a re­gre­sar a Na­dor?”. El ac­ti­vis­ta se res­pon­de: “Ma­rrue­cos tie­ne que jus­ti­fi­car la fi­nan­cia­ción que vie­ne de Eu­ro­pa”. La le­ta­nía de vio­la­cio­nes co­me­ti­das por las fuer­zas au­xi­lia­res, un cuer­po pa­ra­mi­li­tar de­pen­dien­te del Mi­nis­te­rio del In­te­rior ma­rro­quí, no es nue­va, pe­ro sí se ha sis­te­ma­ti­za­do en un “cli­ma de te­rro­ris­mo” con­tra­rio a la pro­pia ley ma­rro­quí, se­gún el re­pre­sen­tan­te de la AMDH.

“A ve­ces man­dan ma­to­nes que nos ata­can con cuchillos pa­ra que no po­da­mos de­cir na­da”, cuen­ta Sam­ba, ma­lien­se de 21 años afi­cio­na­do al fút­bol. El jo­ven es una de las 51 per­so­nas que sal­ta­ron la va­lla en el úl­ti­mo sal­to co­lec­ti­vo el pa­sa­do ju­lio. Unas 200 per­so­nas lo in­ten­ta­ron. “En el mis­mo mo­men­to del sal­to, em­pe­za­ron a apa­lear­nos”, re­cuer­da, “dis­pa­ra­ban con pis­to­las eléc­tri­cas, nos ti­ra­ban pie­dras, nos da­ban con pa­los”. Sam­ba pa­só más de un mes a la in­tem­pe­rie en las afue­ras de Yu­tía, una ba­rria­da a las fal­das del mon­te Gu­ru­gú, uno de los pun­tos de acer­ca­mien­to al pe­rí­me­tro me­li­llen­se pa­ra pre­pa­rar los sal­tos. Allí, las re­da­das son cons­tan­tes: “No da­mos pro­ble­mas, pe­ro los ma­rro­quíes vie­nen a por no­so­tros”.

Las de­ten­cio­nes se pro­du­cen de for­ma alea­to­ria y su­ma­ria

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.