Las fuer­zas se ago­tan a bor­do del ‘Open Arms’

El psi­có­lo­go del bu­que aler­ta de la cre­cien­te ten­sión que vi­ven los mi­gran­tes por el blo­queo de la na­ve en el mar

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - LO­RE­NA PACHO,

Des­pués de 14 días en al­ta mar y dos fren­te a la cos­ta de la is­la ita­lia­na de Lam­pe­du­sa, vien­do una tie­rra que no es­tán au­to­ri­za­dos a to­car, los 134 in­mi­gran­tes que que­dan a bor­do del Open Arms no pue­den más, es­tán al lí­mi­te de sus fuer­zas, fí­si­cas y men­ta­les. El psi­có­lo­go a bor­do de la em­bar­ca­ción es­pa­ño­la, Ales­san­dro di Be­ne­det­to, voluntario de la or­ga­ni­za­ción Emer­gency, ex­pli­có ayer a EL PAÍS que las úl­ti­mas eva­cua­cio­nes “a cuen­ta­go­tas” —nue­ve per­so­nas el jue­ves por la tar­de y otras cua­tro de ma­dru­ga­da por ra­zo­nes mé­di­cas— han cau­sa­do un efec­to de­mo­le­dor en los áni­mos del pa­sa­je. “La si­tua­ción, que de por sí era dra­má­ti­ca, se ha vuel­to in­sos­te­ni­ble y co­rre­mos el ries­go de vi­vir una tra­ge­dia”, aler­tó por te­lé­fono des­de el bu­que.

En las úl­ti­mas ho­ras, se­gún el re­la­to del psi­có­lo­go, se re­gis­tra­ron “com­por­ta­mien­tos agre­si­vos” en­tre al­gu­nos pa­sa­je­ros, pre­sos de la de­ses­pe­ra­ción. “Se ha pro­du­ci­do un in­ten­to de sui­ci­dio y un pe­que­ño gru­po de pa­sa­je­ros ha tra­ta­do de ti­rar­se al mar”, se­ña­ló. Y apun­tó que las eva­cua­cio­nes en pe­que­ños gru­pos “han au­men­ta­do la ra­bia y la frus­tra­ción de los que to­da­vía si­guen a bor­do, que pi­den cons­tan­te­men­te ser eva­cua­dos”. Di Be­ne­det­to apre­mia a las au­to­ri­da­des ita­lia­nas: “Es el mo­men­to de que ba­jen to­dos”.

Los de­ta­lles de las úl­ti­mas per­so­nas eva­cua­das de la na­ve de ban­de­ra es­pa­ño­la dan idea de las enor­mes ne­ce­si­da­des a bor­do. Uno de los en­fer­mos que sa­lió del bar­co en la ma­dru­ga­da de ayer te­nía una in­fec­ción en un oí­do y otro pre­sen­ta­ba com­pli­ca­cio­nes en una vie­ja he­ri­da mal cu­ra­da por ar­ma de fue­go en un pie. Marc Reig, ca­pi­tán del bu­que, se­ña­ló en de­cla­ra­cio­nes a TVE que la si­tua­ción iba a peor: “To­do el mun­do es­tá psi­co­ló­gi­ca­men­te ro­to. No po­de­mos aguan­tar más es­ta si­tua­ción. Ca­da se­gun­do que pa­sa, la bom­ba co­rre un se­gun­do pa­ra atrás. O al­guien cor­ta el ca­ble ro­jo y des­ac­ti­va es­ta bom­ba ya o el Open Arms va a ex­plo­tar”.

/ FRAN­CIS­CO GENTICO

Un gru­po de mi­gran­tes es­pe­ra en la cu­bier­ta del Open Arms la au­to­ri­za­ción de Ita­lia pa­ra des­em­bar­car en Lam­pe­du­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.