Ca­sa­do acu­sa a Sán­chez de un “efec­to lla­ma­da” que alien­ta a las ma­fias

Po­de­mos cri­ti­ca al Eje­cu­ti­vo por ha­ber ac­tua­do “con re­tra­so” en la cri­sis

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - J. MAR­COS / A. MAR­COS,

El pre­si­den­te del PP, Pablo Ca­sa­do, acu­só ayer al pre­si­den­te en fun­cio­nes, Pe­dro Sán­chez, de pro­vo­car un “efec­to lla­ma­da” con su po­lí­ti­ca an­te el dra­ma de la in­mi­gra­ción en el Me­di­te­rrá­neo. “Nues­tra preo­cu­pa­ción es que, con la ma­la ges­tión de la cri­sis del Open Arms, vuel­van las ma­fias a pre­sen­tar a Es­pa­ña co­mo el país re­cep­tor de cual­quier ti­po de em­bar­ca­ción don­de des­di­cha­dos in­mi­gran­tes son ex­plo­ta­dos por las ma­fias arries­gan­do su vi­da pa­ra in­ten­tar me­jo­rar las con­di­cio­nes en las que vi­ven”, afir­mó.

Pe­se a ello, Ca­sa­do re­co­no­ció que la en­tra­da irre­gu­lar de in­mi­gran­tes por las cos­tas an­da­lu­zas ha dis­mi­nui­do sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te en el úl­ti­mo año. La se­ma­na pa­sa­da ha­bían al­can­za­do las cos­tas es­pa­ño­las po­co más de 18.000 per­so­nas, un 39% me­nos res­pec­to al mis­mo pe­rio­do de 2018. “Las ci­fras son in­con­tes­ta­bles, se han ate­nua­do”, asin­tió. A la te­sis del efec­to lla­ma­da se apun­tó la lí­der ma­dri­le­ña de Vox, Ro­cío Mo­nas­te­rio, quien se mos­tró com­pren­si­va con la ac­ti­tud del ul­tra­de­re­chis­ta ita­liano Mat­teo Sal­vi­ni por­que los po­lí­ti­cos, ale­gó, “no pue­den ser cóm­pli­ces de los que tra­fi­can con per­so­nas”.

Ca­sa­do y Mo­nas­te­rio hi­cie­ron es­tas de­cla­ra­cio­nes en la to­ma de po­se­sión de la nue­va pre­si­den­ta ma­dri­le­ña, Isa­bel Díaz Ayu­so. Su vi­ce­pre­si­den­te, Ig­na­cio Agua­do, de Ciu­da­da­nos, cri­ti­có los “ban­da­zos” de Sán­chez en la cri­sis pe­ro evi­tó ha­cer­lo con los co­men­ta­rios de Mar­cos de Quin­to, dipu­tado na­cio­nal y miem­bro de la di­rec­ción de Ciu­da­da­nos, que ca­li­fi­có en su cuen­ta de Twit­ter de “bien co­mi­dos pa­sa­je­ros” a los in­mi­gran­tes res­ca­ta­dos en al­ta mar por el bu­que hu­ma­ni­ta­rio. El vi­ce­pre­si­den­te de Cas­ti­lla y León, Fran­cis­co Igea, tam­bién de Cs, dis­cul­pó a De Quin­to ale­gan­do que “to­dos te­ne­mos días des­afor­tu­na­dos”.

En Po­de­mos, la eu­ro­dipu­tada Ma­ría Eu­ge­nia Ro­drí­guez Pa­lop se con­vir­tió en la voz crí­ti­ca con la ges­tión del Go­bierno de la cri­sis del Open Arms. “Es­pa­ña ha reac­cio­na­do con re­tra­so”, ase­gu­ró. “La de­mo­ra en el sis­te­ma de re­par­to y la si­tua­ción que se vi­ve en el bar­co se po­dían ha­ber evi­ta­do si el Go­bierno hu­bie­ra ac­tua­do cuan­do, por ejem­plo, Bar­ce­lo­na ofre­ció su puer­to. Aho­ra es tar­de”, abun­dó la eu­ro­dipu­tada, que se mos­tró “per­ple­ja” an­te las de­cla­ra­cio­nes de la vi­ce­pre­si­den­ta

Car­men Cal­vo en las que, se­gún su in­ter­pre­ta­ción, “des­li­za res­pon­sa­bi­li­da­des so­bre Òs­car Camps”, fun­da­dor de la ONG.

“No hay que echar­le un pul­so a [Mat­teo] Sal­vi­ni en los mis­mos tér­mi­nos que él ac­túa. Te­ne­mos ex­pe­rien­cia de ha­cer­lo me­jor, co­mo su­ce­dió con el Aqua­rius”, re­cla­mó Ro­drí­guez Pa­lop re­mon­tán­do­se a la cri­sis de ha­ce un año, en la que el bu­que ci­ta­do des­em­bar­có en Va­len­cia tras res­ca­tar a 630 mi­gran­tes fren­te a las cos­tas de Li­bia. La lí­der de Uni­das Po­de­mos en Eu­ro­pa abo­ga por la pues­ta en mar­cha de un Sal­va­men­to Ma­rí­ti­mo Eu­ro­peo pú­bli­co, si­mi­lar al es­pa­ñol. Y ha plan­tea­do an­te la Co­mi­sión Eu­ro­pea la con­ve­nien­cia de que se ini­cie un pro­ce­di­mien­to de in­frac­ción con­tra Ita­lia por su po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria, co­mo ya se ha he­cho con Hun­gría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.