El in­creí­ble ro­bo de la mo­ne­da de oro de 100 kilos

Tres en­ca­pu­cha­dos se lle­va­ron en 2017 de un mu­seo en Ber­lín la Gran Ho­ja de Arce, va­lo­ra­da en 3,7 mi­llo­nes

El País (País Vasco) - - SOCIEDAD - ANA CAR­BA­JO­SA,

Me­dia­dos de agos­to en la sa­la 817 del tri­bu­nal pro­vin­cial de Ber­lín. Una nu­be de abo­ga­dos en­fun­da­dos en to­gas ne­gras ro­dean a la juez y mi­ran con aten­ción un fo­lio trans­pa­ren­te en el que se ve una man­cha fuc­sia im­pre­sa. Tra­tan de des­ci­frar la trans­pa­ren­cia en la que el pe­ri­to ha plas­ma­do las huellas de los su­pues­tos la­dro­nes de una mo­ne­da de oro mas­to­dón­ti­ca ro­ba­da en ple­na no­che del mu­seo Bo­de. “Co­rres­pon­den a tres guan­tes, los tres del mis­mo ta­ma­ño”, ha­bía ade­lan­ta­do mi­nu­tos an­tes el ex­per­to. A su es­pal­da, tam­bién en la pe­que­ña sa­la fo­rra­da de ma­de­ra, los cua­tro acu­sa­dos guar­dan si­len­cio y ba­jan la mi­ra­da.

Tres per­te­ne­cen a uno de los gran­des cla­nes fa­mi­lia­res y cri­mi­na­les que ope­ran en la ca­pi­tal ale­ma­na. El cuar­to era el vi­gi­lan­te del mu­seo la no­che del es­pec­ta­cu­lar cri­men, del que que­dan to­da­vía de­ma­sia­dos ca­bos por atar y pre­gun­tas por res­pon­der. En­tre ellas, la prin­ci­pal: dón­de es­tá la Gran Ho­ja de Arce, la se­gun­da ma­yor mo­ne­da de oro del mun­do. Pe­sa —o pe­sa­ba— 100 kilos, me­día me­dio me­tro de diá­me­tro y es­ta­ba va­lo­ra­da en 3,75 mi­llo­nes de eu­ros.

El es­pec­ta­cu­lar ro­bo su­ce­dió ha­ce al­go más de dos años. Fue un lu­nes, el 27 de mar­zo de 2017, a las tres de la ma­ña­na en la Is­la de los Mu­seos de Ber­lín. Tres en­ca­pu­cha­dos ves­ti­dos de ne­gro se ba­jan en la es­ta­ción de me­tro de Hac­kes­cher Markt, en pleno cen­tro de la ca­pi­tal ale­ma­na. Sal­tan des­de el paso ele­va­do del tren con una es­ca­le­ra de mano y se cue­lan por una ven­ta­na ro­ta y con la alar­ma des­co­nec­ta­da en el ves­tua­rio de vi­gi­lan­tes del cé­le­bre mu­seo Bo­de de es­cul­tu­ra. Ac­ce­den a la sa­la 243, don­de se ex­po­ne la gi­gan­tes­ca mo­ne­da de oro. Rom­pen la vi­tri­na con un ha­cha y sa­can el bo­tín con un ca­rri­to y asom­bro­sa fa­ci­li­dad. Fue­ra, al otro la­do del río, en un par­que cer­cano, es­pe­ra un co­che. Se dan a la fu­ga.

Fue­ron 16 mi­nu­tos, el pla­zo del que dis­po­nían an­tes de que el vi­gi­lan­te ter­mi­na­ra su ron­da. En el mo­men­to del gran gol­pe, el guar­da se en­con­tra­ba ca­sual­men­te en el só­tano y no oyó na­da. La sa­la ca­re­cía de cá­ma­ras. El ta­ma­ño y el pe­so del te­so­ro eran la prin­ci­pal me­di­da de

/ GETTY IMAGES

De­nis W., uno de los cua­tro acu­sa­dos, en la pri­me­ra se­sión del jui­cio en enero.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.