Ma­cri se im­po­ne la mi­sión de sos­te­ner el pe­so has­ta el fi­nal de su man­da­to

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - EN­RIC GON­ZÁ­LEZ,

Mau­ri­cio Ma­cri se ha im­pues­to una do­ble mi­sión pa­ra los ca­si cua­tro me­ses que to­da­vía le res­tan de man­da­to: ali­viar las pe­nu­rias de los ar­gen­ti­nos y sos­te­ner el pe­so a to­da

El pe­so ha per­di­do ca­si un 30% de su va­lor des­de el día 12. Las pa­la­bras de La­cun­za y Sand­le­ris no fre­na­ron la caí­da y el pe­so se de­ja­ba ca­si el 2% fren­te a la di­vi­sa es­ta­dou­ni­den­se, has­ta ca­si 59 pe­sos por dó­lar, sin lle­gar a los 60 pe­sos por dó­lar que el Go­bierno (y la opo­si­ción, en pa­la­bras de Al­ber­to Fer­nán­dez) pa­re­ce con­si­de­rar co­mo lí­mi­te. A prin­ci­pios de 2018, el dó­lar cos­ta­ba me­nos de 19 pe­sos.

Se­gún La­cun­za, “el pro­ce­so elec­to­ral afec­ta a la es­ta­bi­li­dad cam­bia­ria” por­que “el mer­ca­do pres­ta más aten­ción al fu­tu­ro que al pre­sen­te” y agre­gó que “más im­por­tan­te que lo que pue­da ha­cer el Go­bierno es lo que pue­da de­cir la opo­si­ción”, en cla­ra re­fe­ren­cia al can­di­da­to pe­ro­nis­ta, el gran fa­vo­ri­to pa­ra ga­nar la pre­si­den­cia tras su vic­to­ria en las pri­ma­rias.

Tan­to que el pre­si­den­te Mau­ri­cio Ma­cri an­ti­ci­pó el lu­nes a Fer­nán­dez las lí­neas que ayer lan­zó el nue­vo mi­nis­tro. Enemi­gos has­ta aho­ra irre­con­ci­lia­bles, am­bos lí­de­res acor­da­ron man­te­ner una lí­nea de dia­lo­go per­ma­nen­te que re­duz­ca la ten­sión po­lí­ti­ca y lle­ve cal­ma a los mer­ca­dos. Ma­cri dio las gra­cias ayer al nue­vo mi­nis­tro por “acep­tar es­ta res­pon­sa­bi­li­dad com­ple­ja en un mo­men­to tan di­fí­cil” y le pi­dió que man­tu­vie­ra “el fo­co en cui­dar a los ar­gen­ti­nos”.

Her­nán La­cun­za tra­tó de de­mos­trar que las me­di­das de ali­vio apro­ba­das por el Go­bierno (re­duc­ción de im­pues­tos so­bre el sa­la­rio, bo­ni­fi­ca­cio­nes a fun­cio­na­rios, su­pre­sión del IVA a los ali­men­tos bá­si­cos y con­ge­la­ción del pre­cio de la ga­so­li­na) no su­pon­drían un de­te­rio­ro de las fi­nan­zas pú­bli­cas. Di­jo que el cos­te to­tal de las me­di­das re­pre­sen­ta so­la­men­te el 0,3% del PIB y que po­drían fi­nan­ciar­se con el su­pe­rá­vit pri­ma­rio al­can­za­do en el pre­su­pues­to. Pe­ro ad­mi­tió, al igual que Sand­le­ris, cos­ta. Su nue­vo mi­nis­tro de Ha­cien­da, Her­nán La­cun­za, pro­me­tió ayer que ha­ría lo po­si­ble pa­ra es­ta­bi­li­zar la di­vi­sa. “Es lo me­jor que po­de­mos ha­cer por las fa­mi­lias de me­no­res in­gre­sos y de in­gre­sos me­dios”, di­jo. La­cun­za pi­dió la coope­ra­ción de la opo­si­ción pe­ro­nis­ta. Por su par­te, el pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral, Gui­do Sand­le­ris, ga­ran­ti­zó que no gas­ta­ría las re­ser­vas en dó­la­res de la en­ti­dad pa­ra apun­ta­lar la mo­ne­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.