El bu­que ‘Au­daz’ trae­rá a Es­pa­ña a 15 res­ca­ta­dos del ‘Open Arms’

Ita­lia in­mo­vi­li­za el bu­que de la ONG por “gra­ves ano­ma­lías de se­gu­ri­dad”

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - L. A. / L. P.,

El Au­daz, el bu­que de la Ar­ma­da que ha en­via­do el Go­bierno a Lam­pe­du­sa pa­ra re­co­ger a los in­mi­gran­tes del Open Arms so­lo trae­rá a los 15 que se­rán aco­gi­dos por Es­pa­ña. La vi­ce­pre­si­den­ta del Go­bierno, Car­men Cal­vo, con­fir­mó ayer que esa se­rá la ci­fra de­fi­ni­ti­va tras con­cre­tar­se el plan de re­par­to en­tre va­rios paí­ses eu­ro­peos. “Los trae­re­mos a nues­tro país en una res­pues­ta hu­ma­ni­ta­ria que el pre­si­den­te ini­ció cuan­do nues­tro bu­que sa­lió de Ro­ta”, se­ña­ló Cal­vo en Cór­do­ba,

in­for­ma Eu­ro­pa Press. Se es­pe­ra que el bu­que, que par­tió el pa­sa­do mar­tes, lle­gue en las pró­xi­mas ho­ras a Lam­pe­du­sa, la is­la ita­lia­na en la que fi­nal­men­te lo­gró des­em­bar­car el Open Arms ese día. Cal­vo de­fen­dió la op­ción del bar­co, fren­te al via­je en avión, con el ar­gu­men­to de que re­sul­ta “mu­cho más se­gu­ra y mu­cho más fá­cil”.

Por otra par­te, el Mi­nis­te­rio de Trans­por­tes ita­liano acor­dó ayer in­mo­vi­li­zar el bu­que de la ONG por “gra­ves ano­ma­lías de se­gu­ri­dad”. Du­ran­te una ins­pec­ción rea­li­za­da por ex­per­tos de la Guardia Cos­te­ra, se de­tec­ta­ron de­fi­cien­cias en se­gu­ri­dad de la na­ve­ga­ción, res­pe­to al me­dio am­bien­te ma­rino, adies­tra­mien­to y fa­mi­lia­ri­za­ción de la tri­pu­la­ción

con los pro­ce­di­mien­tos de emer­gen­cia pre­vis­tos a bor­do.

El bu­que no po­drá aban­do­nar el puer­to de Por­to Empe­docle (Si­ci­lia) has­ta que no se sub­sa­nen las irre­gu­la­ri­da­des téc­ni­cas y ope­ra­ti­vas que se han de­tec­ta­do du­ran­te la ins­pec­ción. En cual­quier ca­so, ya es­ta­ba so­me­ti­do a una or­den de em­bar­go del fis­cal de Agri­gen­to que in­ves­ti­ga la ne­ga­ti­va del Go­bierno a au­to­ri­zar el des­em­bar­co de los in­mi­gran­tes.

Tras cul­mi­nar la tra­ve­sía de la na­ve, Es­pa­ña se­rá el pri­mer país en ha­cer­se car­go de una par­te de los migrantes que per­ma­ne­cie­ron 20 días blo­quea­dos en el mar por la ne­ga­ti­va ita­lia­na a abrir los puer­tos al Open Arms. Fran­cia y Ale­ma­nia asu­mi­rán la

ma­yor cuo­ta, con 40 per­so­nas ca­da uno, mien­tras que Portugal aco­ge­rá a 10 y Lu­xem­bur­go a un nú­me­ro si­mi­lar, se­gún fuen­tes gu­ber­na­men­ta­les de va­rios de los paí­ses im­pli­ca­dos.

La cri­sis ge­ne­ra­da en el bar­co de ban­de­ra es­pa­ño­la con­di­cio­na tam­bién la agen­da po­lí­ti­ca en Es­pa­ña. Po­de­mos ha evi­ta­do ejer­cer más pre­sión so­bre el pre­si­den­te, Pe­dro Sán­chez, al re­nun­ciar a pe­dir su comparecen­cia en el Con­gre­so, co­mo sí han he­cho PP y Ciu­da­da­nos. En su lu­gar, la for­ma­ción de Pa­blo Igle­sias exi­ge que sea la vi­ce­pre­si­den­ta quien ex­pli­que la cri­sis. Sin el apo­yo de Po­de­mos, la ini­cia­ti­va de que Sán­chez dé ex­pli­ca­cio­nes en el Par­la­men­to de­cae por fal­ta de apo­yo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.