EE UU in­ves­ti­ga a las fir­mas de va­pea­do­res tras de­tec­tar da­ños pul­mo­na­res gra­ves

153 per­so­nas han su­fri­do le­sio­nes aso­cia­das al uso del ci­ga­rri­llo elec­tró­ni­co. La au­to­ri­dad sa­ni­ta­ria pide más es­tu­dios

El País (País Vasco) - - SOCIEDAD - ANTONIA LABORDE,

Va­rios hos­pi­ta­les en 16 Es­ta­dos de EE UU han re­ci­bi­do en los dos úl­ti­mos me­ses pa­cien­tes —en ge­ne­ral jó­ve­nes— con pro­ble­mas gra­ves de res­pi­ra­ción. Los 153 ca­sos usa­ban ci­ga­rri­llos elec­tró­ni­cos pa­ra va­pear ni­co­ti­na o te­tra­hi­dro­can­na­bi­nol, el com­pues­to de la ma­rihua­na res­pon­sa­ble de los efec­tos psi­co­tró­pi­cos. El Cen­tro pa­ra el Con­trol y la Pre­ven­ción de Enfermedad­es (CDC, por sus si­glas en in­glés) sos­tie­ne que ne­ce­si­ta más es­tu­dios pa­ra de­ter­mi­nar si el va­peo es res­pon­sa­ble de es­tos efec­tos. Un co­mi­té del Con­gre­so es­ta­dou­ni­den­se ha abier­to es­ta se­ma­na una in­ves­ti­ga­ción a las cua­tro prin­ci­pa­les com­pa­ñías de ci­ga­rri­llos elec­tró­ni­cos so­bre los impactos en la sa­lud pú­bli­ca de sus pro­duc­tos y sus prác­ti­cas de co­mer­cia­li­za­ción, es­pe­cial­men­te en los ado­les­cen­tes.

El pre­si­den­te del Co­mi­té de Ener­gía y Co­mer­cio, Frank Pa­llo­ne Jr., en­vió es­te miér­co­les una car­ta a Juul, la com­pa­ñía es­ta­dou­ni­den­se que ha re­vo­lu­cio­na­do el mer­ca­do de los ci­ga­rri­llos elec­tró­ni­cos, en la que le pre­gun­ta­ba si ha­bía rea­li­za­do o fi­nan­cia­do es­tu­dios so­bre las im­pli­ca­cio­nes pa­ra la sa­lud del uso de sus pro­duc­tos y la efec­ti­vi­dad de la com­pa­ñía pa­ra ayu­dar a los con­su­mi­do­res a de­jar de fu­mar. Tam­bién si ha­bían en­via­do la in­for­ma­ción re­co­pi­la­da has­ta aho­ra a la Ad­mi­nis­tra­ción de Ali­men­tos y Me­di­ca­men­tos (FDA, por sus si­glas en in­glés). “Me preo­cu­pa que los pro­duc­tos [de su­mi­nis­tro elec­tró­ni­co de ni­co­ti­na], co­mo Juul, con­ti­núen sien­do di­fun­di­dos, co­mer­cia­li­za­dos y uti­li­za­dos, mien­tras que los con­su­mi­do­res ca­re­cen de in­for­ma­ción ade­cua­da pa­ra eva­luar las im­pli­ca­cio­nes que tie­nen en su sa­lud”, le es­cri­bió Pa­llo­ne al con­se­je­ro de­le­ga­do de Juul, Ke­vin Burns.

Las otras em­pre­sas cues­tio­na­das por los le­gis­la­do­res son Fon­tem Ven­tu­res; la di­vi­sión es­ta­dou­ni­den­se de Ja­pan To­bac­co; y Rey­nolds Ame­ri­can Inc. Pa­llo­ne so­li­ci­tó res­pues­tas y do­cu­men­tos an­tes del 20 de sep­tiem­bre. La de­ci­sión del Con­gre­so se dio a co­no­cer el mis­mo día que el in­for­me del CDC so­bre los 153 po­si­bles ca­sos de en­fer­me­dad pul­mo­nar gra­ve aso­cia­da al uso de ci­ga­rri­llos elec­tró­ni­cos. Los mé­di­cos han di­cho que las do­len­cias de los pa­cien­tes son si­mi­la­res a una le­sión por in­ha­la­ción, con los pul­mo­nes apa­ren­te­men­te reac­cio­nan­do a una sus­tan­cia quí­mi­ca. Has­ta aho­ra nin­gún pro­duc­to o com­pues­to de va­peo se ha re­la­cio­na­do con to­dos los ca­sos, y las au­to­ri­da­des han des­car­ta­do que se tra­te de una in­fec­ción.

En Es­ta­dos Uni­dos se ha­bla de una epi­de­mia del va­peo en­tre los ado­les­cen­tes. Se­gún la en­cues­ta anual del CDC, el año pa­sa­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.