La “ver­dad” que ele­gi­mos ver

El País (País Vasco) - - OPINIÓN -

Es muy di­fí­cil asi­mi­lar que to­dos so­mos más o me­nos ma­rio­ne­tas de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción. Ca­da uno de ellos ofre­ce sus “ver­da­des” y ca­da uno elige cuál con­su­mir y de cuál nu­trir­se. To­dos sa­be­mos qué es lo que va­mos a en­con­trar se­gún el ca­nal de te­le­vi­sión que vea­mos, el dia­rio que lea­mos o la ra­dio que es­cu­che­mos. A par­tir de ahí, ya es­ta­mos eli­gien­do qué reali­dad que­re­mos ver. Mien­tras ca­da par­te de es­ta so­cie­dad crea que tie­ne el 100% de la ver­dad, es­ta­mos per­di­dos. Cre­cer co­mo per­so­nas im­pli­ca asu­mir que to­dos te­ne­mos ver­da­des par­cia­les, y que el de­sa­rro­llo so­lo es po­si­ble cuan­do esas ver­da­des par­cia­les se in­te­gran en una ma­yor. Pe­ro pa­ra eso ha­ce fal­ta mu­cha hu­mil­dad. Ca­da uno pue­de ele­gir qué creer, pe­ro siem­pre es­cu­chan­do, res­pe­tan­do, ana­li­zan­do, in­ten­tan­do apren­der unos de otros. De lo con­tra­rio, la grie­ta se con­ver­ti­rá en un abis­mo.

Agus­tín Ca­ra­be­lli. Bue­nos Ai­res (Ar­gen­ti­na) ove­jas, au­lli­dos, ras­tros, huer­tas, bre­zos, ave­lla­nos, sen­de­ros, so­sie­go. Tam­bién no­so­tros per­de­mos mu­cho el res­to del año. Pa­ra­fra­sean­do aque­lla ci­ta de Bla­de Run­ner, qué lás­ti­ma que to­dos esos pue­blos no pue­dan vi­vir, ¿pe­ro quién vi­ve? Nos lo he­mos mon­ta­do mal.

Na­cho Ál­va­rez-Bo­rrás Fei­joó

Vi­ña­yo (León)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.